RSS

Archivo de la etiqueta: Estado

El verano y las playas en Cuba

Por Pedro Hernández Soto

¿Quién lo iba a pensar, con mangas largas en agosto?

¿Quién lo iba a pensar, con mangas largas en agosto?

En nuestro país las “vacaciones” se califican a las disfrutadas en los meses de julio y agosto de cada año, para nada las de sus finales o Pascuas.

Son días de ocio y en ese espacio de tiempo -el de mayor calor (siempre se dice que es más fuerte que nunca antes)- hay que ir a la playa, ya sea usted niño, adolescente, persona mayor o longevo; de piel blanca, negra o mestizo; más o menos poderoso económicamente; procedente del campo o la ciudad.

Es cierto que la inmensa generalidad son jóvenes que invaden las costas de todo el país (arenosas o puro “diente de perro”) y también hay cubanos que se autocalifican y consideran a sus coterráneos en una “posición social” de acuerdo a la calidad del lugar que se visite, el tiempo que allí estén y los gastos en que incurran. Al igual que hacen para con la marca y el año del auto que utilizan, aunque no sea propio. Ellos viven ese “pedacito”.

Otros por el contrario tratan de ocultar su ida a una instalación de primera -incluso hasta a la familia-, como si tal acción fuese algo vergonzante o repudiable. Nada, en este sentido somos un mosaico. Hay en Cubita la bella de todo, “como en la viña del Señor”. Read the rest of this entry »

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 28/08/2014 en Cuba, Política, Revolución, Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

China, Estados Unidos y el comercio exterior

Por Alberto Rodríguez Arufe (Arufe)

Billetes yen y dolar

Mientras el Yen se fortalece cada día más ante otras monedas, el dólar continúa debilitándose

Hay poco se conoció la noticia que China había superado a Estados Unidos en el volumen total del comercio exterior del 2012.  Según los datos el monto de la exportación e importación del vecino del Norte alcanzó los 3,82 billones de dólares mientras que la del gigante asiático llegó a 3,87 billones con lo cual sigue su indetenible paso de escalar posiciones en la economía mundial y va dando la razón a quienes vaticinaron que emergería como la superpotencia del siglo XXI.

Sin embargo, lo que más me llamó la atención de esta información es que en el balance entre lo importado y lo exportado, la milenaria nación logró un superávit de 231,100 millones de dólares mientras que Estados Unidos experimentó un déficit de 727,900 millones con lo cual la economía del imperio norteamericano sigue batiendo sus records negativos en materia de desbalances.

Esto último es algo característico de un modelo de consumo desenfrenado, que ha podido sobrevivir hasta ahora de los beneficios del sistema de explotación de las riquezas del resto del mundo, sustentado en el orden económico internacional impuesto y que, aún prevalece, donde el dólar ha sido una herramienta fundamental como moneda dominante en el comercio mundial.

Por su parte el país emergente, dentro de su ordenada y exitosa apertura económica

-que no ha estado carente de riesgos y algunos efectos no deseados-, en ningún momento ha subestimado ni abandonado su responsabilidad como Estado en la regulación de elementos macroeconómicos claves en la construcción de su nuevo modelo de desarrollo socialista -con características propias- que, una vez desatadas las fuerzas productivas, tratan de mantener un equilibrio razonable entre el crecimiento económico y el bienestar social.

En contraste con los cada vez más frecuentes tropiezos y crisis de las principales economías capitalistas, el plurinacional país no ha cesado de incrementar su comercio exterior y sus reservas en divisas. Por demás, su moneda es cada vez más sólida y sus pueblos, en los últimos años, disfrutan en su amplia mayoría de una elevación sostenida de sus niveles de vida y consumo, sin abandonar sus arraigadas tradiciones de ahorrar.

No es casual que en la política de las grandes corporaciones del mundo capitalista globalizador y sus medios de comunicación se trate por todas las vías de inculcar nuevos hábitos de consumo en los ciudadanos chinos, especialmente en aquellos que despuntan por poseer mayores recursos monetarios, en los que busca despertar el apetito por el lujo, aspecto donde hasta ahora la sociedad estadounidense ha tenido un indiscutido liderazgo muy difícil de alcanzar.

En estas circunstancias cabe preguntarse hasta cuando la superioridad política, militar y tecnológica de los Estados Unidos le permitirá al gobierno del imperio mantener un modelo de sociedad consumista donde Estado y ciudadanos gasten más de lo que tienen y vivan cada vez más de las riquezas que extraen al resto del mundo. No parece probable que entre déficits, abismos fiscales, deudas, recortes automáticos al presupuesto y otros desastres, a la economía norteamericana le espere un buen futuro y menos aún larga duración a su papel dominante en la economía mundial.

En cualquier caso parece inevitable -sin desconocer el papel relevante de otros actores internacionales-, que la primera mitad de este siglo estará marcada por la creciente rivalidad entre una China que renace y un imperio capitalista que retrocede.

Recordemos que enorme nación oriental acaba de asumir la más alta dirección del país una nueva generación a la que corresponderá en pocos años convertir a su nación en la primera economía mundial, contra unos Estados Unidos en franco declive en cuanto a su hegemonía mundial, en un escenario agobiado por las crisis generadas por el agotamiento del modelo capitalista neoliberal, pero donde, además, ambos mantienen importantes vínculos de interdependencia.

Sera también la rivalidad entre dos modelos: uno basado en las explotación, la hegemonía, el lujo y el derroche sin límites de las clases dominantes, donde parece sobrar buena parte de sus ciudadanos, y otro que va logrando con éxito dar techo, alimentar y vestir a cerca de la quinta parte de la población mundial y que proclama como objetivo alcanzar una sociedad donde se pueda vivir de manera moderadamente próspera.

En este escenario no es nada casual que la primera gira internacional del nuevo presidente Xi Jinping haya comenzado con una llamativa y exitosa visita para fortalecer los vínculos estratégicos con Rusia y concluyera, después de visitar otras naciones africanas, con su participación en la Cumbre de Jefes de Estado de los BRICS , donde se afianzaron los nexos entre las principales economías emergentes del planeta que esta vez tuvo como sede a Sudáfrica, con lo que quedaron bien visibles algunas de las principales prioridades de la política exterior china.

Por cierto contrastó la gira del líder chino con la reciente visita del presidente Obama al Medio Oriente ( ), rodeada de una atmósfera de guerra, muertes, terror y amenazas, unido a la ausencia de ideas e iniciativas encaminadas a avizorar la solución de los prolongados conflictos que desangran a esa región.

Bien vale la pena pensar en todo el significado que puede encerrar la frase del presidente Xi Jinping cuando habla del sueño chino y el gran renacimiento de la nación asiática frente al famoso y cada vez más perturbado sueño americano.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Barack Obama: elecciones y promesas ¿cumplidas?

De mis padres aprendí que debe sentirse muy mal cualquier persona que incumple lo prometido. Desde inmemoriales generaciones se escucha que: “La palabra empeñada es ley”.

En el caso que nos ocupa quien se desdice es nada más y nada menos que Barack Obama, presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, el país que se autoconsidera rector y patrón mundial de la democracia, paradigma del respeto por derechos humanos, de la libertad de expresión, del libre mercado, de la responsabilidad y etcétera, etcétera, incluido ser los más bonitos y más inteligentes.

Su compromiso crece hasta el infinito cuando afecta la vida de millones de personas y  ha sido divulgado –con su consentimiento y apoyo- por los medios más poderosos del orbe. Ahora los renueva a punto de comenzar su campaña por la reelección por otros cuatro años.

En diferentes momentos y lugares, el afronorteamericano gobernante se refirió, a lo largo de su campaña por la presidencia y durante el ejercicio de la misma, a la solución de la crisis económica interna y el incremento de empleos, retiro de las tropas de Irak, aumento “temporal” de las fuerzas en Afganistán para tranquilizar el país, cierre de la cárcel en Guantánamo, trabajar por una solución de la situación de los inmigrantes, un trato diferente en las relaciones con América Latina, y subvención de créditos universitarios a bajo costo, entre otras promesas del “cambio”.

Y todo, en la realidad, no es color de rosa. Los republicanos potencian los incumplimientos como una seria debilidad del aspirante demócrata en el camino a la reelección. “Esta elección va a ser un referéndum sobre Obama y se va a demostrar que los estadounidenses y este país no estamos mejor que hace tres o cuatro años”, enfatizó el presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), Reince Priebus, en una entrevista al programa  “Al punto”  de Univision. “La estrategia será basarnos en la economía y las palabras que salieron de la boca de Obama. Éste no cumplió las promesas que les hizo a los estadounidenses hace cuatro años”.

“Tenemos menos trabajo, más desempleo, más deudas, así que vamos a decirle a las mujeres y a todos que no se les ha tomado la adecuada atención que se necesitan y no sólo palabras”, puntualizó. “Será una campaña muy fácil tan pronto ya tengamos al candidato presidencial y la estrategia es bastante simple sólo consiste en mostrar la economía para ver que las palabras (de Obama) no trajeron a un país mejor”, enfatizó.

En realidad el problema es mucho más complicado. Para tratar de comprenderlo es necesario analizarlo en su conjunto pues los EE.UU. transitan por una crisis bien compleja, con tres componentes principales: social, económico y militar, presentes e interrelacionados en la economía interna, las operaciones militares en el extranjero y las afectaciones al Estado yla Política norteamérica.

Solo en lo referido al endeudamiento nacional el máximo aprobado por el Congreso llegaba a 14.3 billones de dólares, monto que el Gobierno alcanzó en mayo del pasado año. Para resolver tan grave situación, en junio pasado Obama debió recurrir al Congreso para tener la autorización que le permitiera subir el techo del endeudamiento. Fue una fuerte batalla entre demócratas y republicanos hasta el pasado 2 de agosto cuanto se logró aumentarlo  al menos hasta 2.1 billones de dólares más hasta el año 2013. El compromiso adjunto fue que el Gobierno debe producir una fuerte reducción fiscal en 2.5 billones de dólares en todos sus programas y sin cerrar la puerta al aumento de tributos. Un comité bicameral y bipartidista recomendará al Gobierno las medidas a tomar.

El reflejo más claro y fuerte de las repercusiones internas de la crisis está en las solicitudes semanales de desempleo. A lo largo de abril pasado subió la cantidad de personas que recibían beneficios (en 26,000 hasta los 3.30 millones). Los estadounidenses con subsidios de desempleo de emergencia alcanzaban los 2.78 millones.

No podemos pasar por alto la posible nueva burbuja por explotar en la sociedad norteamericana. Me refiero a la gigantesca deuda de los estudiantes, que asciende ya a un billón de dólares y lleva meses en el debate público. Se estima que cada estudiante que se graduó en el 2010 tiene una deuda promedio de 25 250 dólares, por concepto de créditos solicitados para terminar sus estudios. “Esto podría muy bien ser la próxima bomba de la deuda en la economía de Estados Unidos”, comentó el presidente dela Asociación Nacional de Abogados de Consumidores en Bancarrota (NACBA), William Brewer, según AFP.

En este escenario se mantienen las aventuras imperiales en el Oriente Medio. De estas se concluye que en Afganistán, tras diez años, los soldados norteamericanos no han podido derrotar a los talibanes y al decir de un periodista amigo: “La resistencia crece en poder, los campos de amapola crecen en tamaño y el gobierno impuesto por las tropas invasoras, ni tan siquiera en la capital, tiene total control”. En total, en Irak, Afganistán y Pakistán han muerto más de 6 mil soldados norteamericanos y138 mil civiles inocentes;  centenares de miles heridos; se han gastado cerca de 4 mil millones de millones de dólares. En Irak, a pesar de la pomposa retirada de las tropas en operaciones de combate, y su reducción a las bases que pretenden perpetuar la presencia militar estratégica en el área, se mantienen además miles y miles de contratistas norteamericanos armados hasta los dientes y el pueblo iraquí vive hoy diez veces peor que durante el gobierno de Sadam Hussein.

Sobre las nuevas relaciones con Latinoamérica, prometidas por Obama enla V Cumbrede las Américas -desarrollada en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago, del 17 al 19 de abril de 2009-, la realidad fue muy diferente según se pudo constatar en Cartagena de Indias a mediados del pasado abril.  Fue la tercera Cumbre sin consenso dada la diferencia, en este caso, por una parte de  Estados Unidos y Canada, y por la otra el resto de América, en cuanto al diferendo Argentina-Gran Bretaña por las Islas Malvinas y la imprescindible presencia de Cuba en estos cónclaves.

En cuanto a la propuesta imperial cabe señalar los principales aspectos señalados en el trabajo “Ecos de la Cumbre de las Américas, ¡Filantropicapitalismo!” de Renán Vega Cantor, publicado en Rebelión. Allí el profesor universitario, tras señalar el ridículo de las equivocaciones de Shakira al interpretar el himno nacional de Colombia, criticó su función de presentar los fundamentos del “filantropicapitalismo”, aplicado a la educación, y desbarató para decirlo de alguna forma, los principios y aplicaciones de tal engendro.

En su primera postulación Barack Obama se presentó como el  hombre para el cambio. Ahora comenzó su campaña electoral con un video contentivo de la situación económica de los EEUU a finales de 2008 y principios de 2009. Este material muestra varios conductores de programas de televisión comentando sobre el deterioro entonces de la economía, las pérdidas de los empleos y la crisis financiera.

Hoy el lema principal de la campaña de Obama es la palabra Forward, llevando a la mente de sus conciudadanos que el país ha salido Adelante por las medidas aprobadas durante su gobierno, entre ellas la menguada reforma del sistema sanitario, el plan de rescate económico (que salvó cerca de cuatro millones de empleos), el supuesto fin de la guerra de Irak, las nuevas regulaciones en el sector financiero y la erradicación de la discriminación a homosexuales en el ejército. Además el actual presidente enarbola como hecho relevante la ejecución extrajudicial de Osama bin Laden.

Veremos como se desarrolla esta carrera por la presidencia y lo que será más importante: el último de los cuatro años de su mandato como presidente de los Estados Unidos, y la realidad, tal vez evidente para una probable mayoría de los pocos que acudan a votar, de que sus adversarios son peores.

 
1 comentario

Publicado por en 10/05/2012 en Economía, Política, Sociedad, USA

 

Etiquetas: , , , , , , , ,