RSS

II Cumbre CELAC provocó la ira de Estados Unidos

01 Feb

Por Pedro Hernández Soto

Salón de sesioines de la IICumbre de la CELAC

El consenso latinoamericano y caribeño causó rápida y ácida crítica de Estados Unidos

En este post caben muchos otros títulos: CELAC, jornadas por la unidad y el desarrollo, Hacia la unidad dentro de nuestra diversidad, Fortalecida América Latina como nunca antes, Avanzan los sueños de nuestros patriotas fundadores, Aprobados importantes documentos en la II Cumbre del CELAC, Consenso en CELAC a pesar de diferentes visiones, América Latina y el Caribe declarada zona de  paz por CELAC, La Habana magnífica sede de la Cumbre de CELAC, Brillante desempeño de Cuba en presidencia pro témpore de CELAC, y así por el estilo, son todos verdades.

El fortísimo reconocimiento de América Latina y el Caribe a Cuba, con la asistencia de treinta y dos jefes de Estado y de Gobierno –representados todos los países de la región- además de ONU, CEPAL, ALADI y hasta la OEA , fue como se dice vulgarmente “una patada en buche” para Estados Unidos. Y no tan solo eso sino también que se sumaron carácter y objetivos de los documentos aprobados.

Fue una gigantesca tribuna –inédita- de denuncias contra el imperio que nos ha invadido y despojado durante siglos. El éxito de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe fue tanta que, conocidas la Declaración de La Habana y otros documentos, Estados Unidos respondió con una declaración publicada el jueves 30 de enero de 2014  a las 5:49 pm por El UNIVERSAL :

Washington.- Estados Unidos acusó este martes a los países de América Latina y el Caribe de “traicionar” los principios democráticos, al respaldar el régimen cubano durante una cumbre regional en La Habana, dijo un portavoz del departamento de Estado.
“Estamos decepcionados que la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), en su declaración final, traicionó la dedicación declarada de la región a los principios democráticos al respaldar el sistema unipartidista en Cuba”, dijo el portavoz, reveló AFP.
El sólido espaldarazo de América Latina y el Caribe a Cuba con la presencia de una treintena de jefes de Estado de la región y líderes internacionales en la cumbre que culminó el miércoles, no cayó bien en Washington, que mantiene un embargo contra la isla.
El Gobierno estadounidense halló a la declaración “particularmente inexplicable” para una organización que “supuestamente apoya la democracia y los derechos humanos”, señaló el funcionario del departamento de Estad, que solicitó el anonimato.
“Hallamos especialmente descorazonador e inconsistente que la Celac decidió aceptar sin cuestionar las acciones represivas del país anfitrión para impedir a sus ciudadanos de expresar pacíficamente sus aspiraciones democráticas”, afirmó. (Fin de la cita)

Tener entre nosotros, los cubanos, a tan distinguidas visitas – especialistas, ministros de Relaciones Exteriores, Primeros Ministros y Presidentes- de los países integrantes de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe, el poder brindarles nuestra hospitalidad, amén de diferencias políticas o ideológicas, nos satisfizo. Que nuestra Habana fuera la sede de un evento de tan importantes acuerdos, nos llena de orgullo. Y no creo que sea limitada mayoría quienes así pensamos y sintamos, de colaborar en primera línea para un vivir inclusivo de diferencias no antagónicas.

La reunión de representantes de treinta y tres países hermanos, para coordinar líneas de acción, políticas de trabajo por el desarrollo económico y la eliminación de la pobreza, motivan el bienestar de cualquier verdadero ser humano, de cualquier latitud, religión y color de piel. Recuerde -o sepa usted- que aprendimos del líder histórico de la Revolución el ejercicio de la solidaridad, aún a costa de exponer la propia vida.

Comencé unas vacaciones el lunes. Aproveché los tres primeros días en seguir el evento por la Televisión Cubana y otros medios. A mi entender los compañeros realizaron una labor encomiable. Tuvo un reportero, un camarógrafo y una cámara en cada lugar necesario. La prensa escrita y la radial por el estilo. Y no se diga de los tuiteros y fanáticos de Facebook. Felicitaciones a todos.

Usted sabe, los cubanos somos un poco directores de televisión y queremos una parrilla de programación a nuestros deseos; de beisbol y aseguramos lograr una selección mejor o ganar el partido que un verdadero manager perdió; y, a la vez, somos eminentes políticos y porque no, también economistas. Yo quedé muy satisfecho.

Lo cierto es que me emocioné con el primer momento televisivo: la inauguración por Dilma Rouseff, presidenta de la República Federativa de Brasil, y el general de ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, del puerto de El Mariel. Ver en funcionamiento a esa moderna instalación me satisfizo muchísimo; fue un soplo de optimismo y alegría. Lo había especulado en este blog, en el más reciente de los cuatro trabajos presentados a usted sobre el particular.

Después vino la apertura de la reunión de los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de CELAC. Fue una magnífica elección comenzar con la invitación a la doctora Alicia Bárcenas, directora de CEPAL, de presentar sendos informes acerca de los Recursos naturales de la región y el Panorama económico de la región. Excelente punto de partida que logró traer a todos los asistentes hasta la realidad para cambiar hacia mejor.

La Marcha de las Antorchas efectuada en la noche del propio lunes 27, símil de la realizada en 1953 en conmemoración del centenario del nacimiento de José Martí, por la Generación del Centenario –fuente nutricia de los asaltantes a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes el 26 de julio de aquel año-, tuvo en esta ocasión una asistencia especial: junto a estudiantes nacionales y extranjeros, profesores y jóvenes en general, desfiló la dirección de Revolución Cubana y muchos de los asistentes de la II Cumbre de CELAC.

Tras la inauguración vino la sesión de retiro de los mandatarios, donde se discutieron los asuntos más polémicos, a ello no tuvo acceso la prensa.

Del alcance político y económico alcanzado por la comprensión y el trabajo de los integrantes de CELAC dan muestra los más de 30 documentos consensuados por especialistas, ministros de Relaciones Exteriores, Primeros Ministros y Presidentes, dan fe sus temas y de éstos le enuncio tan solo algunos:

La Declaración de La Habana, contra el hambre, la pobreza y las desigualdades, el bloqueo de EE.UU. contra Cuba, por la unidad, la soberanía, el respeto mutuo, el medio ambiente, la devolución a Argentina de las islas Malvinas; el Desarme Nuclear; el apoyo a las conversaciones de paz de Colombia; la proclamación de América Latina y El Caribe como Zona de Paz; un Plan de acción para 2014; la promoción de la quinua como nutriente humano; lograr un Foro de Cooperación con China; la aceptación de Lenin Moreno, ex presidente de Ecuador, como enviado especial del Secretario General de la ONU para atender la discapacidad y accesibilidad.

Cada país pudo expresarse con entera libertad, la inmensa mayoría en la voz de de sus respectivos jefes de Estado o de Gobierno. Solo faltó a la Cumbre el Excelentísimo Presidente de la República de Panamá, debido –según sus declaraciones- al agobio por la situación que sufren las obras de la ampliación del Canal.

Escuché intervenciones para mí muy interesantes. Otras las entendí en franca oposición a la propia CELAC por ignorar la historia, cultura, costumbres y solidaridad de nuestros países, integrando alianzas para el desarrollo solo gobernado por los mercados. De forma unánime fue reconocida la labor de nuestro país como presidente pro témpore durante un año, que justo llegaba a su fin. También fue elogiada la organización lograda en la celebración de la II Cumbre.

Con la entrega de la presidencia pro témpore a la Excelentísima señora Laura Chinchilla, presidenta de la República de Costa Rica, no podemos decir que se ha cerrado un episodio diplomático en la marcha hacia la unidad de nuestra Latinoamérica y El Caribe. No, nos mantenemos en marcha por el camino imprescindible del desarrollo social y económico, de diálogos y consensos cada vez más justicieros y profundos, continuidad de la materialización de las ideas que enarbolaron hace cerca de dos siglos nuestros primeros luchadores por la independencia e identidad, nacional y regional.

A pesar del intenso trabajo desarrollado en la reunión, nuestro presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, sacó el tiempo para rencontrarse con personalidades visitantes tales como los secretarios generales de la ONU y la OEA, presidentes y  primeros ministros. De igual forma el Líder Histórico de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz tuvo intercambios con algunos de ellos entre los que no faltaron los integrantes del ALBA, las presidentas de Argentina, Brasil y la primera ministra de Jamaica, así como con el presidente de Santa Lucía.

Trabajos relacioinados:

CELAC: voluntades hacia la integración #infografia

CELAC, barrera contra la Alianza del Pacífico Por Pedro Hernández Soto

CELAC y las asechanzas imperiales Por Pedro Hernández Soto 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: