RSS

Archivo de la etiqueta: Escambray

El mejor homenaje en el 51 cumpleaños de Vanguardia

Por Arturo Chang

Vanguardia se mantiene como semanario desde el comienzo del Período Especial. También publica como impresos el humorístico Melaíto,; Manantial, dedicado a los lectores de las serranías;, y El Santaclareño, para la capital provincial. Tiene su sitio digital: con Foros incluidos

Vanguardia se mantiene como semanario desde el comienzo del Período Especial. También publica como impresos el humorístico Melaíto,; Manantial, dedicado a los lectores de las serranías;, y El Santaclareño, para la capital provincial. Tiene su sitio digital con Foros incluidos

Cuando salió el primer número de Vanguardia  el 9 de agosto de 1962, tenía yo 10 años, y el principal reportaje de esa edición era la cooperativa pesquera enclavada en mi terruño natal, Casilda, en la actual provincia de Sancti Spíritus   .

Desde aquel entonces el diario circuló en el territorio de la provincia de Las Villas, hasta ser multiplicado a partir de la División Política Administrativa de 1976: en Villa Clara  ‎ (se mantuvo Vanguardia), Cienfuegos   (creó el 5 de Septiembre   ) y Sancti Spíritus (donde tuvo origen Escambray , del cual soy fundador).

Quiso la casualidad que estuviera este próximo pasado 9 de agosto –cincuenta y un años exactos después- en horas de la mañana, en esa entidad de captura de especies marinas.

Allí hablé con muchos conocidos a quienes tuve que redescubrir tras las venerables marcas del tiempo, todos de mi edad, 61 años o más, y sin ser una ceremonia, ni un acto, ni una actividad, rindieron homenaje al periódico Vanguardia, pues tanto los veteranos como los más jóvenes demostraron conocer esta publicación, los primeros porque lo recordaban desde los momentos fundacionales y los segundos por haberlo leído en viajes a Villa Clara.

¿Y saben qué? Pues que uno de ellos comenzó el espontáneo encuentro felicitándome por el aniversario del cincuentenario periódico, pues lo había oído por Radio Reloj, temprano en la mañana, y ahí fue donde arrancamos a hablar largo y tendido de los que aparecieron en aquel reportaje titulado “Son superadas en Casilda las metas de producción pesquera” de la edición fundacional y también del rotativo del cual fui corresponsal en las regiones del Escambray, Cienfuegos y Sancti Spíritus, y también reportero atendiendo zafra azucarera y luego agricultura, jefe de información y sub director por 10 años y director por 16 años hasta que ahora vuelvo a mis añoradas andanzas reporteriles.

Read the rest of this entry »

 
 

Etiquetas: , , , , ,

Hay ladrillos en Las Tunas… y más baratos

Fabricación artesanal de ladrillos

Fabricación artesanal de ladrillos. Foto tomada de Cubadebate

Regresaba la otra tarde del Oncológico, tras imponerme el sétimo suero (solo me faltan tres para terminar este ciclo), cuando decidí saludar amigos y vecinos, en las dos mesas de dominó que se arman cada mediodía junto a las puertas del mercado del edificio donde vivo.

Me sumergí en esa pura estampa criolla seguro de que vendría alguna pregunta al menos sobre un asunto de actualidad: el proceso eleccionario en Venezuela, la situación en Siria e Irán (en fin en el Medio Oriente) o en la península de Corea. Valoré también que quizá me pidieran evaluaciones acerca de la situación económica de Cuba o la figura de Miguel Díaz Canel, nuevo vice presidente primero del Consejo de Estado.

Cuál no mi sorpresa cuando me espetaron casi sin dejarme llegar: Periodista, ¿Usted a leído en la segunda página del periódico Granma del miércoles 20, la información relacionada con la producción de ladrillos en Tunas? ¿Cómo es que los particulares hacen más ladrillos y más baratos que el gran complejo estatal?

La duda no me sorprendió. Durante mi estancia en la sala de espera de Quimioterapia  ambulatoria del citado centro hospitalario, y gasté un CUP  , en comprar a un revendedor ambulante un ejemplar de ese diario.

La recordé de inmediato. Era cierto, aparecía firmada por el magnífico profesional y mejor amigo Pastor Batista Valdés, en cabeza de plana, a la derecha, con foto al final, y en cuanto la leí, me asaltó esa incertidumbre.

A Pastor lo conocí aquí en La Habana, a través del hoy reconocido periodista y cronista José Antonio Fulgueira, cuando casi recién graduados, a mediados de la década de los años 80, en unión de otros jóvenes se preparaba para ir a cumplir misión en Angola, en funciones de corresponsales de guerra. Recién lo vi el pasado año, cuando asistí en nombre de la delegación de base de Bohemia,  a las festividades de su natal provincia de Las Tunas por ser ganadora absoluta en la emulación de 2011, de la Unión de Periodistas de Cuba, UPEC. Su atención fue tan cariñosa y respetuosa como siempre.

Sin darle vueltas al asunto contesté a mis compañeros, con rapidez, que tenía igual perplejidad y no la respuesta, pero la averiguaría; y tras saludar a todos me concentré en desarrollo de la data que casi llegaba a su final.

De inmediato subí a la casa y consulté por teléfono a un gran conocido que en su vida profesional –como primer paso en la dirección de centros productores de materiales la construcción-, administró un tejar (N. de la R. Fábrica de materiales de la construcción a partir de barro cocido tales como ladrillos de diferentes tamaños y formas, tejas, racillas y tuberías de diferentes diámetros, entre otros),  ubicado allá por las estribaciones del macizo montañoso del Escambray villaclareño.

No podía demorar en encontrar una respuesta y darla a los “dominoseros”. De seguro algunos jodedores esperarían la rapidez y fiabilidad de mi respuesta y, de no cumplir sus expectativas, darme cuero durante largo tiempo.

Mi fraterno me contestó al instante y preciso: Mira Pedro, no he leído la información pero ante todo puedo decirte, con plena conciencia, que ese es un territorio con muy larga experiencia en la producción artesanal de ladrillos, allí sin dar una patada aparecen productores de tales elementos, son familias enteras en el giro y las tecnologías se pasan de padres a hijos; además son abundantes los yacimientos de barro y  caolín.

Y continuó: son tantos, que el volumen que aportan es considerable y más barata su producción porque no necesitan usar energía eléctrica para amasar y secar esas exiguas cantidades de productos intermedios, utilizan la animal y, en algunas instalaciones, hasta la humana.

También habría que ver cuantas excepciones disfrutan en los pagos de insumos e impuestos. Y se extendió: aseguran, no me consta, que en múltiples ocasiones sus productos no tiene la calidad necesaria para construcciones duraderas ni con seguridad ilimitada para las vidas humanas y los bienes de la sociedad. Es bueno que sepas que no tienen laboratorios para medir los parámetros imprescindibles de la producción terminadas y solo disponen de sus apreciaciones, puramente subjetivas.

Fue todo lo que me dijo, pienso que suficiente. No pocos de esos elementos aparecen también en la información de Granma. Por supuesto, de inmediato bajé y por encima de los gritos de las discusiones se los hice saber todo.

Quedé bien. Y su usted amigo internauta no lo conocía ahora lo sabe. El título mío es pura coña. Y si no ha leído el trabajo de Pastor Batista, búsquelo desde las siguientes líneas y hágalo, está interesante.

Trabajo relacionado:

Hay ladrillos en Las Tunas

 
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Cuba contra el bandidismo

Estoy en vacaciones. He aprovechado esta primera semana en leer y además acompañar a mi nieto en sus juegos de béisbol en la III Copa Gran Habana.

Disfruté de los cuentos cortos inéditos Delirios reunidos, del fraterno periodista Jesús Hernández Pérez, y, también por cortesía de su autor, del texto Fuego cruzado contra las bandas de Pluto y Mangosta, del amigo historiador y coronel (r) José R. Herrera Medina.

Operación Pluto fue el nombre que dio la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos de Norteamérica al plan de sabotajes, atentados, penetraciones, organización, de bandas armadas (incluidas preparación, asistencia técnica, suministro de la logística necesaria incluidas armas y equipos de comunicaciones, asesoramiento para la creación de redes de información y colaboradores), provocaciones así como acciones diplomáticas y económicas, que culminaron en la fracasada invasión mercenaria por Playa Girón. Sobre el tema el autor publicó en 2006 por la Casa Editorial Verde Olivo (con reedición en el 2008 a cargodel Instituto Cubano del Libro), Operación Jaula, contragolpe en el Escambray; precisamente Fuego cruzado… se inicia con un rápido recuento sobre tal impresión.

Como Operación Mangosta fue bautizado el proyecto aprobado por el Grupo Especial Ampliado, del Consejo Nacional de Defensa de USA, para dar una rápida respuesta que permitiera borrar el fracaso de la Operación Pluto.  Tal Grupo fue creado por presidente John F. Kennedy, y el nuevo plan fue presentado por la Fuerza de tarea W, creada especialmente por la CIA para participar en la maniobra.

La nueva obra de Herrera detalla las acciones revolucionarias para contrarrestar todas esas acciones programadas, creadas, financiadas y asesoradas por el imperialismo yankee. El autor dibuja con precisión encomiable, en 243 páginas, desde las condiciones propicias en 1960 para el surgimiento de las primeras bandas hasta la liquidación de las últimas, en 1965. El período tratado con mayor profundidad es el comprendido tras la victoria cubana de abril de 1961.

Cada página deja un rastro indeleble sobre la forma revolucionaria que se enfrentó la agresión, los asesinatos y otras fechorías cometidas por las bandas, el enfrentamiento armado continuo, el surgimiento de nuevos órganos de la defensa (incluidos Lucha contra Bandidos –LCB- y los de inteligencia y contrainteligencia), el avance en la coordinación y apoyo entre las fuerzas, la preparación creciente del personal, el intercambio de experiencias, el mayor aprovechamiento de fuerzas y medios, el trabajo de las organizaciones políticas y de masas, el mejoramiento de las condiciones de vida de los campesinos, pero sobre todo la decisión firme del pueblo de Cuba, liderado por Fidel, de vencer a tan terribles fuerzas del mal. Ese fue el fuego cruzado que recibieron los bandidos.

Fuego… permite apreciar en toda su magnitud la guerra que se llevó a cabo contra esa gavilla de asesinos bien preparados y armados y con asesoría permanente. Me impactó de manera tal que recordé varios episodios personales del último trimestre del ano 1960, las noches de vigilia bajo el estrellado cielo del Escambray villareño, los temores de los primeros días, las tremebundas anécdotas que se contaban sobre los bandidos, el acompasado y sordo sonido de las botas de mi pequeña unidad marchando sobre el mullido y húmedo suelo del monte, la vida de campamento, los interminables tiroteos nocturnos, el olor de la lluvia sobre la tierra.

Pero sobre todo accedí a gran parte dela inmensa tragedia de aquella confrontación que tuvo héroes, mártires, renegados, traidores, familias divididas, pérdidas materiales. Particular atención me provocaron las desdichas de las familias Luján León, de Taguayabón, Sancti Spíritus, donde la madre enterró a los dos hermanos, primero al sargento LCB Isaías, en junio de 1963, y cerca de doce meses después al hermano alzado, Valentín; de Hurtado Hernández que sufrió la muerte en combate del miliciano Miguel  y también en ese combate de Agustín, al acudir en ayuda su hermano; de la Tartabull Chacón de Cumanayagua,  cuando la madre, Marcelina Chacón, veló a su retoño el sargento LCB José Esteban  en agosto de 1962 y casi un año exacto después reprochó al oído del cadáver de su otro hijo, Rigoberto, en un monólogo apenas audible, el haberse alzado contra la Revolución.

 Fuego cruzado contra las bandas de Pluto y Mangosta será  puesto  a la venta en la próxima Feria Internacional del Libro. No deje de leerlo, se lo recomiendo.

 
11 comentarios

Publicado por en 07/08/2011 en Cuba, Política, Revolución, Sociedad, USA

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,