RSS

Archivo de la etiqueta: DESA

Adiós al Chino Ching

No había terminado el segundo timbrazo y ya contestaba con mi acostumbrado: ¿Diga? Cuando aquella voz, desde el otro lado de la línea, pronunció tan solo la primera sílaba de mi nombre, la reconocí y adiviné lo ocurrido. La llamada, aunque esperada, no dejó de sorprenderme. Y entonces comenzó un dolor sordo, profundo, de inconformidad con las inconsecuencias de la vida.

Lourdes, la hija, me habló bastante fuerte, más de lo que yo esperaba para tan difícil instante. Fue corta, concisa: “Pedro, mi papá falleció”. Se me fue un ¡Cojones, coño! y no le pedí disculpas por el irrespeto y palabrota. Tan solo pude balbucear muy rápido, a continuación, como si eso tuviera mucha importancia: ¿A qué hora fue? Me respondió algo insegura: “Como a la una y media”. Enmudecí. Entonces, de inmediato, ella colgó. Eran las tres y media de la madrugada del domingo 20 de noviembre.

Después todo fue un pensar y repensar sobre Rafael Ching Fuentes, el fraterno chino Ching, mientras, avisaba por teléfono a un grupo de compañeros, (amigos todos de hace cerca de 50 años), pasaba correos con la noticia a otros en Angola y Viet Nam, despertaba a mi familia, y nos alistábamos para ir hacia la funeraria.

Desde entonces hasta ahora ha sido una idea obsesionante el hacer un balance de su vida, recordar anécdotas vividas en común, u otras narradas por él o terceros. Pues si no es así, ¿con la muerte se esfuma la amistad?

Y por mi mente comenzaron a rodar imágenes sobre nuestra comunión revolucionaria en las filas de la Juventud comunista en la Universidad Central de Las Villas; las vivencias como vecinos-íntimos-amigos en el reparto Las Antillas, frente al alto centro de estudios; las celebraciones por los cumpleaños de nuestros respectivos hijos, o cualquier otro motivo; las diabluras o chistes de la época; el reencuentro fraternal en la Capital, en los días ya lejanos de 1984.

Siempre me asombró su capacidad de trabajo y los consecuentes buenos resultados que obtenía. Delegado del DESA  en la antigua provincia de Las Villas, delegado del MICONS en la antigua provincia de La Habana; jefe de inversiones en el Ministerio del Azúcar; y creador de la Comercializadora Escambray, una de las empresas de mayor eficiencia y capacidad de desarrollo que he conocido.

Ahí, en ese último empeño, llegó Ching con toda su experiencia, talento, capacidad de creación, humildad y humanidad.  Porque a excepcionales cualidades como organizador, disciplinador y educador, unía ese don de todo legítimo líder, de sentir como propio el problema de cada uno de sus ayudantes. Y por tanto no quedaba tan solo en el marco de la preocupación, se empeñaba, en la medida de sus posibilidades, en ayudarle a resolverlo.

Fundó una maravillosa familia, amó mucho, primero, a Julia, su esposa; después, abrigó con el mismo cariño a su única hija; y por último, el nacimiento de los nietos Rafael Luis y Lourdita, le permitió desbordarles en ternura. Fue  esposo, padre y abuelo; austero, siempre recto consigo mismo, siempre consejero, siempre exigente y siempre sensible.

Resistió con ejemplar estoicismo y total optimismo cinco operaciones quirúrgicas, en cerca de 23 meses, tres de ellas tan importantes y riesgosas como el implante de un by-pass en una porción de la aorta, la segunda, la sustitución de esa arteria desde la salida del corazón hasta la pierna derecha y, por último, la amputación de esa extremidad. Nunca se desentendió del trabajo, siempre pensaba y hablaba de nuevos proyectos.

Los nietos esperaban en casa al mejor repasador de asignaturas de la familia. Ya aprendía, con decisión, a manejar las muletas y la silla de ruedas. Pero de esta última intervención nunca obtuvo el alta médica.  Su corazón no resistió tantos coágulos en su deteriorado sistema vascular e infartó. Durante casi veinte y cuatro horas muchos, muchísimos familiares, compañeros de trabajo, de estudio, vecinos y amigos en general, le brindamos con el adiós el reconocimiento que pudimos. Estoy seguro que no alcanzamos todo el que merecía.

Anuncios
 
12 comentarios

Publicado por en 21/11/2011 en Cuba, Familia, Salud

 

Etiquetas: , , ,

Béisbol provincial: Darwin Beltrán nos amarró cortico

La mañana estuvo esplendorosa, buena para cualquier cosa y también, por supuesto, jugar béisbol. Llegué al DESA media hora antes del comienzo del juego para asegurar uno de los pocos asientos disponibles. Aunque no soy apostador estaba seguro que íbamos a ganar y clasificar para la final.

