RSS

Los destinos de las fortunas de los narcotraficantes

22 Nov

Por Pedro Hernández Soto

el-chapo-1

A El Chapo Guzmán le han sido incautados efectivos por millones de dólares; drogas; decenas de casas, avionetas y vehículos; joyas; obras de arte; pistas aéreas; animales exóticos; y armas, algunas de estas enchapadas en oro.

El Plan Mérida es un acuerdo entre Estados Unidos de Norte América con sus homólogos de México -el mayor territorio de tránsito de narcóticos además con una producción considerable-y países de centro y sur América. Se concretó en 2008 cuando presidía el vecino del norte George W. Bush. Su objetivo principal era impedir la fabricación, cultivo y tráfico de estupefacientes cuyo importe se calcula en unos veintitrés mil millones de dólares al año tan solo para los traficantes mexicanos.

Tal proyecto requiere de cada gobierno fondos suficientes para combatir los carteles que se dedican a la producción, traslado y venta de cocaína, anfetamidas, mariguana, opio y otros narcóticos. El pacto incluye la deportación a EE.UU. de los delincuentes reclamados por actos criminales para ser juzgados y condenados, con las consecuentes multas e indemnizaciones por los daños causados.

Realizando una sumatoria la contribución desde el inicio del Plan Mérida, hasta el cierre del año fiscal 2015, por el principal consumidor de drogas del mundo a México, el resultado arroja un total de unos dos mil 495 millones 100 mil dólares destinados a la asesoría  militar, adquisición de equipamiento de infantería, comunicaciones y de helicópteros del modelo Black Hawks,  además de otros recursos logísticos.

Hoy, según el Servicio de Investigaciones del Congreso de Estados Unidos,  México ha gastado 79 mil millones de dólares de su erario público en combatir a los cárteles de la droga. El todopoderoso Estados Unidos tan solo han cooperado con un 3.15% de ese valor.

La información disponible permite saber que el presidente Barack Obama elevo al Congreso un proyecto de presupuesto para el Plan Mérida 2016 mucho menor que el anterior. Sin embargo, las asignaciones para provocar la desestabilización de los gobiernos de Cuba y Venezuela se mantenían intactos.

armas-doradasEn estos momentos el recapturado narcotraficante, jefe del cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loveira (o Loera), alias El Chapo, maniobra para demorar todo lo posible su segura deportación a los Estados Unidos. Los pronósticos más cercanos a la realidad sitúan su fortuna unos 21 mil millones de dólares y ya no pocos bienes le han sido confiscados. Existen otros criterios con respecto a la suma de su acumulación, por ejemplo, la Corporación Rand, calcula sus ingresos en 600 millones de dólares por año y el Departamento de Justicia de Estados Unidos proclama de18 mil a 39 mil millones de dólares anuales, cifra al parecer sobrestimada para buscar mayor presupuesto estatal.

Como multas en efectivo, por comercialización de narcóticos y exportación de dinero, las autoridades del Distrito Este de Nueva York, reclaman 14 mil millones de dólares, en el Distrito Norte de Illinois exigen cinco mil 800 millones y en la división de Chicago del FBI piden otros mil 800; en total son 21 mil millones lo pretendido. La polvareda levantada por estos anuncios obligó al vocero de la embajada de Estados Unidos en México a informar que la fortuna de El Chapo será repartida equitativamente entre ambas naciones.

Como puede apreciarse, los vecinos del Norte –quienes nunca atrapan a algún gran narcotraficante nativo- quieren apropiarse de un monto considerable del dinero acumulado por el fundador y después ex jefe del cartel de Sinaloa.

trgre

Cuando fue detenido por primera vez a Guzmán se le ocupó un zoológico con osos, pumas, jaguares, tigres, leones, ciervos, renos y otros animales exóticos

Si bien son discutibles los alcances exactos de las fortunas personales de los capos de la droga menos claros están  los montos y destinos de las incautaciones. Juan Pablo, el hijo de Pablo Escobar Gaviria, manifestó en entrevista exclusiva a RT, que “logró salvar su vida después de la muerte de su padre “pagando por ella. Nos tocó entregar absolutamente todo lo que mi padre nos había dejado como herencia, ya sean propiedades, obras de arte, dinero en efectivo, automóviles, motocicletas, todo tipo de vehículos, aeronaves, todo. Recuerdo cómo todos esos bienes pasaron no solo a manos de los enemigos de su progenitor, que fueron a quitárselo todo a punta de pistola, sino también a las autoridades”.

Tenga usted en cuenta unos pocos de estos, de sus caudales poco o nada se sabe y de los destinos de estos mucho menos:

  • Vicente Carrillo Fuente, jefe del Cártel de Juárez, detenido el 9 de octubre 2014, blanqueaba un promedio de US$1.000 millones al año.
  • Héctor Beltrán Leyva, “El H”, líder del Cártel de los Beltrán Leyva, conducido en septiembre de 2014. Por su captura EE.UU. ofrecía US$5 millones y México 30 millones de pesos (US$2,3 millones).
  • Jairo Estuardo Orellana Morales, alias “El Pelón“, preso en mayo 2014, sanguinario hombre de Los Zetas en Guatemala, responsable del transporte de la droga desde Centro América hasta México.
  • Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle Valle, hondureños, capturados en octubre de 2014, extraditados a EE.UU. y condenados a cadena perpetua.
  • Sigifredo Nájera Talamantes, alias “El Canicón“, capo del cártel de Los Zetas en Monterrey, fallecido de un paro cardiorrespiratorio en la prisión del Altiplano
  • Servando Gómez Martínez, líder del cártel Los Caballeros Templarios, a quien fueron confiscados un centro de reuniones, un hotel y una gasolinera y clausurados de una veintena de bares, discotecas y centros nocturnos además de diversas minas de mineral de hierro que exportaban ilegalmente.
  • Juan Carlos Portela Noriega, alias “Don Javier“, uno de los jefes del Clan Úsuga, relacionado los carteles mexicanos Los Zetas y Sinaloa. Organizaba el tráfico marítimo hacia Estados Unidos y Bélgica.
  • Fabio Ochoa Vázquez (2/05/1957- ), condenado a 30 años en los Estados Unidos desde 2001; seis mil millones.
  • Jorge Luis Ochoa Vázquez (30/09/1950- ), cumplió cinco años de prisión en Colombia a partir de 1991; seis mil millones.
  • Juan David Ochoa Vázquez (13/04/1946-25/07/2013), extinguió cinco años en calabozos de Colombia, murió en libertad; seis mil millones.
  • Carlos Lehder (7/09/1949- ), cautivo en EE.UU., condenado a cadena perpetua más 135 años de prisión desde 1987; dos mil 700 millones.
  • Gilberto Rodríguez Orejuela (30/01/1939), en prisión en Estados Unidos por condena de 30 años, desde 2004. Tres mil millones.

Con esto basta para preguntarnos:

¿Se han utilizado estos decomisos en paliar los sufrimientos de los perjudicados por el consumo de drogas?

¿Han recibido indemnización los heridos, viudas, huérfanos y demás perjudicados por el narcoterrorismo?

¿Cuánto se ha destinado a obras de beneficio social?

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: