RSS

Archivos Mensuales: febrero 2012

La visita del Papa, la fe y la disidencia cubana

Plaza de la Revolución José Martí, La Habana, Cuba

El domingo pasé por la Plaza de la Revolución de La Habana. Vi los preparativos para la misa que oficiará el Papa Benedicto XVI. Como mis amigos lectores saben el Sumo Pontífice estará en Cuba desde el 26 hasta el 28 de marzo próximo. Será un evento de mucha importancia diplomática para nuestro país y de fe para los creyentes católicos.

Hasta ahora el programa se mantiene igual. En la organización de la visita han participado instituciones y grupos muy respetados: los organizadores de los viajes papales, las autoridades cubanas y la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba. El Papa llegará por Santiago de Cuba, donde será recibido por las autoridades cubanas, a continuación presidirá una misa en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo y visitará el Santuario Nacional de la Patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre, cuya imagen recorrió todo el país el pasado año, en ocasión del aniversario 400 de su aparición, en un periplo que duró meses y convocó a miles de devotos.

Después el Papa viajará a La Habana, donde sostendrá un encuentro oficial con el presidente de los consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz y se encontrará con los obispos católicos nacionales. Oficiará en una eucaristía papal en la mañana del día 28 en la Plaza de la Rrevolución José Martípara regresar a Roma en la tarde.

En nuestra Capital el ajetreo es intenso. Como sucede en todo lugar que se prepara para recibir una visita, el evento se convierte en acicate para hacerlo todo más rápido y mejor. Se aceleran acciones constructivas y de embellecimiento que ya habían comenzado meses atrás. Pavimentación de calles y avenidas, pinturas de fachadas, higienización y el acondicionamiento de la Plaza de la Revolución son buenos ejemplos de lo que escribo. La foto que les muestro es solo una ínfima parte de lo que se hace.

Desde Miami la próxima presencia papal de marzo ha tenido fuertes campañas mediáticas. Una de ellas la ha protagonizado el arzobispo Thomas Wenski, de la Arquidiócesis de Miami, que ha organizado una peregrinación a Cuba y sobre tal ha dicho: “un viaje en solidaridad con la Iglesia cubana… para compartir con ellos vamos con ese mismo espíritu de fe”.

La institución convocó un proceso de inscripción cuyo terminó ya expiró. Según estas fuentes entre los peregrinos hay desde niños cubano-americanos llegados en los primeros años del triunfo de la Revolución (quizá con sus padres o como parte del aborrecible Plan Peter Pan) y otros emigrantes de mas reciente arribo.

La contrarrevolución -al frente disidentes cubanos, en USA políticos, empresarios y y hasta dirigentes eclesiásticos- tratan de aprovechar la oportunidad y revertir las mejoradas relaciones Iglesia-Estado. Múltiples son los blancos escogidos. De la Iglesia Católica cubana el más atacado ha sido el Cardenal Jaime Ortega Salamino –a quien responsabilizan por no lograr mayores opciones en Cuba para propagar la fe-, otro el arzobispo de Santiago de Cuba Dionisio García, presidente de la Conferencia de Obispos de Cuba –acusado de encubrir supuestas acciones represivas contra disidentes-, así como el obispo de Holguín y un cura parroquial ambos por la similar causa anterior.

Sobre el Cardenal se ha dicho mucho, desde sus tropiezos juveniles con la Revolución hasta negar sus éxitos en la promoción del acercamiento Estado-Iglesia, el apoyo a la restauración de la celebración de la Fiesta de Pascua, y la organización de dos visitas papales (Juan Pablo II en 1998 y ahora la de Benedicto XVI). Se le culpa por ser Cuba el país con menor cantidad de creyentes de Latinoamérica y el de más baja proporciones de sacerdotes-pobladores, así como “hacer el trabajo sucio del régimen”. Para “poner la tapa al pomo” no se le reconoce su papel junto a España en las negociaciones para la liberación de decenas presos políticos en 2010.

En lo interno tres disidentes copan los titulares de El Nuevo Herald y las redes sociales de la contra; se caracterizan por atacar con fiereza a la Revolución, a Fidel, a Raúl, al Cardenal Ortega y a la Iglesia Católica cubana. Ellos son, a saber: José Conrado Rodríguez, sacerdote de una pequeña parroquia en Santiago de Cuba; Oswaldo Payá, trabajador del Estado cubano, creador de un grupúsculo titulado Movimiento Cristiano Liberación, galardonado con el Premio Sajarov (ya se pueden imaginar ustedes promovido por quienes), que intentó una verdadera farsa asegurando recoger suficiente cantidad de firmas necesarias para lograr la celebración de un plebiscito para remover a nuestros dirigentes pues aún con centenares de firmas falsas no logró llegar a las 25 mil prescriptas por la ley.  El tercero es Dagoberto Valdés, pinareño, exdirector de la revista Vitral, disidente de la Iglesia Católica cubana por tomarla indebidamente como tribuna para escarnecer a los dirigentes antes citados y a Jorge Serpa, Obispo de Pinar del Río.

Por último de este botón de muestra de las fuerzas que intentan politizar esta visita papal, están las declaraciones del architerrorista Ramón Saúl Sánchez sobre los preparativos para llegar con una flotilla de barcos, hasta los límites territoriales de Cuba, para realizar una exhibición de fuegos artificiales y hacer un “llamado” sobre la situación interna y el estado de la sociedad civil cubana. Añade el foliculario que entre sus propósitos estarán también “denunciar la división de la familia cubana, pedir la excarcelación de los presos políticos y reclamar el fin de la violencia contra las mujeres que van a los templos a rezar a Dios por la libertad de Cuba”.

Mientras todo esto sucede se terminan los preparativos para que los creyentes participen a plenitud de las actividades de fe del Papa Benedicto XVI , se organiza, por nuestra Oficina de Intereses en los Estados Unidos, el I Encuentro de Cubanos Residentes en Estados Unidos; y Oscar Elías Biscet certificó el pasado jueves 16 de febrero, por teléfono, desde Lawton en La Habana,  ante el Subcomité de África, Salud General y Derechos Humanos del Comité de Relaciones Exteriores, cuya presidente es Ileana Ros-Lehtinen. El apátrida llamó a la Congresista Ileana Ros-Lehtinen “mi compatriota y gran defensora de la libertad del pueblo cubano”, y halagó la supuesta “labor altruista en la causa de la libertad de Cuba” de los senadores Bob Menéndez y Marco Rubio, y de los Congresistas Albio Sires, Mario Díaz-Balart y David Rivera. Biscet, abandonado por la razón, solicitó además al Congreso norteamericano la aplicación sin moderación ni límites de la Ley Helms-Burton.

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en 29/02/2012 en Cuba, Política, Revolución, USA

 

Etiquetas: , , , , , ,

Un pinareño innovador y artesano

Claudio Roba

El viernes me fui a Pinar del Río. Accedí a la petición de Dayan García, reportero, y  Rafael Torres, fotógrafo, para hacer una entrevista a Claudio Roba, fabricante de artículos deportivos y ganador de buena fama, sobre todo, por sus magníficos bates para jugar béisbol. El chofer transportista fue Fortún Pío Báez. El diálogo se incluirá en una edición próxima de Bohemia, en una sección En Cuba que estará dedicada al análisis de la producción de artículos deportivos.

El viaje, en una mañana resplandeciente, fue algo demorado por un desvío involuntario desde la autopista debido a unos ejercicios militares en desarrollo. Cuando llegamos a la modesta casa, en la salida de la capital provincial hacia Luis Lazo, encontramos al hombre con la sonrisa de siempre, sostenido en gran dosis de paciencia.

Conozco a Roba hace ya algunos años. Es de esos cubanos inquietos, luchadores, estudiosos, honestos, defensor de sus criterios. Mucho ha tenido que demostrar esos atributos para que triunfe la razón y llevar adelante sus proyectos. Lo rodea una familia que lo apoya a plenitud.

Algunas cosas no han cambiado: el pequeño y pintoresco barrio levantado por medios propios; la fresca casa en altos, de rojos ladrillos aligerados, sin repellar; el modesto taller a medio construir; y, sobre todo, su afabilidad, esa que se respira allí, la misma que me llega a La Habana en las conversaciones por teléfono, la que espero me visite por primera vez en mi hogar.