Boyeros iba con seis ganados y cinco perdidos pero ya tenía sumado el reglamentario por four feit dado el retiro de la competencia de los Juveniles; Plaza con iguales cifras pero aún sin sumar el de los bisoños.

Por ellos abrió Darwin Beltrán, del equipo Metropolitanos, a quien pensé sacábamos rápido del box; pero de eso nada. Se presentó con una recta que “pasaba” a los bateadores, una slider bien administrada y un tenedor que le caía en zona. Pero sobre todo combinó muy bien sus lanzamientos y recordó siempre ante cuáles envíos había fallado cada bateador en su turno anterior al bate. Plaza tan solo pudo anotarle una carrera y conectarle cuatros hits (todos sencillos y asilados). Obligó en tres ocasiones para que bateáramos para doble play. Nada, que pudo pitchear ocho entradas completas.

Los boyeros comenzaron temprano. En el primer inning Juan Carlos Torriente (de Industriales) despachó home rum (el primero de los cuatro); en el cuarto lo imitó Yunier Herrera pero con dos en bases; en el séptimo lo calcó Israel Hernández mientras  que Yunier repitió en el noveno. Dos carreras no fueron por jonrones y se produjeron en los episodios quinto y sexto. Total: ocho. Sus hits alcanzaron diez (de ellos cuatro HR).

Entonces quedamos con seis victorias e igual número de derrotas, y nos quedan tres juegos para terminar la clasificatoria: Juveniles (miércoles), Cotorro (jueves) y Guanabacoa (sábado). De éstos debemos ganar cuando menos uno para pasar a semifinales.

En cada juego nos ha tocado ¿o puesto a ex profeso? un lanzador de la Serie Nacional; nada ellos quieren “coger jamón” y lograr buenos números ante un municipio que siempre ha sido una “mona”.  Pero ya tenemos siete ganados; hacia muchos años que no lo lográbamos.

La suerte está echada.

 
Deja un comentario

Publicado por en 08/06/2011 en Béisbol, Cuba, Deporte, Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Hoy le ganamos a Maikel Hidalgo

Sí, la guerrilla de Plaza de la Revolución venció al mismísimo Maikel Hidalgo Rojas, lanzador de Metropolitanos, en el DESA, en el encuentro de la primera vuelta del Campeonato Provincial de Béisbol Primera Categoría.

Fue el abridor del juego y perdedor por San Miguel del Padrón que alineó otras figuras nacionales como Raiko Olivares, Yasmani Tomás, Raúl Reyes y Ricardo Gómez. De la importancia del partido solo debo decirles que San Miguel tenía 5 ganados y 3 perdidos, mientras nosotros 3 y 5.

El juego fue tenso de principio a fin. En la parte baja de la segunda entrada ellos anotaron una carrera; nosotros los igualamos en la tercera arriba y en la cuarta hicimos tres más para aventajarlos 4 por una.

Pero poco dura la alegría en casa del pobre, en la parte baja ellos hicieron cinco y se pusieron arriba por dos. Allí explotó nuestro abridor y Lázaro de la Torre, el director, puso al mejor lanzador del staff, Adrián Sosa, alias El Brujo”, pues ese pleito había que ganarlo de todas-todas.

En el quinto descontamos una y en el sexto logramos seis lo que nos dio cómoda ventaja de cuatro (10 por 6) pero ellos contestaron con dos en la segunda parte de la entrada. Y en el último inning (el séptimo, pues se agotó el tiempo acordado) nos dieron escón y nosotros los dejamos a ellos en una, ¡una sola!, aunque pasaron por el home plate el tercero, cuarto y quinto y llenaron las bases.

En realidad ambos equipos cometieron demasiados errores a la defensa, físicos Plaza 4 y SMP 7, además de otros mentales que no van a los libros. Esto no le quita brillo a nuestra victoria pues la luchamos y obtuvimos frente a un equipo de mucha más trayectoria que Plaza, en el béisbol nacional y provincial. Logramos diez hits, de ellos dos tubeyes, mientras ellos conseguían igual cifra, incluidos un home-run y un tubey.

Mi alegría fue doble pues mi nieto Geovany fue el más destacado: bateó de 4-3 (dos tubeyes), empujó tres carreras y anotó dos.

Ayer sábado perdimos ante 10 de octubre 4 x 3, en el último inning, cuando hicieron dos y nos dejaron al campo. Los lanzadores fueron dos nacionales, Kuglay González y Yasiel Lazo, otra vez en el D´Bech, en Guanabacoa. Pero ese es otro cuento, y que lo hagan los ganadores…

 
Deja un comentario

Publicado por en 29/05/2011 en Amistad, Béisbol, Cuba, Deporte, Familia, Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , ,