RSS

Mi Bohemia

07 May

Por Pedro Hernández Soto

bohemia 1.1.jpgUn medio de comunicación es reflejo y parte de la sociedad en la cual existe. BOHEMIA con sus casi 110 años de creada, única revista iberoamericana de contenido variado con tal longevidad, ha sido por tanto testigo, juez y partícipe de muchos de los más importantes hechos ocurridos en Cuba y el mundo, con una óptica cada vez más revolucionaria.

Mis contactos con ella comenzaron en la niñez. Era el único –como mayor de los hijos varones- autorizado por mi padre para levantarme de la mesa durante la comida, cada jueves-viernes en la tarde-noche, para interceptar a aquel hombre grueso, de piel negra, vendedor de periódicos, llamado Juan de Mata quien, empujando su pesada por cargada carretilla, se acercaba a la puerta de mi casa entonando su pregón, en su  tránsito para promover en la ciudad, la edición semanal acabada de llegar desde La Habana. Era en el Cienfuegos de los años finales de la década de los años 40.

La revista en mi hogar era casi mística. Tenía un lugar propio para depositarse –recuerdo muy bien el espacio correspondiente en el blanco y recto mueble de buena madera, que sostenía el viejo radio RCA Víctor- y la leían de modo principal mi padre y una tía que vivía con nosotros. Mi madre y nosotros, los muchachos, la hojeábamos despreocupadamente fijándonos más en las caricaturas y las tiras cómicas.

Pero el domingo, ¡Ah!, el domingo pertenecía por completo a mi padre, a menos que existiera alguna situación importante en el país y buscara la información en sus escasas horas de descanso nocturnas a lo largo de la semana. Él siempre tuvo la prioridad en todo momento.

bohemia 1.2Después vinieron los tiempos tremendos del Instituto de Segunda Enseñanza de Cienfuegos. Primero fueron las protestas exigiendo un nuevo local y después contra el golpe de estado de Fulgencio Batista. Entonces empecé a preocuparme por la política y fue fuente informativa y reflexiva para la consolidación de las ideas que se conversaban en mi casa.

La acción armada del 26 de julio de 1953 me llevó a tratar de encontrar –como decenas de miles de cubanos- entre líneas o en el diseño, mensajes revolucionarios. Y posteriormente del triunfo de las armas rebeldes pasó a ser, de un medio de comunicación de la oposición, a uno a favor del Gobierno.

Pero el prestigio de BOHEMIA no era solo en mi familia, llegó a ser tal en el pueblo de Cuba que como dicen Ciro Bianchi Ross, Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí y Premio de Periodismo Cultural José Antonio Fernández de Castro,  y Antonio Gómez El Loquillo-, Premio Nacional de Periodismo José Martí y Premio de Televisión por la Obra de la Vida, quienes fueron vendedores callejeros de periódicos, los lectores identificaban cualquier revista y así te pedían una “Bohemia Carteles” o una “Bohemia Vanidades”, por ejemplo.

Se vendía en New York, Ciudad México, Madrid, Bogotá, Caracas, Buenos Aires y Madrid, entre otras importantes ciudades. Hasta Santo Domingo, donde estaba prohibida su circulación por el dictador Rafael Leónidas Trujillo, llegaba su mensaje de justicia y libertad.

bohemia 1.3Debemos tener en cuenta que la existencia ininterrumpida de este -primero semanario y ahora quincenario- vio la aparición del imperialismo norteamericano así como sus intervenciones militares, económicas y políticas en todos los continentes; el surgimiento de la Revolución Rusa encabezada por Lenin, la de China liderada por Mao Zedong y la de Cuba por nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz , entre otras; el desarrollo de la producción fabril desde la aparición de las líneas de montaje hasta la navegación cósmica; el descubrimiento del átomo y su uso tanto en beneficio del hombre como en su empleo en armas de destrucción masiva en Hiroshima y Nagasaki; y la cuadriplicación de la población mundial, tan solo por mencionar unos pocos hechos relevantes.

Nacida a principios del convulso siglo XX, tras el triunfo birlado por el imperialismo norteamericano a la Guerra de Independencia, primero reflejó el acontecer de la alta sociedad habanera y después se inmiscuyó en otros asuntos de verdadero interés para las masas populares. Es indiscutible que dio al lector “de a pie” lo que él buscaba.

La verdad es que, en sus primeros cinco decenios, con muchísimos más aciertos que desaciertos, BOHEMIA arremetió contra las dictaduras políticas y defendió la justicia en cualquier parte del  mundo aunque, en mucho, de acuerdo a los principios democráticos marcados por los Estados Unidos y sus aliados. Su mancha fue el tomar partido contra la Unión Soviética y el bloque socialista en la Guerra Fría que nos mantuvo por años al borde de un verdadero holocausto de la humanidad.  Gozó, ya antes del triunfo de la Revolución, de un gran prestigio y la preferencia de los lectores.

bohemia 1.6Cada edición era interesante y por tanto atrayente. Le ofrecía al pueblo lo que más le interesaba, en forma amena, clara y profunda; incluso se aventuraba a pronosticar hechos importantes en la política, la economía, el deporte y la cultura.

BOHEMIA tuvo la oportunidad de dar a conocer desde sus inicios la lucha de un joven estudiante universitario por revertir el injusto orden social en las condiciones de un país entonces satélite de imperialismo norteamericano. Divulgó las lecciones de los moncadistas en cuanto a sacrificio, disciplina, fervor, valentía y modestia, como cualidades imprescindibles de los patriotas; la lucha limpia y desinteresada por mantenernos siempre a la vanguardia en la tarea más difícil de la humanidad: la construcción del socialismo.

En sus páginas pueden hallarse los ejemplos de cómo no desmayar nunca y ser abanderados, en la punta de vanguardia, en la práctica de la solidaridad, en compartir lo que tenemos y no lo que nos sobre,  en enfrentar las dificultades y analizar los reveses para superarlos y no permitir más sus causas.

bohemia 1.8En sus ediciones está la concepción fidelista del bienestar y la seguridad del ser humano sobre todas las cosas, el cómo protegerlo y desarrollarlo en el escenario de un país subdesarrollado, donde vivíamos –si es que se le puede llamar vida- del monocultivo en una explotación extensiva de la tierra, y basado en la explotación de los más humildes, en un país dependiente política y económicamente del sistema imperialista de Estados Unidos.

Ahí están la estrategia y la táctica revolucionaria para tomar el poder político, económico y militar, cómo resolver los grandes problemas que aquejaban al país –denunciados en el Manifiesto del Moncada- con el concurso de las masas; y el pensamiento fidelista acerca del ciudadano como base y esencia de la construcción socialista, por quien y para quien son las conquistas sociales de la Revolución.

Al triunfo del Ejército Rebelde los máximos dirigentes del movimiento triunfante rindieron homenajes a la publicación, así, en sus páginas de enero de 1959 pueden leerse los mensajes de principales jefes victoriosos. Fidel escribió el 11 de enero de 1959: “A la revista BOHEMIA mi primer saludo después de la victoria porque fue nuestro más firme baluarte. Espero que nos ayude en la paz como nos ayudó en estos largos años de lucha, porque ahora empieza nuestra tarea más difícil y dura”. Además, enviaron sendas notas los entonces comandantes Raúl Castro Ruz y Ernesto Guevara de la Serna, Ché. Cuando el dueño y director se asiló para abandonar nuestro país, de acuerdo a una componenda de los rectores de los medios de difusión, enterado el máximo líder de la Revolución por medio del periodista Enrique de la Osa, contestó: “BOHEMIA  no puede dejar de salir”.

bohemia 1.7Hoy, a pesar de reducciones y otros problemas, sigue siendo favorecida por los cubanos y el firme baluarte que le pidió Fidel.

Ya en la tercera edad de la vida la Revolución me dio la posibilidad de trabajar en BOHEMIA, nunca antes lo había imaginado. Allí laboré durante 15 años y aumentó mi amor por ella. En el laboreo diario aumentó mi interés por su acción y reacción en el devenir histórico y de ahí la idea de escribir esta sumatoria de notas, citas y reflexiones, que le ofrezco con todo gusto.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Una respuesta a “Mi Bohemia

  1. Víctor Manuel González Albear

    08/05/2018 at 7:46 PM

    Querido Pedruco, le pondré un enlace para este del Café Mezclado a la versión que publicaste en bohemia.cu ( http://bohemia.cu/cultura/2018/04/vision-de-un-cubano/ ); por cierto, nos hemos quedado esperando tu siguiente entrega. Va un fraterno abrazón.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: