RSS

Y volví al podio docente

12 Oct

Por Pedro Hernández Soto

escuela-jose-luis-arrunada

El nombre de la escuela rinde homenaje al joven revolucionario José Luis Arruñada (La Habana 28.08.1939-Sta. Cruz del Norte 14.12.1958) quien fue detenido el 26.11.1958 y  apareció tortutado, ametrallado y quemado en la Playa de Jibacoa

Era muy bella la muestra de colores alumbrada por la luminosidad  del fuerte sol que entraba al aula del grupo 5 del octavo grado, de la Escuela José Luis Arruñada (situada en Nuevo Vedado), el recién pasado miércoles 5: pieles morenas y blancas, albas camisas y blusas, el amarillo mostaza de sayas y pantalones, brillantes y completas dentaduras, y zapatos de los más diversos tonos, se enmarcaban en las bien cuidadas paredes , alrededor de pupitres y sillas de uso, en buen estado.

Fui allí a cumplir una difícil tarea asignada por mi delegación de base de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana: lograr un intercambio con aquellos estudiantes sobre los preparativos, travesía, desembarco y avance hasta Alegría de Pío, de los expedicionarios del yate Granma capitaneados por el Comandante Fidel Castro Ruz.

 El ayudar en la formación patriótico-histórica de esos adolescentes que cada año se renuevan, una tarea permanente, plasmada en nuestros planes de trabajo. Al encuentro asistí con el compañero Félix Batista, excombatiente de larga vida en las FAR, activista que coordina y facilita estas actividades de la delegación con la dirección de la escuela.  El fundamento de tal accionar es llevarle, a parte  de las más nuevas generaciones, vivencias o apreciaciones de importantes episodios por participantes, testigos o contemporáneos.

No me paraba ante un auditorio estudiantil desde el primer trimestre de 1976, cuando aún me desempeñaba como profesor en la entonces Escuela de Ingeniería Química de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, y si es bien exigente la docencia  del más alto nivel no lo es menos ganarse la atención de un grupo de adolescentes donde uno “aterriza” por primera vez. En tal desempeño mi experiencia era nula, de ahí mi preocupación.

La primera impresión fue buena, bien alegre. Cuando les vi tan limpios, tan uniformados, tan arreglados, tan lindos, pensé ante todo en el esfuerzo de  los padres para mantenerlos así y que costo implicaba al  Estado cubano sostener una enseñanza gratuita en tal ambiente, dados el desbalance salarios-gastos hogareños  y las dificultades económicas del país.

Como me avisaron con antelación suficiente pude prepararme bien con la ayuda de textos sobre el tema y conté con un corto vídeo que amablemente me cedió el Profesor. Dr. Omar Sánchez Gutiérrez, integrante de nuestra delegación y planificador principal de la secuencia de sucesos a dialogar con los alumnos. Fue placentero repasar, profundizar y reflexionar sobre pasajes tan importantes de nuestra historia patria.

Claro, les di las buenas horas en cuanto entré y entonces pregunté sobre el posible malestar de una niña que recostaba su cabeza en el pupitre cual si durmiera, de inmediato se irguió y ni siquiera parpadeó más. Después me sucedió con un varón a quien entonces Indagué si estaba cansado por no dormir la noche anterior dado el paso del ciclón Matthews por las provincias orientales. Abordé ambos requerimientos de manera coloquial y fueron bien recibidos. El salir bien de los dos trances me animaron.

Fueron tan solo dos cortas interrupciones durante los 45 minutos que dispuse para el coloquio. Ellos estuvieron muy concentrados, durante la exhibición del documental (unos  ocho minutos) y mientras yo exponía. Les hablé de la aparición de las primeras expediciones armadas en la humanidad, de sus  participantes, causas y objetivos, desde los tiempos primitivos de las gens, pasando por las realizadas por Genghys Khan y las Cruzadas, las que apoyaron nuestras guerras de independencia del siglo XIX, así como las pensadas por los insignes revolucionarios Julio Antonio Mella y Antonio Guiteras, malogradas por ser asesinados ambos por los dictadores de turno.

Esto fue tan solo una rápida introducción que me permitió abordar los fundamentos ideológicos y movimientos tácticos para materializar la idea de traer una expedición armada y librar una guerra contra Batista y sus sostenedores,  mostrar el liderazgo de Fidel, la participación de Frank País, el sacrificio de los futuros combatientes y de quienes buscaban las finanzas para costear los preparativos  entrenamientos.

Incluí el drama iniciado con la angustiosa travesía, seguido por el desembarco en medio de manglares y pantanos que atrasaron a aquellos hombres desfallecidos por el hambre y los malestares de los mareos por la navegación en medio de un temporal, y el vía crucis de la marcha hasta Alegría de Pío. Justo en ese momento sonó el timbre marcando el final del el tiempo asignado, el segundo turno de clases del día.

Entonces les exprese mi agradecimiento por la atención brindada pero ellos no me oyeron… se los impidió el fuerte aplauso que me brindaron.

Anuncios
 
 

Etiquetas:

4 Respuestas a “Y volví al podio docente

  1. Frank Pupo

    12/10/2016 at 12:31 PM

    Bonita experiencia, Ensenar es un arte. Solo un detalle, nada pero nada en este mundo es gratis, no se escapa la educacion de cuba, El pago sale del balance entre lo que ofrece el gobierno y en lo que paga.
    Otro detalle, hoy cada 200 personas, una tiene informacion genetica de Genghis Kahn, asi fueron Las tribus mongolas, aunque ese dato no viene al Caso con el tema.
    Saludos Frank

     
    • hdezsoto

      12/10/2016 at 1:16 PM

      Gracias Frank. Claro que no hay acción grauita en la vida pero si lo es en el caso particular, individual, de los estudiates cubanos, si bien es cierto que sus padres y otros ciudadanos aportan al fisco. Todo en la vida es interesante también esa descendencia genética de Genghis Khan

       
  2. Jorge Emilio Orquin Lena

    13/10/2016 at 7:43 AM

    Bueno Pedrito el maestro, en este caso cabe muy bien la acepcion, independientemente del nivel donde lo ejerza sigue siendo siempre maestro por lo tanto estoy seguro que los escolares disfrutaron mucho de tu intervencion, por lo cual el aplauso fue muy bien merecido. Un abrazo ..Don Emilio

     
    • hdezsoto

      15/10/2016 at 11:34 AM

      Gracias Orquín, lo que bien se aprende nunca se olvida… es una gran verdad. Un abrazo, Pedro

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: