RSS

Décimas SU MAJESTAD, LA MUJER

07 Mar
mujeres foto

Foto tomada de cadenagramonte.cu

Wilfredo Verdecia González, el niño analfabeto que se hacía hombre en las labores del campo en plena la Sierra Maestra (Ver De campesino analfabeto a Ingeniero Eléctrico), y sustituyó azadón y machete por el fusil libertador de las huestes de Fidel Castro, hoy saluda a todas las compañeras en el Día de la Mujer con las décimas:

SU MAJESTAD, LA MUJER

I    La mujer es la energía

     Que al tiempo hace avanzar,

     Esperanza para amar,

     Por habernos dado el ser.

      Es simiente, es energía,

     Con causa para la vida,

      Ella cura las heridas,

      Con una sonrisa bella,

      Iluminando la estrella,

      Y a las personas sufridas.

 II  Su Majestad es la mujer,

      Y se merece un altar,

      Así poderla adorar,

      Por habernos dado el ser.

     Tenemos que agradecer,

     Con toda nuestra humildad,

     Obrando con la verdad,

     Sin desmayar ningún día,

     Logrando siempre armonía,

     Para la felicidad.

III Un homenaje a la flor,

      Más hermosa de la tierra,

      Para acabar con la guerra,

      Y darle paso al amor.

       Un homenaje mayor,

      Como la mujer merece,

       La vida que reverdece,

       Por su obra cotidiana,

       A la mujer soberana,

       Hoy todo el mundo agradece.

Otras décimas de este autor:

Décimas Amor y amistad
Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en 07/03/2017 en Cuba, cultura, Familia, Política, Revolución, Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , , ,

3 Respuestas a “Décimas SU MAJESTAD, LA MUJER

  1. Fidel Santacruz

    08/03/2017 at 6:34 PM

    Hay muchos temas que me atraen hacia el recuerdo de la mujer.(Me perdonan si algunos nombres no los escribo correctamente) Bachofen con el “matriarcado”; me recuerda un legado de
    Engels sobre la tragedia entre Clitennestra, Agamenón, Orestes, cuando Orestes termina acusando a su madre de asesinar a su marido y a mi padre; doble acusación. Me recuerda un libro “GORA” de Rabindranath Tagoré, a Madame Bobarí, a Clara Zetkin, y por qué no decirlo, aquella Rosario a quién Manuel Acuña dedicó su último poema, una mujer de quién el mismo José Martí, guardó una especial admiración por ella. Un saludo cordial Pedro extensivo a todas las personas que tenemos la debilidad de seguirte.

     
    • hdezsoto

      16/03/2017 at 12:13 PM

      Gracias Fidel por tu “debilidad de seguirme”.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: