RSS

Archivo de la etiqueta: Federación Cubana de Béisbol

El beisbol es inteligencia y no agresión más impunidad

Por Pedro Hernández Soto

Pelotero con bate en la mano frente a hombre recubierto con armadura medieval

Violencia en el deporte. Fuente: Bohemia digital. Autor Blanquito

Lo cierto es que razones no le faltan. A tal conclusión llegué cuando ya más calmado caminaba hacia Bohemia la mañana de ayer. En la calle me encontré con un vecino-amigo-aficionado que me soltó casi sin saludarme: ¡Dejo la pelota, es una reverenda m…! ¡La culpa la tiene la dirección de la Federación Cubana de Beisbol! ¡Nunca la pelota en Cuba ha tenido tantos problemas! ¡Cuando la cambien, volveré! Sabía que era una consecuencia de lo sucedido en el Victoria de Girón.

Lo confieso, me molestó muchísimo lo de: ¡Dejo la pelota, es una reverenda m…! Tanto que me cegué. Solo atiné a contestarle: ¡Tú estás loco, y con tu permiso te dejo pues voy atrasado para el trabajo!

Nunca he practicado la teoría del avestruz, de enterrar la cabeza hasta que el peligro pase; ni de retirarme del campo de batalla. Se pierde la esencia de la propia vida que es luchar, luchar y luchar. También nuestro deporte nacional debemos defenderlo todos, analizando, criticando lo malo, y alabando lo bien hecho.

¿Por qué pienso así, tan radical? Me explico, casi que aprendí a caminar de la mano de Peyo, mi padre, cada domingo al mediodía, rumbo al estadio Trinidad y Hermanos, de Cienfuegos. Tío Betico llegaba a mi casa un poco antes, a veces almorzaba con nosotros, y nos íbamos juntos. Eran hermanos muy bien llevados, se hacían chistes todo el tiempo y reían a mandíbula batiente.

Allá nos sentábamos a pleno sol, en sillas “de tijeras” alquiladas, fuera de la pequeña gradería. Se reunían con varios amigos (Pedro González, chofer de alquiler y ex boxeador, Yayo el panadero y otros), compraban cubos con botellas de cerveza enfriadas con el hielo que las rodeaba (allí me hartaba de Pepsi Cola). Cuando se las tomaban llamaban al vendedor y adquirían otras. Sabían controlarse: nunca los vi borrachos.

Read the rest of this entry »

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 26/02/2014 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , ,

Béisbol: Sobra uno… ¿Metropolitanos?

Por primera vez en la historia del béisbol revolucionario, un equipo tiene anunciada su desaparición.  Hasta ahora esto solo se produce en la pelota rentada por el cambio de franquicias de unas ciudades a otras. Pero cuidado, nuestro asunto puede complicarse…

Tras la aparición en el panorama político administrativo de las nuevas provincias Mayabeque y Artemisa, la salomónica y tardía decisión de la Federación Cubana de Béisbol (FCB) fue ampliar la estructura hasta 17 colectivos, número desacostumbrado (vaya, “capicú”), que ha obligado a cambiar la frecuencia y cantidad de juegos acostumbrados de la Serie Nacional.

Con la excepción de los medios informativos territoriales de la Capital, los colegas de la prensa especializada, junto a entrenadores y aficionados del resto del país habían recomendado la desaparición del segundo colectivo de La Habana para mantener la misma estructura competitiva.

Claro, en esta opinión influye mucho el reforzamiento año por año de los Industriales, a costa de quitarles los peloteros de mejores resultados a  los Metros. Ninguna liga de pelota del mundo permite que un equipo tenga una sucursal en el mismo torneo. Esto, por supuesto, es causa principal de las pésimas actuaciones continuadas de los Rojos pues al terminar el primer tercio de las dos temporadas anteriores ya no tenían posibilidades de clasificar para los play-off. Al final, su posición siempre fue la misma, última. Nada reservación permanente del frío sótano.

Ahora las pobres demostraciones de Cuba en el Campeonato Mundial de Béisbol Panamá 2011 y los posteriores Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, han disparado las pasiones. Se pide, con toda razón, un evento nacional de más alto nivel y por tanto de menos equipos.

Cosa razonable hacer una liga de cuatro o seis colectivos tan solo con los mejores peloteros de país, pero no olvidemos que esa debe ser alimentada por una segunda, inferior en calidad -que si puede coincidir con representaciones de los territorios designados por la División Política Administrativa-; a su vez sea nutrida por una de menores de 23 años, donde se desarrollen los juveniles que en número de unos 500 salen cada año de la totalidad de las provincias.