Al inicio la conversación transcurrió por cauces para mí conocidos pero después reconocí que los caudales eran otros. Y no por el principio filosófico que un río no es siempre el mismo sino porque ese guajiro aplicado y perseverante, amplió mi instrucción sobre la ciencia, la técnica y el arte de producir buenos implementos deportivos.

Esta vez exhibió nuevos conocimientos sobre largos y complicados procesos de fabricación: desde la selección en el monte del mejor “palo” hasta el lugar apropiado -en el producto final- donde pintar los sellos identificadores de acuerdo con la simetría de las fibras; bueno, toda una serie de principios acumulados y probados en la práctica, a lo largo del tiempo, para que el instrumento sea más ligero, más flexible, resista más impactos.

Por la línea de la madera nos fuimos de los bates de béisbol a los arcos para tiro de flechas, a raquetas para jugar  tenis de mesa y otras para bádminton. Estas últimas nos llevaron al curtido de pieles, por técnicas artesanales, para su uso en las empuñaduras. Y le continuó la muestra de materia prima y su procesamiento, para el material que forra el área de impacto de las raquetas de tenis de mesa.

Fue algo realmente asombroso. ¡Que talento! Estudiante de cuarto año en Licenciatura en Educación Física, en la Universidad del Deporte,  presenta sus inventivas a través del INDER provincial en los Foros de Ciencia y Técnica, y comercializa sus productos por medio de la Empresa de Producciones Varias.

No debo extenderme más, no puedo traspasar los límites que me impone la publicación de la entrevista en Bohemia. Sí debo decirle que ese enjundioso intercambio estuvo arropado en la hospitalidad del anfitrión, recibimiento que además contó hasta con una “merienda fortísima”. Y, si de alimentos se trata, déjenme recomendarle que visite la calle Recreo, en el propio Pinar del Río, allí tomé el guarapo más sabroso de mi vida.

El regreso fue con buen tiempo -suave sol y fresca brisa- pero lento como “entierro de ricos” pues estábamos cortos de gasolina. No obstante fue un magnífico día.

 
 

Etiquetas: , , , ,

Un tambor a Ochún

Tenemos una familia cubana amiga integrada por un matrimonio, dos hijos y las dos abuelas. Padre y madre son dependientes gastronómicos, el hijo trabaja como cocinero y la muchacha es estudiante universitaria.

La amistad interfamiliar es fruto de la coincidencia del joven y mi nieto en los entrenamientos de béisbol, desde hace ya cerca de 12 años. A partir de la edad de nueve y hasta los 15 derramaron sudor en las prácticas, formaron parte de las nóminas de los equipos del municipio y la provincia, es decir, vencieron y perdieron, defendieron los mismos colores y banderas.

Se ayudaban, compartían lo que tenían, visitaban mutuamente, discutían, y hasta pernoctaban en una y otra casa, indistintamente. Las familias los acompañábamos a los encuentros en municipios de la Capital y también en otras provincias. Vivimos intensas emociones, momentos felices y otros amargos, pasamos trabajo y también gastamos bastante dinero en todo eso. A pesar del tiempo transcurrido y verse poco, se llevan muy bien, siempre uno se preocupa por el otro; mantienen un fuerte y bello aprecio.

Ahora por una razón especial se produjo la llamada telefónica. El padre se había hecho Obbatalá el pasado año, ahora le correspondía hacerse Iffá (intermediario entre los dioses y los hombres, y los hombres y sus antepasados), festejar con un tambor para que le entregaran el cuarto del santo y nos hacían llegar la invitación de familia a familia.

Por eso sus más recientes semanas fueron de mucha ocupación, además, la señora tenía la promesa de ir al santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre y allá se dirigieron con fe y disciplina.

La Regla de Ocha tiene algunos rasgos terrenales, no es nada rígida. Así, él debía dar ese “tambor” a Yemayá, santo de su iyalocha o madrina, pero como le debe mucho a Ochún (a la vez santo de su señora) solicitó dedicar la festividad a esta última deidad y fue autorizado.

Llegué allí acompañado por mi nieto y unos jóvenes peloteros, sobre las siete de la noche.  Una cuadra antes se podía oír las plegarias de las voces concertadas en un gran coro litúrgico, sustentados en el enardecido y acorde sonar de los tambores. Nos fue difícil abrir la  puerta para entrar a aquella sala atestada de más devotos que invitados respetuosos; allí bailaban y/o cantaban. Predominaban iyawós o creyentes en vías de asentamiento o consagración a un orisha. Cuatro olubatá o tocadores, percutían tambores sagrados; uno de ellos hacía de akpuon o cantante solista. Por supuesto todos con santo hecho.

La mayoría de los presentes éramos mulatos o negros. En cuanto a los géneros predominaban las mujeres. El ambiente era familiar, de fiesta. No aprecié exceso de bebidas alcohólicas. No hubo discusiones. Predominó el orden, las buenas maneras y la cortesía.

Llegamos algo tarde. Según me contaron ya nuestro amigo había salido a la sala a saludar a los presentes y bailar en su festejo, vestido con inmaculado traje blanco, desbordando elegancia. Cumplida esta obligatoria acción se recluyó de nuevo.

Música, coros y baile no se detenían aunque la celebración estaba cercana a su fin. Ante un cántico saludo a Elegguá, un joven consagrado como tal, fue “montado” y comenzó a bailar acompañándose de gritos y palabras ininteligibles. Vino rápida la ayuda de dos babalochas, una de ellas la iyalocha de amigo, pero ellas fueron tomadas por Oyá. Los olubatá continuaron trabajando sin descanso hasta que todo se tranquilizó y solo entonces terminaron.

Yo estaba sentado en una segunda habitación, en una esquinita de un amplio y acolchonado sofá, compartiéndolo con un grupo de señoras de la tercera edad. Ellas también coreaban los cantos a los orischas.

De pronto descubrí frente a mí, en la semipenumbra, un espacio que percibí mágico. Fui develando lentamente misteriosos objetos de veneración. Me envolvió entonces un respeto silencioso frente a toda una mitología de fervores y favores, historias y presentes, humanidades y horrores.

Era un rico muestrario ritual. Se reunían allí, con estricto orden, entre otras cosas, más de una decena de cazuelas que fui detallando una por una. Más esbeltas o barrigonas; más adornadas y vistosas. Las había de madera, de barro y también de aluminio. Pintadas o sencillamente lisas. Enrollados en los pomos de sus tapas reposaban collares de diversos colores, composiciones y longitudes, muy artísticos muchos de ellos, y en los entornos, objetos tan disímiles como estatuillas y postales de santos de la religión católica; espadas de madera y otros materiales con grabados; bastones y cruces también de madera, finamente tallados; cuadros de buena factura realizados al óleo y otros mil objetos.

Terminó el toque y también mi encanto. Salió entonces mi amigo, contento, feliz, ya vestido con ropa de calle. Hacía tiempo que no hablábamos. Lo noté sencillo, relajado, fraternal como siempre. Comimos a la vez, conversando, el buffet que esperaba por los presentes. Había terminado bien este momento en su religión donde ya transitó por hacerse santo con un aislamiento durante una semana completa, el día del Médium con la fiesta correspondiente, el día del Itá recibiendo la palabra de los santos a través de los caracoles, y el mandato de lo que puede hacer y lo que tiene prohibido.

Más información en:

Asociación Cultural Yoruba de Cuba

 
7 comentarios

Publicado por en 09/02/2012 en Cuba, cultura, Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Trece Tamayos en pugna

En el Congreso, Ileana Ross, Mario Díaz Balart y David Rivera prometieron villas y castillas a Reina Luisa Tamayo

Reina Luisa Tamayo, (madre de Orlando Zapata Tamayo, preso muerto en Cuba,  y los doce parientes que le acompañaron al paraíso miamense están pasando las de Caín. Nada de la ayuda anunciada por Ileana Ross-Lethinen cuando el destino primero de RLT era Arizona. ¿Recuerdan ustedes lo que declaró entonces a la prensa la líder de los embusteros congresistas cubanoamericanos? Les repaso: “”He estado en contacto con el Departamento de Estado para pedirles que permitan a Reina Luisa Tamayo quedarse en Miami… Reina Luisa no debe de ser enviada a Arizona rodeada de personas ajenas a su sufrimiento… “Estamos comprometidos a ayudar a Reina Luisa Tamayo a establecerse en Miami e integrarse a nuestra comunidad”.

Hoy las cosas a la emigrante y sus acompañantes se le han puesto de color hormiga. El subsidio federal se agotó y no hay para pagar el alquiler de la casa, los abastecimientos y otros gastos. En siete meses, a pesar de todos los esfuerzos en su nueva ocupación, no han conseguido más de cuatro patios para limpiar. Por cierto: ¿será uno de sus clientes o su protector ahora Luis Posada Carriles? Me asalta esa duda al ver la foto que les muestro, tomada durante la cena celebrada en el restaurante Versalles, tras la comparecencia televisiva brindada en el canal América TV-41.

Sí, porque después del lastimero llamado televisivo, reproducido -de seguro por órdenes de Ileana Ross-Lethinen para quitarse “los familiares y el muerto” de encima- por el agente CIA  Wilfredo Cancio Isla en su blog (antípoda de este que usted ahora lee), se fue al restaurant Versalles a reclamar ayuda a los “verticales combatientes” contra la Revolución Cubana. De ello hay testimonio gráfico.

La atención a su salud agrava su escenario. A la desatención a la diabetes que padece, se le suma ahora la necesidad de sendas intervenciones quirúrgica en ambas rodillas. Nada, la vida del tamaño de una caja de fósforos.

De seguro entonces recurrirá a las manos del único que al parecer le ha brindado alguna ayuda efectiva: Félix Rodríguez, ex miembro de la Brigada 2506, agente de la CIA y uno de los promotores de que los restos de Orlando Zapata Tamayo reposen en el mausoleo de los frustrados invasores de Cuba en 1962 ¡Que paradoja! ¿Estará en pago limpiando el patio de la residencia del asesino del Che?

 
5 comentarios

Publicado por en 07/02/2012 en Cuba, Política, Revolución, Sociedad, USA

 

Etiquetas: , , ,

Elizardo Sánchez Santa Cruz: tres fotos

El 20 de octubre de 1987, Elizardo Sánchez Santa Cruz creó la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN). La foto fue tomada en 2003, cuando la televisión cubana mostró imágenes de Sánchez, condecorado por los Órganos de la Seguridad del Estado como el agente “Juana”.

Elizardo Sánchez Santa Cruz sale en diciembre de 2010 de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos de Norteamérica en La Habana, Cuba. Impaciente y nervioso abre la jaba recogida para averiguar si contiene lo prometido.

Al centro, delante, sentada, Maritza Pelegrino, viuda del delincuente muerto Wilman Villar, a su espalda, con camisa azul, Elizardo Sánchez Santa Cruz, presidente de la Comisión Cubana de los Derechos humanos, . Foto tomada a fines de 2011, en la casa de la ex amante de Sánchez durante una conferencia de prensa. Pelegrino mintió sobre las verdaderas causas del encarcelamiento y la fecha del empadronamiento en la disidencia de su esposo después de estar cumpliendo condena. No se refirió a las heridas sufridas por los golpes recibidos en varias ocasiones a manos de su esposo; de su amenaza a Wilman de irse de la casa para no recibir más puñetazos; de la intervención de su mamá al llamar a la policía para interrumpir la última golpiza; de la declaración firmada en la estación de la policía por su mamá y su papá corroborando la agresión a ella y a los policías que acudieron al llamado; a la declaración jurada del padre en el juicio contra el agresor. Por último también mintió en cuanto a que su esposo hizo una huelga de hambre y su verdadera causa de muerte: fallo multi-orgánico secundario a un proceso respiratorio séptico severo, shock por sepsis.

 
4 comentarios

Publicado por en 04/02/2012 en Cuba, Política, Revolución, USA

 

Metropolitanos es noticia

Un fanático, con cara de pocos amigos, me lo anunció a fines del pasado mes: se reúne en estos días la Dirección Nacional de Béisbol, para la próxima Serie Nacional vuelve la estructura de 16 equipos y Metropolitanos se irá de la competencia.

Le contesté lo mismo que escribí en este mismo blog en el trabajo Béisbol: Sobra uno… ¿Metropolitanos?, previo al inicio de la Serie 51: “ahora Metropolitanos que seguro regalará el sótano…”.

Será el tercer yerro del organismo rector del deporte nacional: el primero fue permitir que desapareciera el antiguo Habana para dar lugar a dos conjuntos, Artemisa y Mayabeque, sin tiempo para sus respectivas preparaciones necesarias. Ambos rellenaron sus rosters con largas listas de novicios y por tanto con muy remotas posibilidades  de repetir los triunfos de su antecesor. El segundo, hacer de  Metropolitanos el equipo 17, permanente sotanero durante varias series, sin competitividad alguna.

Evalué a los Rojos de La Habana a partir de reunir una buena dirección, peloteros establecidos y un grupo de jóvenes en franco desarrollo con brillantes carreras en las categorías escolares y juvenil. Muchos de ellos fueron integrantes de selecciones nacionales ganadoras y de equipos Cuba, tanto al campo como en el pitcheo, si bien este último su más débil flanco. Vean estos nombres en el juego diario: Enrique Díaz, Stayler Hernández, Jorge Luis Barcelan, Roberto Carlos  Ramírez,  Wilfredo Aroche, Jeans Maykel Trujillo, Rigoberto Gómez, Yuset Amador, Eliut Torres, Osmel Cordero y Yoel Mestre, entre otros. Mientras por los lanzadores aparecen  algunos ya conocidos como Ebris Pablo Martinez, Raidel Borges,  Abel Viego, Maikel Hidalgo y los prometedores  Antonio Baro,  Kuglai Gonzalez y  Manuel Diaz, solo para mencionar un grupo.

En realidad hoy los Metros ganan más juegos que en igual fecha del campeonato pasado, es un equipo bien diferente. En estos días del pronóstico de su eliminación de nuestra liga mayor de béisbol, los Guerreros de la Capital llevan a cabo una sprintada fabulosa, incluso recién culminaron una subserie de ensueño al barrer en tres juegos a Matanzas, el colectivo asombro del período, equipo que llegó al Estadio Latinoamericano en el primer lugar del torneo. Para más emoción, estos tres triunfos, permitieron a sus coterráneos Industriales, ascender a la cúspide, -sin jugar porque estaban en descanso- y aventajar un juego completo a la representación de la ciudad Atenas de Cuba.

Los seguidores de Metros van en aumento, pude apreciarlo el domingo en el terreno antes mencionado. Además, están entusiasmados. Conocedores de la amenaza que pende sobre los Rojos, coreaban “Uhhh… Ahhh… Metros no se va”.

Ahora la situación se torna más compleja para la Dirección Nacional de Béisbol puesto que el segundo equipo de la Capital no es el más malo de la Serie. Si la determinación  de eliminarlos se hace firme en la búsqueda de una estructura de 16 conjuntos -y dejan otros equipos peores- la estructura no responderá a los mejores intereses deportivos sino a la división política administrativa existente en este momento.

Por otra parte es indiscutible que Metropolitanos debe reorientarse y cumplir  el objetivo para el cual fue concebido: luchar por un puesto entre los mejores, y no seguir condenado a ser sencillamente la sucursal de Industriales, sanción que viene cumpliendo hacia ya varios años por la decisión de algunos.

Entre cielo y tierra no hay nada oculto. El béisbol en la provincia La Habana sube, gana en calidad. Es el resultado de un fuerte trabajo comenzado desde la base cuando se renovó la Dirección Provincial de Béisbol, que ha logrado mejores campeonatos provinciales, la restitución de la cuadrangular (Copa Gran Habana) y fortalecer la antigua Academia, hoy bautizada como Escuela Provincial de Béisbol.  Buen camino.

 
6 comentarios

Publicado por en 02/02/2012 en Béisbol, Cuba, Deporte

 

Etiquetas: , , ,