RSS

Archivo de la etiqueta: salud

Principales aspirantes a la presidencia de Brasil

Por Pedro Hernández Soto

Todo parece indicar que la primera magistratura del gigante sudamericano lo ostentará de nuevo una mujer y será la cuarta vez que una resulte electa en el continente.

Para el próximo domingo 5 (primera vuelta) cuatro empresas consultoras aseguran un incremento de la intención de voto hasta un 36 y el 40 por ciento por la presidenta Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT); Marina Silva, Partido Socialista Brasileño (PSB), varía del 22 al 29 por ciento, mientras Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia brasileña (PSDB), afectado por la Marina en las elecciones, solo alcanza entre un 17 y un 19 por ciento.

Pero veamos quienes son estos tres contendientes, de acuerdo a su historial:

dilma-rousseff-3Dilma Rousseff 67 años, natural de Belo Horizonte, hija de un exiliado comunista búlgaro, Licenciada en Ciencias Económicas. Estudió en su infancia en colegios católicos.

En 1964, tras el golpe de Estado que depuso a Joao Goulart en impuso la dictadura militar de Castelo Branco, pasó a formar parte del movimiento de la resistencia.

Se integró, de modo sucesivo, a una organización de signo trotskista, al Comando de Liberación Nacional en 1967 y a Vanguardia Armada Revolucionaria Palmares, desde 1969, formaciones todas insurreccionales. Manifiesta que no disparó ni mató a nadie.

Se casó con el combatiente Carlos Franklin Paixão de Araújo y tuvo su única hija.

Se le llamaba la Juana de Arco de la guerrilla. Estuvo presa desde 1970 hasta 1973. Resistió las torturas. Al salir en libertad comenzó de nuevo sus estudios de Economía y los culminó.

Read the rest of this entry »

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Diez supersticiones para un buen Nuevo Año

Con el fin de un año y el arribo del próximo, se ponen en práctica un grupo de supersticiones. Si usted cree en ellas realice las que entienda. Aquí tiene una decena para escoger. Todas se refieren a la última noche del Año viejo y a la madrugada del Año nuevo:

Supersticiones:

  1. Vestir de rojo en la última noche de diciembre, hasta después de la 12. Usted tendrá buena suerte.
  2. Poner un anillo en una de las copas con bebida. El ingerir su contenido, claro, sin tragar la joya, le traerá buena suerte.
  3. Cuando de el primer paso, después de las 12 de la noche, hágalo con el pié derecho. Tendrá un buen año.
  4. Guarde agua en un recipiente desde la mañana del día 31 y bótela a la calle inmediatamente después de las 12. El agua habrá recogido todas las cosas malas de la casa que se irán a la calle.
  5. Escriba una lista de deseos y manténgala pegada a la piel todo el día. Quémela a las 12 de la noche. Éstos se cumplirán.
  6. Encienda en distintos lugares de la casa, velas de cada color, eso le traerá riqueza, paz, salud, amor.
  7. Todas las luces de la casa deben estar encendidas a medianoche para tener un buen nuevo año.
  8. Bese una pareja del sexo contrario a las doce de la noche. Entonces será correspondido en los próximos doce meses.
  9. Si estrena ropa interior y exterior tendrá escaparate lleno todo el año entrante.
  10. Ateste una maleta con ropa y de cuatro vueltas a la manzana, al llegar las doce. Viajará en el año que comienza.

Buena suerte, que todos sus deseos se cumplan.

Pedro Hernández Soto

 
Deja un comentario

Publicado por en 31/12/2011 en Amistad, Cuba, Salud, Sociedad

 

Etiquetas: , , , ,

Servicios de salud: ¿Suerte o verdad?

La discusión fue muy fuerte. Mi amigo afirmaba que lo mío había sido pura fortuna, que los servicios médicoscubanos son muy malos y que solo funcionaba el “amiguismo”, o el soborno dicho en claras palabras. Yo defendía el hecho que a mí, en general, muy a menudo me han atendido bien, lo que no deja de ser “botones de muestra” pero no pueden deberse solo a casualidades.

Pienso que organizar y desarrollar unas prestaciones masivas de salud y de excelencia, costeadas por la sociedad, donde el paciente solo pague, en la atención primaria, fármacos subsidiados por el Estado, es muy trabajoso. Por otra parte la salida de millares de médicos, enfermeros y técnicos hacia misiones en el exterior nos hace prescindir de  muchos buenos profesionales, calificados, serios, responsables.  Además el bloqueo de los EEUU que dura más de cincuenta años y las dificultades económicas por las que transita el país dificulta en grado sumo la adquisición de todos los recursos necesarios para una buena labor.

En la salud pública cubana –“como en botica”- hay de todo: buenos, regulares y malos trabajadores. Entonces la ardua tarea de los dirigentes administrativos del sector, con el apoyo de los partidistas y sindicalistas, es lograr la disciplina, la calidad en el servicio.

El ejemplo que me servía de base a la discusión fue el siguiente: A las 6:00 de la mañana del pasado viernes 16 de diciembre, me levanté como de costumbre a buscar por Internet, en los medios nacionales, buenas informaciones para poner en Bohemia digital. Noté dificultades motoras en las piernas y en cuanto me senté ante el teclado de la computadora también manifiesta lentitud en las manos. No obstante hice el trabajo y en vez de continuar la segunda parte de la exploración, esta vez para saber de los ataques desde los medios extranjeros, opté por tirarme en la cama a ver si aquello pasaba.

Transcurridos 20 o 30 minutos de nuevo me puse en pie para contarle al hijo mayor –que salía ya hacia su trabajo- un simpático sueño. Al final del cuento no tuve otro remedio que confesarle –a pesar de saber lo que eso acarreaba- que me costaba trabajo caminar y articular palabras.

Lo demás fue muy rápido, en el Policlínico 19 de abril me atendió por Urgencias, el doctor Humberto Cabrera quién me hizo un examen exhaustivo, profundo, para de inmediato llevarme a la Sala de observación y ponerme en manos del doctor Iván Rigal, quien tras escuchar los argumentos de su colega, me suministró dos medicamentos en pastillas y me puso a reposar durante una hora.

Al cabo de ese tiempo, me ordenó un electrocardiograma, de nuevo midió la presión arterial (por tercera ocasión) y repitió los interrogatorios sobre el estado en que me sentía así como pruebas de fuerza, reacción y equilibrio. Como permanecían

-aunque aliviados- los síntomas, decidieron ambos remitirme al hospital Manuel Fajardo para realizarme una Tomografía axial computarizada (TAC) y desechar la existencia de primeras manifestaciones de una metástasis craneal a partir de la neoplasia de próstata que padezco hace siete años.

Y allí me dirigí, acompañado por los dos hijos varones, mientras la hembra iba al Oncológico (Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología) a consultar con el doctor Antonio Bouzó quién me atiende desde enero de 2004.

En el Fajardo me atendieron de forma exquisita el doctor Aladro y un técnico cuyo nombre no fijé. Me realizaron el TAC, que -¿por fortuna?- no precisó alteraciones cráneo-encefálicas. De ahí, con el diagnóstico del examen fuimos a ver al doctor Bouzó que me atendió, en horario de descanso, en compañía del jefe del departamento de Urología, el doctor Jorge González.

En definitiva el diagnóstico, coincidió en las tres instancias médicas: fue un breve, ligero y transitorio accidente cerebro vascular, causado por una subida de la presión arterial. El tratamiento recomendado: descanso y la observación de ese indicador primario, durante una semana, para después llegar a un plan contra la hipertensión, impuesto por un clínico.

Y aquí viene lo… ¿simpático? El lunes 19 fui a mi consultorio del médico de la familia a medirme la presión arterial y estaba cerrado, no había nadie, ni un letrero de alerta o algo… Pero me dirigí a otro cercano y allí me atendió la doctora Yailén Ruiz, que veía los pacientes de ambos consultorios a pesar de una fuerte crisis de sacrolumbagia y la ausencia de la enfermera por problemas familiares.

Entonces, decida usted ¿la calidad de los servicios médicos en Cuba son de pura suerte o por buen trabajo?

Trabajo recomendado:

Corazón, del periodista José Alejandro Rodríguez, periódico Juventud Rebelde

 
8 comentarios

Publicado por en 21/12/2011 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , ,

Viajes a Cuba: La jauría al ataque

Aeropuerto José Martí. Cuba

Aeropuerto José Martí. Cuba

Un escenario complejo puede apreciarse en lo relacionado con los viajes a Cuba. Ahora los medios de prensa se han hecho eco de todo un suceso: unos treinta ciudadanos estadounidenses han comenzado una corta estancia en la isla, con prefijados intereses.

La noticia es relevante pues constituye la concreción primera de las nuevas medidas adoptadas por la administración de Barack Obama para aliviar en algo las restricciones de sus nacionales para visitar nuestro país. Anécdotas de estos turistas ya ocupan espacio en periódicos, revistas, noticiarios radiales y televisados,  y sitios digitales, al chocar estos “pioneros” con realidades inimaginadas para ellos, sometidos por años a la más brutal desinformación sobre nuestra realidad. Algunos anuncios cifran en otros 100 mil quienes les seguirán en el presente año.

Si a ello sumamos que cerca de unos 300 mil cubanos y descendientes – según algunos afirman-  nos visitaron el pasado año para encontrarse con familiares, amigos y atmósferas entrañables, el saldo político se hace irresistible para los inescrupulosos que medran en USA, a costa del sacrificio de nuestro pueblo.

Téngase en cuenta que las amistosas y honestas relaciones que establecen los cubanos con sus visitantes permite a estos últimos  conocer con precisión de las realidades que vivimos, de nuestro desarrollo en derechos humanos tales como la participación en nuestros sistemas eleccionario y de gobierno, el acceso al trabajo, a la seguridad social, a la educación, a la salud y otros.

Por supuesto, ante tal panorama, políticos, financieros, terroristas, burócratas, empresarios y una pléyade de personajes que han vivido a costa de las más retrógradas posiciones y acciones contra la Revolución,  ponen en funcionamiento todos los mecanismos posibles para frenar este encuentro entre los dos pueblos, y entre la Isla y sus emigrados. Estos señores desestiman  las palabras de nuestro presidente Raúl Castro Ruz, tratan de arruinar  los esfuerzos en dirección a eliminar las barreras existentes para un franco y honesto intercambio, y apuestan por seguir atentando contra la seguridad y el desarrollo de la nación cubana.

De estos malsanos esfuerzos, los más visibles se aprecian en la gavilla de congresistas autotitulados cubanos-norteamericanos, tratando de imponer dos proyectos de ley o modificaciones de ley al Congreso, para retrotraer las condiciones fascistas impuestas por el entonces presidente George W. Busch a los viajes a Cuba para naturales de esta isla o sus descendientes así como para los propios ciudadanos estadounidenses.

Primero fue enmienda presentada por el legislador cubanoamericano de Florida, Mario Díaz-Balart, al proyecto de ley de gastos para servicios financieros para el 2012,  la cual contempla  abolir la flexibilización de viajes y remesas a Cuba que decretó Obama en 2009. Esta enmienda fue aprobada por el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes estadounidense, el pasado 23 de junio. Sus aspectos principales  son:  Exigir licencias específicas para viajes familiares; estrechar la definición de “familia”; restringir los viajes a cada tres años por un período máximo de 14 días; limitar las remesas familiares a las familiares mas cercanos y tasar el total de las remesas a 300 dólares por cada trimestre del año.

En tal sentido la respuesta de la Casa Blanca fue rápida y concreta: “Si al Presidente se le presenta un proyecto de ley (…) que revierta las políticas actuales hacia Cuba, sus principales asesores recomendarían un veto”, dijo la Oficina de Gerencia y Presupuesto.

A comienzo de agosto la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen incitó  al gobierno de Obama  a cumplir lo legislado por  todas las instituciones norteamericanas y agencias de viajes que promueven la participación de ciudadanos estadounidenses en excursiones turísticas al archipiélago antillano. Hacía hincapié “la loba feroz” en saber qué estaba haciendo la Oficina del Tesoro para el Control de Activos Extranjeros  (OFAC) para prevenir o corregir dicha actividad pues una ley del año 2000, en Estados Unidos, impide conceder licencias para actividades turísticas en Cuba y, afirmaba haber visto en un diario de Louisiana una promoción de una agencia de viajes, sobre la llegada de turistas de Estados Unidos a Cuba.

Ante las declaraciones cada vez más frecuentes de emigrados cubanos, en cuanto a que toman la decisión de dejar la Isla por razones de origen económico, aparece  la propuesta de reforma a la Ley de Ajuste Cubano, de David Rivera, que amenaza con retirar los beneficios que distinguen a nuestros compatriotas por encima del resto de los inmigrantes de los Estados Unidos. El chantaje concreto impedirá venir a Cuba en los próximos cinco años después de su llegada a USA. La enmienda fue aprobada a finales de julio en una votación de 36-6 en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

Así las cosas, en protesta se han producido caravanas, desfiles, entregas de cartas y además se han cursado decenas de miles de correos electrónicos y fax a la Casa Blanca pidiendo la anulación de tan draconianas propuestas. Los cubanos honestos en los Estados Unidos y toda persona decente se oponen a tales medidas.

 
2 comentarios

Publicado por en 18/08/2011 en Cuba, Familia, Política, Revolución, Sociedad, USA

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,