RSS

El sofisma de Barack Obama

18 Mar

Por Pedro Hernández Soto

showobamaLas decisiones del señor presidente de los Estados Unidos de América con respecto a la eliminación de algunas medidas del bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba, dadas sus potestades como ejecutivo, han confundido a muchos.

Lo más importante en este caso, la madeja de prohibiciones a ciudadanos, comerciantes, científicos, artistas, deportistas y otras profesiones de ambos países, a un intercambio normal y natural en esta Humanidad del siglo XXI, permanece casi inalterable. A confesión de partes, relevo de pruebas, reza el archiconocido axioma jurídico y es válido aplicarlo en este caso de las relaciones Cuba – Estados Unidos, tras las disposiciones ordenadas por el presidente norteamericano y anunciadas el 15 de marzo pasado por los departamentos del Tesoro y Comercio, y las valoraciones hechas por el secretario del Tesoro, hace tres días, sobre que el bloqueo restringe “muy, muy significativamente” los contactos entre Cuba y EE.UU.

En cuanto a la macroeconomía es importante la legalización a los buques extranjeros de atracar en puerto estadounidenses cuando comercien con nosotros, sin tener que esperar los seis meses que antes imponía el bloqueo (es claro esto beneficia tan solo a las navieras estadounidenses); la autorización a organismos financieros del norte a abrir y operar cuentas en nuestro país, lo que indiscutiblemente facilitará el comercio acreditado, solo casi para exportaciones a la Isla; la utilización de tarjetas de créditos por nuestros visitantes; la normalización del uso del dólar –que aún está por ver su verdadera implementación- no permite cuentas de corresponsalía de bancos cubanos en sus homólogos estadounidenses por lo que nuestras transacciones tendrán que continuar ejecutándose en monedas de terceros países, con los costos y trámites coligados que conllevan.

No menos a tener en cuenta es que no se permiten inversiones norteamericanas excepto en las telecomunicaciones; y se mantienen a nacionales y empresas nuestras en una lista negra cuyos integrantes tienen prohibidas las negociaciones con similares del norte.

En el sentido de las libertades ciudadanas persisten limitaciones para los vecinos del país del norte quienes ven muy confinadas sus posibilidades de: venir a conocernos; a mejorar su salud con el acceso a medicamentos farmacéuticos y biotecnológicos descubiertos por la ciencia cubana; a disfrutar de manifestaciones de nuestros arte, literatura, ciencia, experiencias y deportes por ridículas prohibiciones a cubanos artistas, especialistas, escritores, científicos y atletas –contratados o en competencias en EE.UU.- de cumplir con sus deberes impositivos en Cuba de acuerdo a sus emolumentos en el país del Norte (tendrían que violar las leyes de algunos de los dos países o renunciar a su ciudadanía actual); así como la imposibilidad de disfrutar otros productos de reconocida aceptación mundial tales como nuestros rones y habanos aunque los libérrimos estadounidenses pueden disfrutar de servicios y géneros cubanos en otros países. Además se les constriñen hasta determinado valor la introducción en su nación de producciones criollas.

Pues así, a dos días de la llegada del ejecutivo, el bloqueo sigue en vigor en toda su extensión. Estos tímidos pasos dados por él, en uso de las facultades que dispone, son solo un sofisma, un pronunciamiento más mediático que efectivo en la erradicación del aherrojamiento impuesto al pueblo cubano. Seamos optimistas y pensemos que estos sean tan solo unos primeros intentos, y que, por conservadores y limitados, no sean los últimos ni marquen fronteras en los que hará el gobernante estadounidense en el resto de su mandato. Conozcamos –pero leyendo con astucia- las declaraciones de la secretaria del departamento de Comercio Penny Pritzk el pasado día 15 cuando expresó: “Las normas publicadas hoy son un importante primer paso hacia una mayor interacción que expandirá nuestra relación económica y reforzará nuestras conexiones de pueblo a pueblo con Cuba…

“Las medidas de hoy, que se están tomando en coordinación con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, le dan carácter legal a los históricos cambios de política que el Presidente Obama anunció el 17 de diciembre. Específicamente, nuestras normas cambiarán la política de exportación y autorizarán el paso de ciertos productos y servicios a Cuba sin licencia, a fin de fomentar la actividad en el sector privado y la iniciativa empresarial en Cuba. Estos son cambios sensatos a la anticuada política de Estados Unidos, que ayudarán al pueblo cubano a lograr un mejor estándar de vida, además de mayor independencia económica y prosperidad.”

Con estos elementos cualquier lector conocedor de estos intríngulis, a la pregunta: ¿Está el vaso medio vacio o medio lleno?, contestará sin dilación: ¡Esta casi vacío!

No obstante Barack Obama es un invitado a nuestro querido caimán caribeño; es el presidente de una nación con la cual tenemos relaciones diplomáticas y estamos trabajando para ampliarlas y fortalecerlas. En tal espacio será recibido y atendido con el respeto y la consideración que merece por sus esfuerzos en el camino emprendido, y con el afecto que nos caracteriza.

 

6 Respuestas a “El sofisma de Barack Obama

  1. Jorge

    18/03/2016 at 6:52 PM

    El Canciller de Cuba, compañero Bruno Rodríguez Parrilla, hizo en el día de ayer unas declaraciones que pudieran calificarse de brillantes por su claridad, precisión y valentía, a la vez que respetuosas. El asunto real es que el bloqueo se mantiene.Cuba no puede exportar sus productos de primera calidad que son competitivos a nivel mundial como el caso de algunos medicamentos o productos biotecnológicos, por ejemplo, sin mencionar ya otros inigualables por su aroma y perfección como el tabaco y el excelente ron cubano. Nuestros bancos no podrán tener cuentas corresponsales en los bancos norteamericanos, además de otras prohibiciones que se mantienen y que se explican ampliamente en las Declaraciones citadas.

    Los ciudadanos estadouninedenses No pueden viajar libremente a nuestro país como simples turistas.

    Naturalmente, se trata de medidas que marchan en una dirección correcta y son positivas, pero el Presidente de los EE.UU. tiene pregorrativas ejecutivas mayores que pudiera utilizar.

    Lo esencial es que el bloqueo debe cesar. Es una demanda no solo del pueblo cubano que ha resistido durante todos estos años las graves consecuencias del injusto bloqueo. Es también la demanda de la Comunidad Internacional.

    La resistencia y estoicismo de nuestro heroico pueblo, la unidad indisoluble entorno a Fidel, Raúl, y nuestro Partido Comunista, así como la sostenida solidaridad internacional son los protagonistas incuestionables de este proceso.

    No obstante lo anterior, tal y como afirmó nuestro Canciller: “Recibiremos al Presidente de Estados Unidos Barack Obama con la hospitalidad que distingue a Cuba, y con el respeto y consideración que merece en su condición de Jefe de Estado”.

     
    • hdezsoto

      18/03/2016 at 8:05 PM

      Gracias Jorge por tu aporte. Coincido con la totalidad de tus argumentos.

       
  2. Felipe Manteiga

    19/03/2016 at 12:57 AM

    Buena articulación de cons y pros del deshielo. Las mismas no intentan reflejar fundamentos para negociaciones mas efectivas a futuro, sino la justificada amargura ante medidas impuestas por la nación mas fuerte del planeta a una de las mas débiles. Un aspecto importante ignorado apuntalando buena tendencia es el clima de respeto a la independencia cubana, quizás ausente ausente en discusiones previas, sobre todo despues de la legislación Helms-Burton facilitada por el derribo de los Hermanos al Rescate..

    Ese devenir demanda comprender que un sub-conjunto de cubanos-americanos (los históricos en los EEUU) en fuerte alianza con la extrema derecha de los EEUU–intransigente en el castigo hacia el caiman que oso rugirle al águila– quienes lo exigen. Esta poderosa agrupación, concentrada en distritos claves para la elección presidencial americana, ha exigido la perpetuación de esta bizarra política.

    Inconcebiblemente, esta alianza logró negar por mas de medio siglo libertades fundamentales a sus conciudadanos americanos o, según muchos en la Florida, a facilitar, sino financiar y apoyar, el coup d’etat de la dinastía Bush a quien hubiera sido candidato victorioso Al Gore. Por supuesto tambíén han podido violar las reglas del comercio internacional con total impunidad mientras, asimétricamente, han impuesto multas y cargos, en total extrateritorialidad, a quienes no se acatan a su voluntad.

    Guste o no, así como impresiona la resiliencia del gobierno fidelista ante los embates americanos, también debe ser admirado el éxito de estos cubanos…aunque no compartamos sus dogmas y odios. La derrota del Senador para la Florida, Marco Rubio y la creciente desarticulación de la campaña del Senador Ted Cruz de Texas vaticinan, astutos observadores politicos en los EEUU opinan, el zenith de ese poder de la extrema derecha cubano americana basada en los valores y riqueza de un puñado de históricos en los EEUU.

    Mas que con el Departamento de Estado ¿como identificar temas de común interés con este poder real y astuto? ¿ Que lecciones se han aprendido en la negociación de los tímidos cambios desplegados por la Administración de Raul Castro con los tercos históricos en Cuba? Al fin de cuentas, como negociamos con los recalcitrantes vestigios del pasado para aunar esfuerzos en una próspera y digna aventura cubana hacia el siglo 21?

    Hasta aquí, la version nefasta de los cubanos del ayer. Mas como con los históricos cubanos, quienes llegamos al albor de los 60 el calendario elimina. Mas entre los supervivientes y la gran multitud llegada desde el Mariel, la gran mayoría caucásica-americana, Latinos y americanos de color se sientes incomodos, y en grado sumo, con las dictaduras. Y Cuba, en el correr de los años ha sido controlada por una dinastía mas poderosa, relativamente, que la de Busch, y quizás tanto como la Saudi. En esta última, aliada árabe preferida de los intereses americanos en el medio oriente, los derechos humanos y cívicos son ignorados en su mayoría. Y nada pasa, porque el petróleo, y su alianza intima con los Bush–y quizás con los Kosh–si pasa.

    Mas las prioridades de los EEUU en Cuba no son ni petróleo ni alianzas dinásticas. son los cubanos, tanto los que ya llamamos patria a este gran pais, como evitar una explosión migratoria a la Siria de quienes estan dispuestos a todo por lograr un futuro americano para sus hijos. Y

    Quienes hemos cuestionado el embargo/bloqueo, no por amor a los Castro, mas por amor de cuna, (y porque no funciona) no estamos interesados en castigar mas aun al pueblo cubano, pero si queremos respeto por los derechos humanos, mejoría en las políticas macroeconómicas (como la moneda única), un mercado laboral y profesional mas libre, y una participación cada vez mas efectiva de los cubanos en la selección de sus gobernantes. NO es destruir a quienes gobiernan a lo Assad, sino desarrollar agendas de beneficio común. La capacidad empresarial de muchos líderes políticos y militares en Cuba, tal como ha ocurrido en el antiguo bloque soviético , Vietnam o China, les promete un formidable futuro ante mayor libertad de los burócratas cubanos.

    Dado lo que ocurre en el Congreso Americano y en poderosos países como Brazil, el control de la creciente corrupción y de sus agentes burocráticos, definirá si Cuba crece con energía propia o si como otros en el Caribe, solo caminarán con muletas prestadas. Podemos canalizar los recursos necesarios para una Cuba sin muletas. Mas, ¿quid pro quo? Respetuosamente preguntamos ¿Que ofrece la Administración del General RaúlCastro a cambio de una apertura cada vez mas amplia hacia toda la realidad americana? Una capacidad donde todos saldrán ganando menos los monopolios agresivamente opuestos a la apertura de sus mercados a los productos cubanos?

    Los logros sociales de la Revolución Cubana sacrificio costaron. Y se pueden salvar. Mas pensar como se discurría en los cincuenta del siglo pasado sellará el fracaso de estos nobles ideales, y por dinámica histórica, les regalara la isla a quienes solo quieran explotarla. Por amor a la cuna, y respeto a los sacrificios hechos, ¿no vale Cuba derechos humanos?

     
    • hdezsoto

      19/03/2016 at 12:22 PM

      Gracias Felipe por su comentario. Como bien dice mucho sacrificio ha costado la resistencia. Hemos desarrollado cruentas e históricas batallas en lo económico, lo cívico, lo moral, lo ético y también en lo militar. Hemos resistido compartiendo lo que tenemos en medio de la pobreza: nos preocupamos y ocupamos de la salud y la educación, de cualquier ser humano, esté donde esté. Esto cuesta en el quehacer de una Revolución en construcción porque no se puede “comprar hecha”. Tenemos una Patria (lo escribo con mayúscula) íntegra sin participación extranjera como la quiso mi abuelo mambí. Hicimos un reciente gran cambio para resolver nuestras deficiencias cuando la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la Ley que contiene los Lineamientos de la Política Económica y Social en Cuba (incorporadas las opiniones vertidas en las discusiones en todos los barrios, fábricas, escuelas, unidades militares, centros laborales), de acuerdo a nuestra democracia participativa. No son cambios para complacer a alguien más que al pueblo cubano, están en permanente revisión y perfeccionamiento. No creo que se pueda hacer una Revolución con intereses y legislación conservadoras, la realidad circundante nos lo está demostrando. Nada podemos (ni debemos) ofrecer a los EE.UU. a cambio del derogamiento de leyes injustas -hasta desaprobadas en cerca de 20 ocasiones por la Asamblea General de las Naciones Unidas- porque nada les hemos impuesto. Cuba no rompió relaciones con EE.UU. Cuba no impuso un bloqueo hasta extraterritorial por más de 50 años a EE.UU. Cuba no ha cometido actos de terrorismo contra EE.UU Cuba no ha enviado expediciones punitivas ni invasiones a EE.UU. Aquí vienen ciudadanos norteamericanos y son bien recibidos, aquí estudian jóvenes norteamericanos y son tratados como a cualquier cubano. En Cuba -creo que es el único país del mundo- no se ha quemado nunca una bandera norteamericana. Eso sí, mantenemos una policía y un ejército se esfuerzan en mantener el orden y la integridad territorial, que no ocupa territorios extranjeros y tampoco tortura ni mata a ciudanos naturales o de otros países. Le sugiero vea el comentario Viene Obama y Cuba continuará su lucha https://hdezsoto.wordpress.com/2016/02/18/viene-obama-y-cuba-continuara-su-lucha/#more-2534 pues allí trato de explicar -desde mi punto de vista por supuesto- el luminoso momento que vivimos los cubanos. Y lo califico de luminoso por lo histórico, la justa resistencia patriótica ha triunfado, el Gobierno norteamericano ha confesado fracasada su política de hostilidad contra Cuba y comienza -aunque muy tímidamente- a levantar el bloqueo. Esa dilación nos sigue costando sacrificos, y sin exagerar, hasta vidas de cubanos. De nuevo le agradezco su aporte al sitio; espero seguir contando con su participación. Bella imagen la del oso rugiendo al águila, con su permiso me la apropio. Mis saludos.

       
  3. Jorge Emilio Orquin Lena

    14/06/2016 at 7:51 AM

    El discurso del Presidente de los EEUU en Cuba, el cual ha despertado innumerables controversias, constituye, en mi opinion, el componente ideologico de la zanahoria ofrecida al pueblo de Cuba dentro de la nueva tactica de penetracion cuyo objetivo final sigue siendo el derrocamiento del gobierno revolucionario (insisto en que esa denominacion es aun valida) en nuestro pais. Si analizamos con un poco de detenimiento el discurso pronunciado por Obama en el Cairo (haciendo logicamente las salvedades situacionales pertinentes) encontraremos similitudes indiscutibles con su discurso en el Gran Teatro de la Habana. Permitanme remitirme, comparativamente,a dos parrafos en ambos discursos.
    En el discurso del Cairo el mandatario estadounidense senalaba. (cito textual)
    “He venido aqui para buscar una nueva relacion entre EEUU y los musulmanes del mundo, que este basada en el interes mutuo y el mutuo respeto; que este basada en la verdad de que America y el Islam no se excluyen y no necesitan estar en competicion. En cambio, coinciden y comparten principios comunes de justicia,progreso,tolerancia y dignidad de las personas”. (fin de la cita)
    En la parte final de su amplio discurso concluia:(cito textual)
    “Tenemos la capacidad de lograr el mundo que deseamos, pero solo si tenemos el valor de emprender un nuevo comienzo, recordando lo que ha sido escrito.
    El sagrado Coran nos dice “!Oh,hombres! Os hemos creado hombre y mujer, y os hemo hecho naciones y tribus para que os podais conocer los unos a los otros” (fin de la cita)

    En su discurso en la Habana,transmitido a todo el pueblo de Cuba proclamaba: (cito textual)
    “He venido aqui para enterrar el ultimo resquisio de la Guerra Fria en el continente americano. He venido aqui para extender una mano de amistad al pueblo cubano” (fin de la cita)
    Aqui tambien en su parte final concluia con una exortacion al igual que en la universidad del Cairo.
    “La historia de Estados Unidos y Cuba abraca revolucion y conflicto,lucha y sacrificio;retribucion y ahora reconciliacion. Ha llegado el momento de que dejemos atras el pasado. Ha llegado el momento de que juntos miremos hacia el futuro – un futuro de esperanza” (fin de la cita).
    Saludos…

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: