RSS

Archivos Mensuales: octubre 2015

José Antonio Garcés Álvarez fue un hombre sabio

Por Pedro Hernández Soto

_GarcésFue el lunes 26 de octubre cuando, las siete de la mañana nuestra hija Lidia entró al cuarto donde dormíamos mi esposa Genys y yo, y nos dijo: “Debo darle una mala noticia, no quisiera pero debo hacerlo: murió Garcés”. Primero fue el mutismo, a renglón seguido su mamá –tratando quizás de lograr una respuesta rectificadora de la identificación hecha- le preguntó: “¿Cuál Garcés?”, a lo que respondió “El esposo de Cusita. Le dio un infarto masivo”. Entonces se excusó: “Murió por la madrugada pero decidimos no despertarlos a ustedes por las enfermedades que padecen. De lo contrario me hubiera ido en plena noche hacia allá”.

Hice lo que correspondía, me vestí decidido a llegar hasta su velorio como fuera, me sentía con una enorme deuda afectiva. A los pocos minutos llamó mi hijo mayor, Pedro, para avisar que nos preparáramos pues venía en nuestra busca. Y allí nos fuimos.

En la funeraria nos encontramos con nuestro otro hijo, el menor, quien estuvo, junto a su esposa María, en el hospital Fajardo, desde los primeros momentos, y en la funeraria, después, hasta avanzada la tarde. Cuando trajeron el cadáver mi primogénito ayudó a vestirlo. Lidia realizó diligencias que merecía el occiso y su familia. Llegó hasta asistir al crematorio y traer las cenizas al hogar.

Familiares, amigos y estudiantes, hicieron guardia de honor en la Facultad de Ciencias Médicas de Cienfuegos. A continuación se leyó un resumen de su pródiga vida

Familiares, amigos y estudiantes, hicieron guardia de honor en la Facultad de Ciencias Médicas de Cienfuegos. A continuación se leyó un resumen de su pródiga vida

En el momento velatorio hicieron acto de presencia incontables familiares (incluso algunos llegados desde Cienfuegos), amigos y alumnos, sinnúmero de alumnos, los uniformes blancos y azules inundaron la sala de Zapata y C. Mostraban rostros con muestras de desolación, duelo e impotencia; sus lamentos llenaron el local mientas lágrimas humedecían sus jóvenes rostros. Fue algo realmente muy impresionante para mí aún tras 76 años de vida.

¿Y por qué tan profundas manifestaciones de desconsuelo? Muchas veces medimos la vida de un ser humano por los años vividos. Pienso que debemos tener en cuenta más la obra realizada que la duración de la vida. Para mí fue un hombre sabio. Lo afirmo por lo que hizo en solo 53 años.

Read the rest of this entry »

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 31/10/2015 en Uncategorized

 

México y el narcotráfico

Por Pedro Hernández Soto

dESEMPLEO EN mÉXICONuestro hermano país centroamericano hasta hace algunos años no era un alto consumidor de drogas. Pero el tráfico desde Sur América, hacia el gran mercado de los Estados Unidos de Norteamérica, lo ha ido pervirtiendo, depravando.

Cada vez más las bandas dedicadas al traslado, comercio y expendio de las mortales sustancias, han proliferado y fortalecido hasta alcanzar niveles de desarrollo de verdaderas empresas y crear pequeños ejércitos para proteger sus intereses, y arrebatar mercados y productos a sus competidores. Hoy México no es tan solo un país de tránsito, ya es también un alto consumidor.

Los carteles de la droga disponen de grupos armados, fuentes de logística, tramas de espionaje, sistemas de comunicaciones, y tiene en sus filas ex militares que entrenan los sicarios, establecen áreas de defensa, rutas seguras de traslado y se implantan en poblados y villorrios donde reclutan muchos de sus integrantes. Invierten grandes sumas de dinero en campañas políticas y así logran compromisos de los electos.

Datos conservadores estiman que el tráfico de narcóticos en el territorio sobrepasa los 10 mil millones de dólares anuales. Los narcotraficantes para su desarrollo utilizan dos armas fundamentales: la corrupción y el terror. Es una cota de crimen horrible, con la complicidad de no pocos funcionarios gubernamentales: una verdadera guerra civil en la cual se encuentran envueltos cárteles, grupos civiles de autodefensa y fuerzas federales.

Sin existir cifras oficiales se calcula que en esta conflagración han perdido a vida más de cien mil personas, mientras que los desaparecidos exceden los 26 mil y decenas de miles de familias se han desplazado de sus lugares de residencia.

Read the rest of this entry »

 
2 comentarios

Publicado por en 24/10/2015 en Uncategorized

 

El rescate de Jacobo

Por: Pedro Hernández Soto

Peregrinación del pueblo cienfueguero, en homenaje al 54 Aniversario del levantamiento popular armado del 5 de septiembre, el día 5 de septiembre de 2011.   AIN   FOTO/Modesto GUTIÉRREZ CABO/mvh

Peregrinación del pueblo cienfueguero, en homenaje al levantamiento popular armado del 5 de septiembre, AIN FOTO/Modesto GUTIÉRREZ CABO/mvh

En realidad se llamaba Mario Benítez y vendía carbón al menudeo en el barrio. La gente lo llamaba solo por el patronímico, y a sus espaldas usaban Mario, el Carbonero, o Mario Arañita.

El segundo apodo se debía a que jugando beisbol como receptor era una verdadera araña para recibir cualquier lanzamiento de los pitcher o tiros desde los jardines.

Era un mulato de rasgos asiáticos y pelo ensortijado peinado hacia atrás. Bajito, muy fuerte, de piel curtida por el sol y el salitre. Su voz era ronca y fuerte al parecer por el pregón que cantaba anunciando el producto que vendía así como el abuso del ron y los cigarros.

Tenía una pequeña chalupa (bote de fondo plano) con la cual se trasladaba al otro lado de la bahía con uno o dos de sus hijos llevando solo un poco de arroz, grasa, sal, anzuelos y cordeles; con esto último garantizaban el pescado para completar la magra dieta.

Llegados a aquellos inhóspitos terrenos hacían una pequeña construcción de madera y yagua para resguardarse de la lluvia y el roció. Entonces comenzaban a cortar el mangle para fabricar el carbón que después vendería Mario por las calles de Cienfuegos.

Vendrían a continuación los días del cuidado del horno para que no se “volara” y con ello perder todo el esfuerzo, el tiempo y los recursos invertidos. Concluido el proceso daban varios viajes con la chalupa atestada de sacos de carbón, a través de la rada, hasta completar la faena.

Me contó mi padre que en un juego de beisbol, en el antiguo estadio Trinidad y Hermanos, con la gradería repleta de público se produciría una jugada apretada en home: un corredor contrario venía a toda velocidad mientras un jardinero hacia un buen tiro, preciso, con tiempo. El receptor era Mario que se agachó preparado para el encontronazo y sucedió que aquel jugador tenía buenas cualidades atléticas, aprovechó la baja estatura y la posición del defensor que lo esperaba pelota en mano… ¡y lo saltó logrando llegar al plato, safe!

Read the rest of this entry »

 
Deja un comentario

Publicado por en 14/10/2015 en Uncategorized

 

Etiquetas:

INFARTO

Por Pedro Hernández Soto

h fjardoMe tiré en una cama unipersonal y empecé a especular cómo salir. Al acostumbrarse mi vista a la oscuridad pude divisar algunas pequeñas hendijas en las paredes y tres pequeños cilindros de gas (balitas) alineadas al lado de una de las paredes. Pensé tomar una de ellas como ariete y emprenderla contra la puerta pero ¿y si se estropeaba la válvula?, entonces moriría asfixiado. Esa no era la mejor variante.

En mi mortificación y todo lo molesto que era capaz grité:
¡Coj…, abran aquí!

Al momento se encendió una luz sobre mi cabeza (aún continuaba acostado), se me acercó un rostro que no reconocí y me preguntó:

  • Pedro, ¿qué te pasa?

Mi contesta fue:

  • ¿Y quién coj… eres tú?

Read the rest of this entry »

 
8 comentarios

Publicado por en 02/10/2015 en Uncategorized