A mi entender, en la Serie Nacional actual, hoy la cosa se complica tremendamente. La comisión provincial en La Habana ha aprovechado el respiro de un año dado al “segundo equipo” de la provincia y acometió importantes decisiones. Así, logró mantener una dirección reforzada, con  Luis Suárez, a la cabeza, ya veterano director de equipos, desde las categorías infantiles hasta la Serie Nacional, pasando por equipos Cuba en los Juveniles.

Además, en un colectivo de jóvenes con deseos de jugar pelota y triunfar, consiguió una muy mejorada línea central en cuanto a defensa y ofensiva, así como fuerza al bate en las bandas. El punto débil de la selección roja es el área de lanzadores a pesar que seguro serán beneficiados con algunos tiradores no clasificados para integrar Industriales. El domingo pasado terminó la Copa Antillana de Acero y allí lucieron mejor que en años anteriores.

Pero cuidado, nuestro asunto puede complicarse… pues si quedan por encima de otros, es decir, no es el equipo más malo de la 51 Serie Nacional de Béisbol, es válida la intencionada pregunta del título: Béisbol: Sobra uno… ¿Metropolitanos?

 
4 comentarios

Publicado por en 16/11/2011 en Béisbol, Deporte, Sociedad

 

Etiquetas: , , ,

El béisbol en Cuba: ¿también está cambiando?

En reciente reunión del presidente de la Federación Cubana de Béisbol con la prensa  acreditada se hicieron varios anuncios  relacionados con los equipos que nos representarán en inminentes compromisos internacionales así como fijó el tercer domingo de cada noviembre como fecha de comienzo de nuestras venideras series nacionales.

El hecho no pasó inadvertido aunque hoy los cubanos están ocupados en los resultados de nuestro equipo en la fuerte Liga Mundial de Voleibol y la composición de los conjuntos que citábamos con anterioridad.

No pocos periodistas llamaron la atención en sus reportes sobre el desacostumbrado adelanto en informar acerca de las composiciones de los conjuntos así como de la designación de los directores y sus cuerpos técnicos. Estos fueron puntos muy criticados, durante los últimos años, en nuestros medios de prensa, por el “secretismo” que rodeaba a cada evento en el exterior, y, aún en nuestro patio.

En cuanto a las fechas de comienzo de la Serie Nacional de Béisbol cada año anterior, supimos con mucha antelación cuando eran los eventos más importantes para los cubanos: días de las madres y los padres, fiestas y duelos nacionales, congresos y otros eventos decisivos,  pero, el anuncio del inicio de nuestro más masivo espectáculo deportivo se guardaba casi para “el día antes del comienzo”.  Entonces, por su importancia, quiero llamar la atención acerca de la última decisión la Federación, es decir, el determinar el día exacto, cada año, de la voz de ¡Play ball!, en nuestros clásicos beisboleros.

Era algo imprescindible que se estableciera un punto de partida para un cronograma de trabajo que se repite de forma cíclica (y cuasi religiosa, dirían algunos) desde 1961, cuando erradicamos la pelota profesional en Cuba, hasta la fecha. Lo inconcebible es que no se hubiera hecho hasta ahora.

Este acuerdo es muy importante pues permitirá el planeamiento oportuno en todo el sistema del béisbol en Cuba, teniendo en cuenta la selección de directores, entrenadores, preparación de atletas, compra de materias primas de insumos, elaboración de uniformes, medios y útiles, preparación de los terrenos de juegos, planes de transportación, etc.

Tengamos en cuenta que a partir de este momento deben beneficiarse la sistematización anual del resto de las actividades de la especialidad: el comienzo de los torneos nacionales, provinciales y municipales de las diferentes categorías, con un programa balanceado y orgánico,  para el mejor aprovechamiento de los recursos y el disfrute del espectáculo.

Los seguidores del béisbol, directivos, entrenadores, funcionarios, atletas y aficionados, hemos asistido a variaciones, sustituciones y carencias de implementos deportivos, en muchas ocasiones por falta de previsión. Incluso, el país ha importado bates o madera para su fabricación, cuando tenemos bosques con magníficas y económicas especies maderables, y carpinteros que los confeccionan de excelencia.

En ese “cachumbambé” igual podemos decir de los frecuentes cambios de las marcas y características de las pelotas, adquisición de materias primas sin la calidad necesaria, todo lo cual ahora debe quedar atrás.

Las ventajas de esta disposición son claras. Los hechos parecen indicar, que en este momento tan importante para la Patria, el béisbol también está cambiando.

 
Deja un comentario

Publicado por en 26/06/2011 en Béisbol, Cuba, Deporte, Sociedad

 

Etiquetas: , ,