RSS

Los variados caminos de los afortunados

01 Jul

Por Pedro Hernández Soto

Montiel-Nikita-Dueñas-y-yo-

Montiel, Taboada, Dueñas, el escritor y Nikita (el del sombrerito ¿?)

Descendí del “polaquito” con las dificultades que imponen 77 años vividos y la pequeñez del auto y su puerta. Delante de mí también llegaban dos grandes amigos, uno ingeniero eléctrico, el otro mecánico, y como yo soy químico, esto me dio por pensar que completábamos un muestrario de las ciencias tecnológicas.

El primero, el doctor Eduardo Rodríguez López, fue brillante docente, dirigente universitario, después de una editorial y por último, ya en fase de jubilación, es vicepresidente de una Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE).

El segundo, Alberto (Tony) Vidal Riera, constructor e ingeniero de mantenimiento de una de las fábricas más modernas en aquella década de los 70, en la cual  ascendió hasta ser director general, máximo dirigente de una unión de empresas y hoy conduce la institución encargada de comercializar y distribuir los recursos materiales de todas las instalaciones de nuestro Ministerio de Educación.

Y yo, al principio docente universitario, pasé después por las responsabilidades de regir un periódico provincial, funcionario del Comité Central del Partido, vicepresidente del ICRT, rector del telecentro de la Capital y por último editor jefe de Bohemia internacional y los productos informativos digitales de ese antológico medio de comunicación.

Y tras escapar a los inclementes rayos del sol de este caluroso junio, mientras apreciábamos los relucientes pisos, las altas columnas, en fin la bella arquitectura de los que hoy es el Circulo Social Cristino Naranjo, nos acercábamos al lugar de la convocatoria para una reunión de los primeros becarios de la Universidad Central Martha Abreu de Las Villas. Celebraríamos el 55 aniversario de tal acontecimiento y el 90 cumpleaños de Fidel

Pinguino-Eduardo-y-Broche-2

Alberto y Eduardo, ambos Rodríguez, y Agustín Broche

El convite era en la discoteca del lugar, camino que nos señaló una amable empleada. Al abrir las gruesas puertas de cristal nos adentramos en las penumbras de un local que me lució abarrotado. Solo estaba alumbrado el convocante Nelson Montiel quien con la ayuda de la amplificación local explicaba por qué el grupo allí reunido debe tener una alta autoestima. Al divisarnos saludó nuestro arribo por nombres, apellidos y apodos, sí, porque a partir de aquellos momentos, cuando coincidimos en el centro docente ubicado en Santa Clara, a cada quien le impusieron un sobrenombre, que todos recordamos. Al parecer, el pasado miércoles 29 fue la peculiar forma de recibir a los invitados. La diferencia fue grande. En aquellos tiempos primigenios nos queríamos fajar cuando nos gritaban el mote, en esta ocasión reímos al compás de todos los presentes.

El espacio resultó pequeño para abrazos, saludos individuales, burlas personales y todo se tranquilizó cuando se pidió un minuto de silencio en recuerdo de quienes nos acompañaron en 1961 y ya abandonaron este mundo. También vinieron a nuestra memoria otros que viven en el exterior pero que no dejan de querer a su Patria. El local pareció explotar cuando comenzaron los vivas a Fidel, a  Raúl y a la Revolución: nada es la misma “tropa”.

Disfrutamos un buen acto cultural desarrollado a pesar del comportamiento de los asistentes que no cesaban de descubrirse, “estrujarse” unos a otros y conversar: imagínese, algunos no nos encontrábamos hace cerca de cincuenta años.  El final de la mañana y gran parte del mediodía lo gastamos en el recuerdo de historias, momentos e incidentes ya olvidados por algunos, las actualizaciones de las vidas de los presentes y de otros que por diversas razones no habían podido asistir.

Miraba en silencio aquella verdadera batahola de cariño y pensaba: en un primer momento solo nos unió la coincidencia de ingresar a un plan de becas para lograr un título universitario; y allí nos instruimos, educamos y forjamos, en la ciencia, la técnica, la política, la ideología, el trabajo y la defensa de la Patria. Por eso aquel local estaba desbordado por hombres y mujeres que son –o fueron- brillantes y destacados científicos, trabajadores, oficiales de nuestras FAR o el MININT, veterinarios, políticos, pedagogos, comerciantes, glorias nacionales del deporte, ingenieros y directivos de la producción o los servicios, entre otras profesiones y oficios. Encontré de nuevo a un compañero, lo recuerdo bien, en aquella lejana fecha jardinero, quien aprovechó la oportunidad y hoy es ya un ingeniero agrónomo jubilado. Todo aquello fraguó la unidad y el orgullo que caracterizan  a este grupo pero ahora, en este mismo instante, no estoy seguro de poder llevarle a usted en estas líneas toda su intensidad y ardor los lazos que nos atan.

Nos acostumbramos a estos sucesos y tránsitos cuando acontecen a menudo pero en un momento hay que detenerse y reflexionar como se abrieron – y se abren cada vez más- los diferentes caminos para aquellos afortunados por haber nacido en Cuba, con una Revolución como la dirigida por Fidel Castro, de quien tan solo en pensarlo con 90 años cumplidos, me emociona.

Trabajos relacionados:

El Che y la Refundación de la Universidad Central de Las Villas

Universidad Central: Girón y Rodolfo de las Casas, Casitas

Milicias Estudiantiles Revolucionarias de la Universidad Central de 1961 en adelante 

Universidad Central. Grupo de artillería, 50 años

Crisis de Octubre: Encuentro patriótico en la Universidad Central

 

 

 

Etiquetas:

8 Respuestas a “Los variados caminos de los afortunados

  1. Rigoberto Nilo Diaz Diaz Napoles

    01/07/2016 at 6:39 PM

    Pedro, muy bonita crónica. Me hicístes recordar mis tiempos de Universidad, en los cuales, como tú; pero 20 años después, disfruté mucho de mis compañeros y maestros. Has tenido la oportunidad de volverlos a ver y compartir con ellos, y eso es lo que importa. Ojalá y yo pudiera compartir con los mios , aunque sea 50 años después como lo has hecho tú. Aprovecho para mandarle un abrazo a toda tu familia, y un abrazo muy especial para usted, a quien admiro y respeto mucho, Rigoberto Nilo Diaz Napoles

     
    • hdezsoto

      01/07/2016 at 8:48 PM

      Gracias por la alabanza a este esfuerzo por enhebrar sentimientos, recuerdos y reflexiones; y también por el interés a mi familia. Te envío un abrazo y mis deseos que disfrutes de salud y prosperidad.

       
  2. Eiecer Cabrera

    01/07/2016 at 8:48 PM

    Pedro recibe un abrazo por este valioso para mi envio; Eliecer

     
    • hdezsoto

      01/07/2016 at 9:31 PM

      Gracias, espero lo hayas dsfrutado. Un abrazo.

       
  3. Alina Expòsito Claro

    04/07/2016 at 3:23 PM

    HOLA PEDRO, Orlando Ruiz me conto sobre el encuentro de Udes, en la Habana.
    > ¡FUE BARBARO ESO! Como lo fue también tu articulo. Lo vi porque Orlando me
    > lo mando. Yo tengo Intranet, pero no INTERNET. Me gusto mucho todo lo que
    > dijiste. Hasta las lagrimas se me salieron en algún momento, pues llevamos
    > los recuerdos de aquellos años y aquella gente en la mente y el corazón. A
    > veces he visto a tu hijo, pero hace mucho que no lo veo, por lo que no
    > había
    > sabido de ti hace mucho también. Escribeme a este correo que es el mio. Un
    > abrazo y besos para ti y para tu mujer.
    Alina Expòsito Claro

     
    • hdezsoto

      04/07/2016 at 3:33 PM

      Gracias Alina, fueron momentos muy emocionantes y reconfortantes. Ya tengo tu dirección e-mail y te enviaré todo lo que escriba sobre nuestra Universidad y Santa Clara. Un beso.

       
  4. Perla

    28/07/2016 at 1:17 PM

    Hola Pedrito-
    Gracias por mantener vivos nuestros recuerdos y lazos sentimentales. Un abrazo, Perla

     
    • hdezsoto

      28/07/2016 at 5:35 PM

      Oh, ¡cuán agradable sorpresa! Saludos muy afectuosos para tí

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: