RSS

Los “golpes suaves” y el abrir caminos a la verdad

01 Abr

Por Alberto Rodríguez Arufe

Hombres armados y enmascarados

En Venezuela intentaron aparentar una situación de desorden social para provocar una intervención extranjera

Justo el día que comenzaba este año, el internacionalmente reconocido periodista Ignacio Ramonet nos recordaba una reflexión hecha por Fidel en un encuentro con varias decenas de intelectuales llegados a Cuba de diferentes partes del mundo en ocasión de la Ferias del libro del 2012 en la que el líder histórico de la Revolución dijo: ¨El problema no esta en las mentiras que los medios de comunicación dominantes dicen. Eso no lo podemos impedir. Lo que debemos pensar hoy es como decimos y difundimos nosotros la verdad”.

Viendo como se manipulan y distorsionan las informaciones, se dicen mentiras y hacen montajes con fotos o videos que no corresponden con los hechos mencionados, faltando a la más elemental ética de un periodismo serio y responsable. Solo dando una mirada a como los grandes poderes mediáticos globalizados se han referido a los hechos de violencia orquestados por la extrema derecha en Venezuela y al golpe de estado de corte neofascista en Ucrania, es necesario pensar en cuanta urgencia encierra este llamado de Fidel.

Recordé un día en tránsito por varios aeropuertos en Europa, en el momento que el Imperio y sus súbditos tenían como prioridad el despedazar a Yugoslavia, aparecía una foto impactante en la primera pagina de muchos de los diarios de mayor tirada y más influencia en la opinión pública internacional, donde aparecía una mujer ahorcada y se atribuía este repudiable hecho a las fuerzas de Serbia que precisamente eran en ese momento las que resistían el embate imperial.

No pude evitar en aquel momento pensar cómo había llegado la misma foto a tantos medios, tampoco se daban explicaciones de las circunstancias de semejante crimen. Resultaba evidente la coordinación de todo aquello por un poder transnacional con la finalidad de justificar los bombardeos de la OTAN, que tantas víctimas causaron en la población civil y e incluso fue atacada la embajada de la República Popular China en Belgrado.

Podemos comparar – y no pocos analistas han recordado estos días- la manera en que los mismos medios trataron el tema de la independencia de Kosovo y su desprendimiento de Serbia con la forma en que están enfocando el referéndum de Crimea y su decisión de unirse a Rusia.

Y es que los poderes mediáticos globalizados, cuyos propietarios disfrutan de grandes capitales y responden a sus intereses de clase, al igual que el espionaje universal -recientemente puesto en evidencia por las revelaciones de Snowden-, son entre otras, piezas claves del nuevo tipo de guerra no convencional o “golpes suaves” como suele llamarse a las actuales estrategias del imperio norteamericano y sus aliados para preservar y extender su hegemonía mundial.

En esta modalidad bélica la mentira, la tergiversación de los hechos y los dobles raseros están entre las armas más utilizadas. Lo mismo se afirma sobre la posesión o uso de armas de destrucción masiva, sin mostrar evidencia seria alguna, o se manipulan los términos y los grupos de Al Qaeda al ser llamados terroristas si actúan contra intereses imperiales y sin ningún recato rebeldes si sus actos de terror son contra el gobierno y la población civil de Siria.

También son terroristas los palestinos, por defender su derecho legítimo a tener un Estado o los que se rebelan contra injusticias ancestrales y cuando se cierran todas las opciones y actúan son calificados como terroristas o grupos extremistas.

Mientras los que desatan la violencia, imponen el terror y promueven la subversión contra los gobiernos que no se doblegan a la dominación imperial, suelen ser llamados insurgentes o rebeldes, de las más diversas formas desde pacíficos opositores a estudiantes inconformes, siempre buscando la manera de justificar sus actos y propiciarles una imagen que les favorezca y promueva simpatía o al menos compasión por su causa.

De tal modo, cuando se trata de poner en marcha la decisión de desestabilizar o derrocar un Gobierno que de alguna forma moleste o perjudique la hegemonía imperial, todos valen desde terroristas , fascistas y paramilitares hasta delincuentes comunes y vándalos, en definitiva mientras mas fragmentada y débil quede la presa mejor, tal como se puede comprobar con el ejemplo reciente de Libia y desde luego a los que se involucran en estos planes no les faltara el dinero y el respaldo logístico para sus acciones.

Otra característica de esta modalidad es que, cuando un gobernante resulta incomodo o no se subordina a los intereses de Washington la democracia deja de tener importancia, para esos medios de prensa dominantes el gobierno en algunos casos se convierte en el régimen y si se defiende y resiste es acusado de inmediato de uso excesivo de la fuerza, o de reprimir la libertad de prensa y de expresión.

De nada vale que esa autoridad haya sido electa por una mayoría de sus ciudadanos que la continúen respaldando, el objetivo es claro, crear una matriz de opinión en la que una supuesta situación de ingobernabilidad debe conducir a un cambio. Vale recordar los golpes suaves que derrocaron a los gobiernos progresistas en Honduras y Paraguay o el fallido intento de golpe en Ecuador.

Desde luego tampoco falta lo que estos medios omiten y nunca encontrará en ellos nada que se parezca al reconocimiento de lo que hacen por sus pueblos muchos de los gobiernos que pretenden ser descalificados.

Tampoco leerán allí los objetivos estratégicos imperiales tan evidentes como los intentos de cercar a China y Rusia o frenar y revertir el proceso de una mayor independencia e integración entre los países de America Latina y el Caribe que se corresponda con sus intereses nacionales y como región.

Sobre este tema por su importancia y actualidad podemos encontrar muchas opiniones y comentarios en la prensa tradicional y en los medios alternativos pero todo lo que se haga puede resultar poco ante la importancia que reviste encontrar los caminos y las formas para que como alerto Fidel la verdad llegue cada vez mas y a más personas, con informaciones bien documentadas, con rigor y argumentos que lleven a la gente a pensar y adquirir conciencia y cierta inmunidad frente al bombardeo de los medios de comunicación dominantes en el mundo de hoy.

Cuba tiene mucho que enseñar en este campo después de mas de 50 años enfrentando campañas de propaganda, mentiras, fabricación de disidentes y opositores que casi siempre se apagan con la misma rapidez que son iluminados, a los que nunca falta el respaldo financiero del exterior así como la amplificación de sus actos por la falsimedia internacional para denigrar la imagen de nuestro país.

Creo que la más importante de las enseñanzas cubanas esta en el poder de la unidad y el consenso en la defensa de la independencia, la cultura y la identidad nacional, así como la realización de un proyecto social justo e inclusivo, primeras barreras frente a cualquier tipo de guerra que se nos quiera imponer desde el exterior, por poderosos que resulten sus patrocinadores.

La resistencia de cinco décadas de bloqueo económico y financiero y tantos acontecimientos trascendentales de la era revolucionaria desde la Campaña de Alfabetización y la victoria de Girón hasta la reciente Cumbre de la CELAC dan fe de ello y son nuestro mayor reto y deber hacer todo por preservar esa unidad y ese consenso en tiempos de cambios.

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: