RSS

Arufe: Cuando un amigo se nos va

08 Jul

Por Pedro Hernández Soto

Arufe y su nieto Martin

Arufe con su nieto Martín al iniciar el curso escolar 2013-2014. Lea el trabajo Sentimientos en un amanecer de algarabías y amores

Los hijos varones, Silvio y Alberto, me lo habían advertido. Con la hembra, IIraya, hacía rato no coincidía.

-“El viejo está muy mal, ya casi no se levanta”, me dijo el primero en el más reciente encuentro que tuvimos.

¿Pero todavía lee?, pregunté, pensando en llevarle algún buen libro recién publicado a aquel insaciable lector.

-“No, tampoco lee” me contestó.

Me falta valor para ir a verlo, le afirmé, para que conociera la causa de la interrupción de aquellas acostumbradas tertulias semanales –al compás del Noticiero Nacional de Televisión- donde conversábamos sobre asuntos internacionales, nacionales, bien fueran de economía, geopolítica, militares o de inteligencia, o hasta también de las complejidades comunales y familiares.

El lunes 7 terminaba de alistarme para asistir a la graduación universitaria de mi nieta cuando Alberto me avisó por teléfono. Sus palabras fueron concisas, recias más que fuertes, como son los caracteres de los tres retoños de esa familia que supieron crear Alberto Rodríguez Arufe y la también recién desaparecida Hiraida Rodríguez Mondeja : “Pedro, el viejo acaba de morir. Te aviso de los primeros porque fuiste de sus mejores amigos”.

-“No hemos decidido aún lo que haremos”, fue la mentira piadosa con que me respondió a una pregunta de rigor.

Fui al Aula Magna y compartí mis sentimientos. A la terminación del acto mi hijo –el padre de la recién graduada- me informó: “Papi, a Arufe lo deben estar cremando ya. No harán nada más. Después iremos por su casa y hablaremos con ellos”, refiriéndose por último a sus amigos contemporáneos. En la realidad hubo que llevar el cadáver para Mayabeque por falta de capacidad en La Habana y allá faltó la corriente lo que hizo prorrogar la incineración hasta hoy.

De alguna manera debo aliviar mi pesar y lo haré diciendo algo de este hombre a quien califico de buen esposo, buen padre, buen amigo, buen revolucionario. De su vida de esfuerzo, sacrificio, dedicación y limpieza saben muchos, estimo no es necesario repetirla al detalle.

Estudiante, dirigente estudiantil y después por orden con importantes cargos en la Unión de Jóvenes Comunistas, el CC del Partido Comunista de Cuba, el MINREX y el Ministerio de Comunicaciones, siempre estuvo donde la Revolución lo situó. Ya disminuido, me ofreció colaborar en Café Mezclado; al finalizar el presente intento de crónica aparecen sus aportes durante su último año de vida: solo los títulos dan fe de su devoción.

En las postrimerías de su vida sufrió tres golpes que estimo muy influyentes en este fatal desenlace. En orden cronológico me refiero a los problemas con el cable Cuba-Venezuela cuando se desempeñaba como viceministro de Comunicaciones y por lo cual fue removido; la súbita pérdida de la voz por una operación urgente de cáncer en la garganta; y la tercera, la muerte de la compañera de toda la vida.

Contra las tres luchó, no perdió su afán de vivir, aún tras todo esto –y la primera de las dos operaciones, una muy compleja de cáncer de colon, con largo postoperatorio- se le podía ver ir y venir al mercado, conversar con los amigos, y comentar lo mismo de la situación en Siria y la justeza de la lucha de su pueblo, del avance en el cumplimiento de los Lineamientos, que de la Serie Nacional de Beisbol.

De mi amigo Arufe, el honesto, el más que modesto, el de pensamiento profundo, el vecino que participaba en todas las actividades, el que me llamaba para vernos e intercambiar informaciones cuando venía de vacaciones desde China, el de caminar característico, puedo escribir, escribir y escribir.

Muchos lo vamos a extrañar.

Publicaciones de Alberto Rodríguez Arufe en Café Mezclado durante su último año de vida:

Homenaje a Hiraida Por Alberto Rodríguez Arufe 2014/05/02/

Los “golpes suaves” y el abrir caminos a la verdad Por Alberto Rodríguez Arufe 2014/04/01/

Indetenible China Por Alberto Rodríguez Arufe /2014/02/10/

Llegó el 2014. ¿Qué esperamos y qué hacer? Por Alberto Rodríguez Arufe 2014/01/06/

Los Cinco: una causa de todos Por Alberto Rodríguez Arufe 2013/09/18/

Sentimientos en un amanecer de algarabías y amores Por Alberto Rodríguez Arufe 2013/09/06/

Los Tigres nos trajeron un trofeo y la esperanza Por Alberto Rodríguez Arufe 2013/08/28/

Telesur y el cambio de época en América Latina. Por Alberto Rodríguez Arufe 2013/08/13/

Espionaje para todos. Edward Snowden quizás se quede en Rusia Por Alberto Rodríguez Arufe 2013/07/25/

China en el mundo de hoy Por Alberto Rodríguez Arufe 2013/07/11/

 
 

Etiquetas: , , , , , ,

4 Respuestas a “Arufe: Cuando un amigo se nos va

  1. Néstor del Prado Arza

    08/07/2014 at 9:54 PM

    Pedro, gracias por tus palabras y por todas tus acciones en favor de ese amigo que se nos fue. Voy a seleccionar parte de lo que escribí hace un rato a un grupo de antiguuos dirigentes juveniles.
    “Otra muy triste noticia, no por esperada menos dolorosa. Arufe fue en buena medida otro de mis maestros de juventud; con su andar saltarín, su hablar pausado y sus razonamientos contundentes, me enseñó a desenvolverme en ese complejo mundo de las relaciones interpersonales y de la cultura política. Guardo bonitos recuerdos de mi etapa como dirigente estudiantil y juvenil que llevan la impronta de Arufe. Es verdad que sus últimos años de vida fueron amargos para él, para su familia y para todos los que lo sabemos buen ser humano.
    Para su hijo Silvio Alejandro, el trovador, mis más sinceras condolencias. Nadie como él debe haber sufrido por el deterioro progresivo de su padre. Ahora leyendo el escrito de Pedro, las extiendo al otro varón y a la hembra
    Para Arufe no dedico un minuto de silencio, sino millones de minutos de pensamiento agradecido, de reconocimiento consecuente y de admiración a prueba de adulonería.
    !Gloria a Arufe, carajo!

     
  2. Carlos Benet Pérez

    09/07/2014 at 2:00 PM

    Me identifico plenamente con la valoración que Pedro Hernández Soto hace de nuestro querido compañero Arufe. Mucho se pudiera agregar de una vida que fue rica en experiencias vitales, que estuvo en diversos frentes de batalla. Arufe fue un digno representante de la generación de revolucionarios cubanos que iniciamos nuestra adolescencia con el triunfo de enero del 59, marcados por el ejemplo de los guerrilleros de la Sierra y los combatientes clandestinos, a los cuales deseábamos emular en disposición de lucha y sacrificios.Supe de su fallecimiento por nuestro querido amigo Angel Guerra, el cual lo comunicó a un grupo de sus amigos cercanos. En ese mensaje Guerrita decía:

    “Afortunadamente hice un hueco en mi último viaje a La Habana y junto a
    Benet, Pedro Hernández y mi hermano tuvimos la satisfacción de pasar un rato
    muy grato en su compañía. En aquella ocasión aprecié al revolucionario cabal
    e íntegro que siempre fue. Por lo demás, Arufe estaba viviendo de prestado
    hacía algún tiempo pues el cáncer lo había atacado como dos años atrás con
    una saña poco usual. Se le veía espíritu de lucha, optimismo y deseos de
    vivir a pesar de que a la enfermedad se sumaron otros problemas muy duros de
    enfrentar incluso sin cáncer. Creo que se fue con la frente en alto…”

    Todos los que fuimos partícipes junto a Arufe de múltiples batallas , en
    escenarios y circunstancias diversas, en el campo de la cultura, en la
    economía, en el trabajo internacional de la UJC, sentimos profundamente su
    pérdida.

    Hasta siempre, amigo.

     
  3. Fidel Santacruz

    04/04/2016 at 9:02 PM

    Soy de los que tarde leo temas como este de Pedro; no siempre he tenido internet. Hace unos meses leí de Ignacio Ramonet, “Cien Horas con Fidel” y ahora estoy leyendo de Ulises Estrada, TANIA, La Guerrillera” y mucho se relaciona con lo que aquí se cuenta. En El Salvador, no siempre se puede obtener un libro cubano de reciente publicación.

     
    • hdezsoto

      04/04/2016 at 9:17 PM

      Caramba, siento mucha esa escasez de textos cubanos en El Saklvador pues nuestras publicaciones son muy amplias a partir del triunfo de la Revolución. ¿No ha tenido usted noticias de la Feria Internacional del Libro que efectuamos cada año con La Habana como sede principal y subsedes en otras provincias? Es un evento majestuoso, magnífico.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: