RSS

El verano y las playas en Cuba

28 Ago

Por Pedro Hernández Soto

¿Quién lo iba a pensar, con mangas largas en agosto?

¿Quién lo iba a pensar, con mangas largas en agosto?

En nuestro país las “vacaciones” se califican a las disfrutadas en los meses de julio y agosto de cada año, para nada las de sus finales o Pascuas.

Son días de ocio y en ese espacio de tiempo -el de mayor calor (siempre se dice que es más fuerte que nunca antes)- hay que ir a la playa, ya sea usted niño, adolescente, persona mayor o longevo; de piel blanca, negra o mestizo; más o menos poderoso económicamente; procedente del campo o la ciudad.

Es cierto que la inmensa generalidad son jóvenes que invaden las costas de todo el país (arenosas o puro “diente de perro”) y también hay cubanos que se autocalifican y consideran a sus coterráneos en una “posición social” de acuerdo a la calidad del lugar que se visite, el tiempo que allí estén y los gastos en que incurran. Al igual que hacen para con la marca y el año del auto que utilizan, aunque no sea propio. Ellos viven ese “pedacito”.

Otros por el contrario tratan de ocultar su ida a una instalación de primera -incluso hasta a la familia-, como si tal acción fuese algo vergonzante o repudiable. Nada, en este sentido somos un mosaico. Hay en Cubita la bella de todo, “como en la viña del Señor”.

¿Qué le parece? Bajo paraguas en la playa..

¿Qué le parece? Bajo paraguas en la playa..

Hace un par de semanas tuve el privilegio de descansar unos días en un pequeño y modesto balneario fuera de La Habana. Nada de semejarse a las instalaciones del este y oeste de la Capital, y mucho menos a Varadero o los cayos de Jardines del Rey.

La pasé muy bien. Descansé, leí, hice amistades, intercambié sobre lo humano y lo divino, en un ambiente parte costeño, parte campesino y muy distendido. Barrio de pescadores, revendedores de artículos (merolicos) y alquiladores de cuartos, estaba colmado de una población flotante constituida por trabajadores privados o del Estado, y algunos dirigentes, todos con sus familias,.

Los miembros de estas dos últimas categorías laborales, estimulados en sus empresas u organismos por relevantes resultados en la producción o los servicios pernoctaban en medios básicos subsidiados,. Esta es la única forma al alcance de la inmensa mayoría de las economías familiares. Por cierto estaban disfrutando de estas posibilidades por última vez pues muy pronto esas instalaciones (de las pocas aun en tal uso) pasarán muy pronto a manos del Poder Popular.

Tras largo tiempo transcurrido de no asistir a la playa, me asombró la protección de los cubanos contra el sol durante este verano, y si allí fue así, me imagino estas imágenes se repetirán en todo el país.

Al principio, cuando vi a hombres, mujeres y niños en el agua, con sombreros o gorras, pullovers de mangas largas (o incluso camisetas enguatadas) y sombrillas desplegadas, fui recio: lo valoré como un gesto de puro snobismo. Puede comprobarlo en las fotos que adjuntan este texto, e incluso perdí otra, posada por una bella joven ante su pareja, sobre una roca, rodeada de agua, bajo una sombrilla abierta.

Después fui más benigno: recordé las advertencias del cuidado contra los rayos ultravioletas sobre todo en el ambiente veraniego cubano, dadas por el Dr. Rubiera, ese eminente científico que día a día nos ha enseñado durante casi toda una vida -con magisterio y paciencia extremos-, los elementos necesarios de la Meteorología y como preservar las vidas propias y de nuestros familiares así como los bienes materiales.

Cuál no sería mi sorpresa poco después del regreso a La Habana, al ver una información por el Noticiero Nacional de Televisión (“El estelar…”), que exhibía bañistas extranjeros enmascarados, para mitigar los efectos de los radiaciones solares.

Así amigo lector que prepárese, en cualquier momento al intentar disfrutar de las plácidas y refrescantes aguas del mar Caribe que nos rodea, le parecerá estar viendo una película en 3D de horror y misterio, con algo parecido a extraterrestres, forrados hasta las muñecas y exhibiendo horrendas caretas de diferentes colores.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 28/08/2014 en Cuba, Política, Revolución, Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: