RSS

Internet y el periodismo actual (I)

14 Ago

Por Pedro Hernández Soto

Shanghai Evening Post

Portada del Shanghai Evening Post impreso

La crisis mundial de la prensa escrita, televisiva y radial, no se detiene. Bien se pierden espacios informativos, reducen tiradas, rebajan plantillas, pierden publicidad o cierran medios de prensa. Los reporteros independientes buscan nuevos caminos de subsistencia, muchos se aventuran en las noticias crowdfunding pero no tiene los medios necesarios para producir buenos y frecuentes informes o historias.

Hasta la pujante Asia llega esta implosión. Quién iba a pensar que el Shanghai Evening Post, un periódico vocero de los empresarios estadounidenses en Shangai, editado en idioma inglés por el Post-Mercury Co. desde 1929 y su versión en chino, Ta Mei Wan Pao, a partir de 1933, ambas importantes colaboradoras de los órganos de inteligencia de los Estados Unidos desde la II Guerra Mundial –solo en el mes de julio de 1944 entregó 1500 documentos sobre diversos informes de inteligencia y análisis y un catálogo de información editada de más de 5.000 personas de diversos orígenes- iba a quedar solo con su versión digital.Pongo este ejemplo del Lejano Oriente, hoy la más pujante zona de desarrollo económico, pues los casos de los periódicos occidentales son mucho más conocidos por nosotros. Es indiscutible que, aunque algunos en el mundo de hoy no quieren conocer ni comprender alcance de tal situación -y por tanto trabajar con la seriedad y urgencia requerida en función de ello-, Internet gana cada vez más adeptos, la rapidez de la propagación de la comunicación es instantánea, la participación ciudadana es inédita y creciente, y los costos incomparablemente menores.

El abaratamiento de los equipos y las líneas para acceder a la blogosfera, la aparición de los dispositivos móviles y el desarrollo impetuoso de las Ciencias de la Información han hecho del soporte digital un contendiente invencible –aunque coexistente – para la radio, la televisión y prensa plana.

No quiero decir con esto que los recién nombrados estén condenados a la desaparición. Nada de eso, pero sí está claro que sitios, blogs, e-mails y redes sociales, ganan cada vez más adeptos en la conformación de los estados de opinión en esta sociedad de la Era de la Información. La vida ha demostrado con creces que tiene el poder quien dispone de los estados de opinión y no los dueños de los medios. Internet es un holding muy poderoso, de alta rentabilidad económica, altos alcances ideológicos y políticos, y de incontables aristas.

Los medios deben adaptar sus métodos de trabajo a la realidad tecnológica actual en lugar de ignorarla o desafiarla. Es su deber desarrollar la mejor forma de periodismo posible basada en la tecnología disponible. Esto incluye productos y métodos periodísticos nuevos.

Traigo esto a colación también para aquellos que piensan de la poca influencia de Internet entre los cubanos. Los ejemplos son sólidos y recientes. Tomemos tan solo tres.

En tiempos recientes nuestra empresa de comunicaciones ETECSA y su subsidiaria INFOCOM abrieron al público tres ofertas: ventas de celulares y sus líneas, la plataforma @nauta para recibir y transmitir correos por dispositivos móviles y cambio de contraseña para los clientes de enet.cu.

El estudio de mercado fue malo en todos los casos, pero tan malo que las demandas superaron en mucho las expectativas, y la empresa no tuvo –cuando menos acá en La Habana-, los recursos necesarios para enfrentar la situación y las comunicaciones colapsaron: Los créditos empresariales se resquebrajaron y aunque en varias ocasiones altos empresarios comparecieron ante los medios de comunicación, sus explicaciones no fueron creíbles.

Ahora deben adelantar las inversiones pertinentes para aumentar la capacidad tecnológica requerida para poder lograr un servicio satisfactorio para los clientes y restituir el prestigio institucional. Pero recuerde usted que este es un país urgido por las insuficiencias económicas donde bloqueo económico, crisis mundial y errores se dan la mano para hacernos la vida más difícil.

Y a mi modesto entender las raíces del problema fueron en una pobre apreciación de la necesidad de información que tiene el instruido pueblo cubano y su capacidad adquisitiva.

Aprendamos. Teniendo en cuenta esta explosión en el uso de Internet, trabajemos fuerte en el desarrollo y fortalecimiento de nuestros medios en Internet.

 

Etiquetas:

Una respuesta a “Internet y el periodismo actual (I)

  1. Pingback: Emilio Ichikawa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: