RSS

Archivo de la etiqueta: Rusia

Los lazos de Trump con el pasado y la resurrección de la izquierda

Por James Petras – La Haine

17/02/2017

Los oligarcas y las élites de la “seguridad” no accederán a las demandas populares ni renunciarán a sus privilegios fácilmente. Afilarán los cuchillos

De Omnibus Dubitandum (Hay que dudar de todo)

Introducción

donald-trump

Foto: tiempo.hn

El presidente Trump está completamente integrado en la estructura más profunda del imperialismo estadounidense. A pesar de sus ocasionales referencias a la no intervención en guerras en el extranjero, Trump sigue los pasos de sus predecesores.

A pesar del alboroto montado por neoconservadores y liberales acerca de sus vínculos con Rusia, sus “herejías” sobre la OTAN y su apertura hacia la paz en Oriente Próximo, en la práctica, Trump ha desechado su imperialismo humanitario de mercado y ha acometido las mismas políticas belicosas de su rival del partido demócrata Hillary Clinton.

Al carecer de la hábil “demagogia” del antiguo presidente Obama y no adornar sus acciones con exhortaciones baratas a las políticas de “identidad”, los pronunciamientos groseros y abrasivos de Trump han hecho que los jóvenes se lancen a las calles en manifestaciones masivas. Estos actos de protesta cuentan con el poco discreto apoyo de los principales adversarios de Trump: los banqueros de Wall Street, los especuladores y los magnates de los medios de comunicación. En otras palabras, el presidente Trump es un manipulador de los símbolos, no un “revolucionario” y ni siquiera un “agente del cambio”.

Vamos a proceder a analizar su trayectoria histórica, la que ha permitido el advenimiento del régimen Trump. Identificaremos los programas y compromisos en curso que determinan el presente y la dirección futura de su administración.

Concluiremos determinando el modo en que la reacción del presente puede servir para crear futuras transformaciones. Nos enfrentaremos al actual delirio “catastrófico” y apocalíptico y propondremos razones para una visión optimista del futuro. En resumen: este artículo señalará por qué las características negativas del presente pueden tener consecuencias positivas.

Secuencia histórica

Las pasadas dos décadas, los presidentes de EEUU han derrochado los recursos financieros y militares del país al embarcarse en múltiples guerras interminables en las que no han conseguido ganar, así como en deudas comerciales y desequilibrios fiscales por valor de un billón de dólares. Los dirigentes estadounidenses han enloquecido provocando grandes crisis financieras, permitiendo que los principales bancos cayeran en bancarrota, destruyendo la vida de pequeños deudores hipotecarios, devastando el tejido industrial y creando un desempleo masivo al que ha seguido la creación de puestos de trabajo inestables y mal pagados que han llevado al desplome de las condiciones de vida de las clases trabajadora y media baja.

Read the rest of this entry »

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La batalla de Alepo y la encrucijada siria

Por  Luis Manuel Arce

alepo-1

La toma de Alepo rememora a la de Berlín, que puso fin a la Segunda Guerra Mundial y sirvió de replanteo de la correlación de fuerzas en el mundo

La Habana.- La batalla de Alepo ganada por las fuerzas leales al presidente Bashar al Assad y sus aliados rusos rememora de forma inversa en su proyección la de Berlín que puso fin a la Segunda Guerra Mundial y sirvió para el replanteo de la correlación de fuerzas en el mundo.

No es que Alepo signifique el fin del conflicto armado -que va a continuar mientras la Daesh siga siendo alimentada por la derecha internacional y ese mal llamado Estado Islámico tenga capacidad de reclutamiento de carne de cañón-, pero al contrario de Berlín puede impedir el nuevo reparto territorial que pretendía balcanizar a Siria.

Si aquellos que provocaron el conflicto sirio desearan sacar alguna lección de Alepo lo primero que deberían admitir es que la inteligencia ruso-siria logró en un tiempo relativamente corto neutralizar a la Daesh y detener su avance militar y político, e incluso religioso, gracias a la confrontación ideológica planeada para separar a los grupos de oposición en armas.

Los estrategas rusos y sirios lograron identificar en la enmarañada selva de las fuerzas contrarias al gobierno de Damasco los troncos principales del bosque, y a partir de ese conocimiento determinar que la oposición no era un grupo homogéneo, ni siquiera afín entre sus componentes, e incluso con contradicciones antagónicas e irreconciliables que indefectiblemente debilitaban al adversario y convertían en inútiles el apoyo de Israel y el Occidente.

Se trataba de una fuerza caótica, fragmentada y asimétrica en su potencialidad que dificultaba incluso a sus aliados direccionar y distribuir la ayuda militar y financiera, y peor aún la mediática.

Por supuesto que la intensa e inteligente labor de reconciliación y diálogo que encabezó Rusia tuvo que apoyarse muy firmemente en el aspecto militar que jugó el papel de disuasión sin el cual hubiese sido imposible la desfragmentación de moderados y radicales cuya presunta unidad nunca existió más allá de los deseos y sueños de EEUU e Israel.

La victoria de Alepo es histórica no solamente por haber liberado militarmente ese vasto y destruido territorio convertido en un bastión donde los terroristas acumularon su mayor potencial de armas y la campaña publicitaria fue más fuerte, sino que los rusos pudieron demostrar sobre el terreno que el objetivo principal era lograr un acuerdo con todas las partes -excepto los terroristas de Daesh- que condujera a la paz, y eso estimuló a los grupos menos radicales y desarmó la campaña mediática internacional contra el gobierno de Al Assad.

Read the rest of this entry »

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

China, Estados Unidos y el comercio exterior

Por Alberto Rodríguez Arufe (Arufe)

Billetes yen y dolar

Mientras el Yen se fortalece cada día más ante otras monedas, el dólar continúa debilitándose

Hay poco se conoció la noticia que China había superado a Estados Unidos en el volumen total del comercio exterior del 2012.  Según los datos el monto de la exportación e importación del vecino del Norte alcanzó los 3,82 billones de dólares mientras que la del gigante asiático llegó a 3,87 billones con lo cual sigue su indetenible paso de escalar posiciones en la economía mundial y va dando la razón a quienes vaticinaron que emergería como la superpotencia del siglo XXI.

Sin embargo, lo que más me llamó la atención de esta información es que en el balance entre lo importado y lo exportado, la milenaria nación logró un superávit de 231,100 millones de dólares mientras que Estados Unidos experimentó un déficit de 727,900 millones con lo cual la economía del imperio norteamericano sigue batiendo sus records negativos en materia de desbalances.

Esto último es algo característico de un modelo de consumo desenfrenado, que ha podido sobrevivir hasta ahora de los beneficios del sistema de explotación de las riquezas del resto del mundo, sustentado en el orden económico internacional impuesto y que, aún prevalece, donde el dólar ha sido una herramienta fundamental como moneda dominante en el comercio mundial.

Por su parte el país emergente, dentro de su ordenada y exitosa apertura económica

-que no ha estado carente de riesgos y algunos efectos no deseados-, en ningún momento ha subestimado ni abandonado su responsabilidad como Estado en la regulación de elementos macroeconómicos claves en la construcción de su nuevo modelo de desarrollo socialista -con características propias- que, una vez desatadas las fuerzas productivas, tratan de mantener un equilibrio razonable entre el crecimiento económico y el bienestar social.

En contraste con los cada vez más frecuentes tropiezos y crisis de las principales economías capitalistas, el plurinacional país no ha cesado de incrementar su comercio exterior y sus reservas en divisas. Por demás, su moneda es cada vez más sólida y sus pueblos, en los últimos años, disfrutan en su amplia mayoría de una elevación sostenida de sus niveles de vida y consumo, sin abandonar sus arraigadas tradiciones de ahorrar.

No es casual que en la política de las grandes corporaciones del mundo capitalista globalizador y sus medios de comunicación se trate por todas las vías de inculcar nuevos hábitos de consumo en los ciudadanos chinos, especialmente en aquellos que despuntan por poseer mayores recursos monetarios, en los que busca despertar el apetito por el lujo, aspecto donde hasta ahora la sociedad estadounidense ha tenido un indiscutido liderazgo muy difícil de alcanzar.

En estas circunstancias cabe preguntarse hasta cuando la superioridad política, militar y tecnológica de los Estados Unidos le permitirá al gobierno del imperio mantener un modelo de sociedad consumista donde Estado y ciudadanos gasten más de lo que tienen y vivan cada vez más de las riquezas que extraen al resto del mundo. No parece probable que entre déficits, abismos fiscales, deudas, recortes automáticos al presupuesto y otros desastres, a la economía norteamericana le espere un buen futuro y menos aún larga duración a su papel dominante en la economía mundial.

En cualquier caso parece inevitable -sin desconocer el papel relevante de otros actores internacionales-, que la primera mitad de este siglo estará marcada por la creciente rivalidad entre una China que renace y un imperio capitalista que retrocede.

Recordemos que enorme nación oriental acaba de asumir la más alta dirección del país una nueva generación a la que corresponderá en pocos años convertir a su nación en la primera economía mundial, contra unos Estados Unidos en franco declive en cuanto a su hegemonía mundial, en un escenario agobiado por las crisis generadas por el agotamiento del modelo capitalista neoliberal, pero donde, además, ambos mantienen importantes vínculos de interdependencia.

Sera también la rivalidad entre dos modelos: uno basado en las explotación, la hegemonía, el lujo y el derroche sin límites de las clases dominantes, donde parece sobrar buena parte de sus ciudadanos, y otro que va logrando con éxito dar techo, alimentar y vestir a cerca de la quinta parte de la población mundial y que proclama como objetivo alcanzar una sociedad donde se pueda vivir de manera moderadamente próspera.

En este escenario no es nada casual que la primera gira internacional del nuevo presidente Xi Jinping haya comenzado con una llamativa y exitosa visita para fortalecer los vínculos estratégicos con Rusia y concluyera, después de visitar otras naciones africanas, con su participación en la Cumbre de Jefes de Estado de los BRICS , donde se afianzaron los nexos entre las principales economías emergentes del planeta que esta vez tuvo como sede a Sudáfrica, con lo que quedaron bien visibles algunas de las principales prioridades de la política exterior china.

Por cierto contrastó la gira del líder chino con la reciente visita del presidente Obama al Medio Oriente ( ), rodeada de una atmósfera de guerra, muertes, terror y amenazas, unido a la ausencia de ideas e iniciativas encaminadas a avizorar la solución de los prolongados conflictos que desangran a esa región.

Bien vale la pena pensar en todo el significado que puede encerrar la frase del presidente Xi Jinping cuando habla del sueño chino y el gran renacimiento de la nación asiática frente al famoso y cada vez más perturbado sueño americano.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,