RSS

2016 y el comienzo del cambio del beisbol

12 Ene

Por Pedro Hernández Soto

Clinica-MLBLa situación que enfrenta la Federación Cubana de Beisbol y la Comisión Nacional de Beisbol no es nada fácil. Los aficionados y fanáticos le exigen una Serie Nacional (SNB) de calidad, amén de que muchos siguen como ídolos a peloteros que se fueron a otras tierras a ganar más dinero o a enfrentarse a retos mayores. Y esto es real hoy, de aquí la urgencia de atender con prontitud y profundidad esta situación.

Es cierto que nuestra SNB ha perdido mucha calidad. Esto es suficientemente comentado en nuestros medios de comunicación de las más diversas tecnologías. Era algo que se veía venir y no se tomó previsión alguna para ello. No vale la pena escribir sobre bajos promedios de fildeo, altos niveles de carreras limpias permitidas o desproporcionados averages de bateo.

Mi interés es referirme a las medidas para tratar de corregir los defectos que nos han llevado a tal situación. Hasta hoy la parte más importante del “espectáculo” -lo que se roba el show- era un tope a cinco entradas contra peloteros holandeses y la realización de una clínica para niños con la participación de peloteros de ambos países, que fueron suspendidos por la inclemencia del tiempo; y la restructuración de la propia SNB.

Estoy de acuerdo con que ambas acciones dejan dividendos pero no son estas –a mi modesto entender- las que resolverán los defectos con que llegan nuestros atletas al mayor nivel de nuestra pelota, ni la que lograrán la cantidad necesarias de jugadores para suplir la contratación legal en el exterior, ni tampoco resolverán el robo de talentos (o las posibles próximas negociaciones  ) por las instituciones de las Ligas Mayores (MLB).

El beisbol es como toda profesión, se forja en un sistema que, en este caso, comienza en la categoría 7-8 años y termina cuando un experto se dedica a impartir enseñanza a los niños, sobre sus conocimientos, prácticas y rutinas deportivas.

Es cierto que la instauración de la categoría sub-23 aporta a la calidad de nuestro beisbol pero pienso que algunos la sobrevaloran. Contribuye porque se juega más, porque hay mejores instructores, porque tiene más recursos materiales y humanos a su disposición. Pero ya existe quien piensa que con eso se resuelve todo. ¿Y cómo y dónde se desarrollan los atletas por encima de esa edad? Es algo muy importante si sabemos que el promedio para la excelencia en la práctica de la pelota son los 26 años. Algunos la alcanzan a los 28 o los 30 tal cual los privilegiados lo logran desde los 20 o aún menos.

Es claro que es necesario reducir la cantidad de juegos de nuestra SNB y crear una Selectiva -o como quieran llamarle- para a partir de la selección de los mejores, crear cuatro o seis equipos que eleven el nivel de las confrontaciones, donde cada lanzador se enfrente a un buen bateador y cada bateador lo haga frente a un buen lanzador, de manera que disminuyan el WHIP, los astronómicos promedios de bateo y los vergonzantemente bajos averages de fildeo. Y así, con esa medida, no sería necesario un aumento de presupuesto estatal.

De modo simultáneo hay que mirar hacia el resto del sistema. Es imprescindible rescatar en todas las categorías válidos principios universales: asignarles los recursos humanos y materiales necesarios, estimular más a aquellos que logren los mejores resultados, jugar muchos juegos oficiales. Hay campeonatos provinciales en los cuales la mayoría de los municipios no pasan de seis o siete juegos: eso es el tope para sus prospectos. Así el desarrollo es escuálido.

Sé que esto es complicado pero ¿es injusto pagar más salario a los instructores que obtengan mejores resultados? ¿No tenemos en cada municipio peloteros y entrenadores experimentados que puedan hacer clínicas mensuales para los preparadores municipales y otras áreas? Por otra parte pasó la época en que los terrenos se mantenían con el concurso de empresas circundantes pues estas ahora tienen sus presupuestos bien ajustados, tal como debe ser.

Hacen falta bates, pelotas y backings, mejorar los terrenos y buscar a los más experimentados para situarlos como preparadores. Debemos cambiar la mentalidad de muchos de los actuales pues la realidad es que se triunfa en el beisbol con una mejor técnica, no con guapería. El vestido, el calzado y los guantes debe ir por la familia tal cual ha sido siempre; me estoy refiriendo a los municipios, a la base, por supuesto. Otras cosas son las competencias provinciales y nacionales.

Los bates y las pelotas de determinadas categorías no tienen que ser de la primera calidad pues allí, cuando hay cualidades y trabajo, el talento surge. Otra cosa es para la 13-14 y siguientes, que requieren hasta una pequeña dotación de pesas para fortalecerse. Hay peloteros en la SNB que prácticamente no han trabajado frente a máquinas de lanzar. ¿No es posible construir para cada municipio o Eide o Espa, un equipo que consta tan solo de dos motores pequeños de corriente directa, un par de ruedas de goma y dos variacs (controladores de corriente para variar la velocidad)?

Se deben retomar las acciones de búsqueda de niños y jóvenes con posibilidades. En muchos lugares solo se espera a quienes se presentan a limitadas convocatorias y de ahí se escogen los integrantes de los conjuntos.

Podemos y debemos ampliar el diapasón hasta ligas sociales, gremiales, de organismos, empresariales, estudiantiles y demás. En este sentido, que conozca, de envergadura nacional, solo se mantiene la Liga Azucarera. Cada fin de semana en el país se juegan infinidad de encuentros de softbol organizados por las más diversas gestiones. ¿Por qué entonces todo debe ser organizado y financiado por el Inder?

Es necesario hacer de cada encuentro un espectáculo, algo que atraiga a las familias, que sea esperado.

La restructuración de la SNB y las clínicas a menores harán algo pero mínimo en el rescate de nuestro deporte nacional. Es mucho el tiempo perdido para mantener o superar el status de antaño, y es por tanto considerable lo que debemos hacer para garantizar el presente y el futuro. El 2016 debe el año del comienzo del cambio en el sistema del beisbol.

 
3 comentarios

Publicado por en 12/01/2016 en Amistad, Béisbol, Cuba, Deporte, Salud, Sociedad

 

Etiquetas:

3 Respuestas a “2016 y el comienzo del cambio del beisbol

  1. pedro fabregat

    25/01/2016 at 5:33 PM

    Pedruco: Creo que esta muy el enfoque que nos das de la actual situacion del beisbol cubano. Los tiempos cambian y las organizaciones tienen que canalizar los nuevos intereses y necesidades, de aqui lo valioso de tu opinion. Te Saluda Piro.

     
    • hdezsoto

      19/02/2016 at 2:31 PM

      Así Pirolo, gracias por tu comentario. Un abrazo.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: