RSS

Archivo de la etiqueta: alzados

FIDEL EN EL ESCAMBRAY (II): LA LUCHA CONTRA BANDIDOS

Por Luis Machado Ordetx

Elio-Jorge-Martínez

Elio Jorge Martínez, centenario miliciano y productor, residía en Manicaragua, y figuró entre los entrevistados para el libro Operación Jaula, escrito por José R. Herrera Medina, y publicado en 2008. (Foto: Manuel de Feria).

Elio Jorge Martínez cumplirá 102 años el próximo octubre. Es nativo de Calabazar de Sagua, pero hace décadas reside en Manicaragua. Allí fundó su familia y se quedó para siempre. Figuró como administrador de granjas agropecuarias y miliciano cazabandidos. Todavía sus recuerdos e ideas son tan cristalinas como el agua que emanan los manantiales del lomerío.

Fue de los hombres que a partir de 1960 estuvo en la Limpia del Escambray. Cursó instrucción militar en La Campana, donde aprendió, entre campesinos y obreros, la combinación de las operaciones tácticas con labores político-cultural.  Las clases las impartían “combatientes, algunos de la columna número 1 de Fidel, gente muy buena que nos enseñó el arte de pelear”, dijo.

Allí por vez primera vio al Comandante en Jefe, y como todos, recogió su saludo. “El 7 de septiembre, un día antes de salir los 18 pelotones de operaciones para perseguir a los bandidos, llegó a la escuela. Estaba encima de unos sacos llenos de arena, y dijo: …arrímense para acá que les voy a hablar: tengo que dar unos detalles que cumplirán, y atiendan bien. Ustedes van a llevar dinero para comprar todo lo que vayan a comer por ahí. Al campesino tienen que pagarle lo que compren, incluso darle un poquito más de lo que piden. No pueden meterse en ninguna casa, y sobre todo respetar las familias. Cuando divisen a los bandidos se tiran en el suelo y disparan al aire hasta que se entable el combate.

“Eso me sirvió mucho a mi porque una vez me topé con unos alzados y hubo tremendo volumen de fuego allá en Aguacate, y el humo de la pólvora se confundía con la neblina. Allí le di un tiro a Ismael (Látigo Negro) Heredia en una pierna. Enseguida salieron corriendo. Nosotros éramos pocos hombres.”

Jorge Martínez, de hablar pausado, recuerda cuando “en La Cariblanca, Fidel se montó en una mula y le regaló su camisa a un combatiente. Siempre fui forjado en la estirpe de Enrique Otero (Gallego) , Gustavo Castelllón (El Caballo de Mayaguara) y Puro Villalobos. Todos éramos rastreadores de bandidos. De esos hombres había muchos en todo en el Escambray. De lo contrario no se liquidaría el bandidismo y tampoco echaríamos pa´lante en todas las acciones militares y productivas que nos esperaban. En la Cariblanca estaban las mayores fuerzas de alzados. De allí, en la casa que le prestaron la mula, el Comandante se llevó para La Habana a un niño, y quería que se educara en la ciudad. Tremendo humanismo sintió la familia de Domingo Fuentes, un campesino agradecido de la Revolución.”

Read the rest of this entry »

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,