RSS

La muerte de Pablo Escobar y el narcotráfico hoy

07 Dic

Por Pedro Hernández Soto

Cadáver de Pablo Escobar

Madre y esposa lloran la muerte de Pablo Escobar. Tras desaparecer el Cartel de Medellín se diversificaron y crecieron organizaciones similares

El narcotraficante, acostado en la cama, hablaba por el potente teléfono inalámbrico que tantas veces usó. El guardaespaldas, Álvaro de Jesús Agudelo, c/p Limón, se asomaba a una de las ventanas de la planta alta de la residencia de la calle 79A No. 45D-94, en el sector de Los Olivos, en Medellín. Era el jueves 2 de diciembre de 1993, cerca de las tres de la tarde. Solo le acompañaba su guardaespaldas.

Con aquel aparato –una extensión muy potente de  uno fijo- el criminal se movía por la ciudad en un taxi, haciendo continuas llamadas que despistaban las intercepciones y triangulaciones radiogonométricas de las líneas telefónicas. Aquel día, en la desesperación por saber la seguridad  de la familia cometió errores: hizo largas llamadas desde su escondite.

Pablo Escobar Gaviria había escapado por las medidas de contrainteligencia tomadas contra sus implacables perseguidores, nada más y nada menos la Administración para el Control de Drogas, D.E.A.  , la Agencia Central de Inteligencia,  CIA , el Buró Federal de Investigaciones, FBI , los órganos de inteligencia de la Policía y el Ejército colombianos, el Bloque de Busqueda  y los Pepes , financiado por el Cartel de Cali. Se le consideraba el hombre más peligroso de América Latina y perseguía de modo encarnizado hacía catorce meses.

Las seis largas llamadas hechas ese día, orientaron al Bloque de Búsqueda hacia el escondite. En su cercanía confirmaron la presencia del capo. Un operativo dirigido por el coronel Hugo Ríos (ahora preso  por vínculos con los paramilitares) e integrado por 17 hombres escogidos, desarrolló la operación.

El secuaz se dio cuenta del despliegue y dio la voz de alarma. En un verdadero suicidio Limón intentó, ya en el jardín, enfrentarse a las fuerzas del orden disparando su pistola. Al instante cayó abatido mientras “el Patrón” huía por una ventana trasera. Allá, emboscada, esperaba parte de las fuerzas. Sobre el techo de una casa vecina tres disparos en la cabeza y otros cuatro en diversas partes del cuerpo, acabaron con la vida de El Jefe. La operación no duró quince minutos.

Era imposible que escapara a la conspiración de tantos y tan fuertes adversarios. Acorralado, en la clandestinidad, intervenidas sus propiedades y cuentas bancarias, obligado a alquilar muchas viviendas para mudarse con frecuencia bajo mayor sigilo, con la familia en peligro y usada como cebo para su captura, sus últimos meses de vida fueron una verdadera odisea.

Muchos pensaron que con su muerte estaba resuelto los problemas del narcotráfico, la violencia, el lavado de dinero, la corrupción de políticos y militares, y el paramilitarismo.
Nada de eso, todo se ha desarrollado, crecido, diversificado y enraizado. Conocidos carteles se fortalecieron, otros nuevos aparecieron, la siembra, producción y comercio, con todas sus lacras, se extendieron a otros países e incluso en algunos  pasaron a formar parte de la política de estado. América Latina está cada vez más enrolada en la economía y la geopolítica del narcotráfico, y por tanto más violenta, corrupta y perdida.

Tengamos una rápida visión, a vuelo de pájaro, de la situación actual en nuestra América, a la luz de unas pocas noticias recién publicadas.

Se mantiene el abastecimiento, la venta minorista y la exportación, en los barrios de un puerto tan desarrollado como el del Callao en el Perú y su capital Lima; las aristocráticas playas de Río de Janeiro en Brasil;  en Buenos Aires; Quito, Ecuador; o en La Paz o Sucre, Bolivia. Todos con logística de drogas, armas y sicarios, en los barrios más humildes y las favelas amén de los espacios de familias acomodadas.

En Honduras, el pasado mes, un enfrentamiento entre dos bandas criminales, por 700 kilos de cocaína, dejaron un saldo de 17 muertos, en la zona de Belén, ubicada en el empobrecido territorio de La Mosquitia, convertida en importante lugar de tránsito hacia los Estados Unidos .

Un despacho de AFP, fechado el 20 de noviembre de 2013, señala que la DEA en el informe “Evaluación de la Amenaza de las Drogas” califica a México como su principal preocupación del narcotráfico pues los narcos mexicanos han aumentado su producción de heroína e iniciaron su expansión por los estados estadounidenses del Este y del Centro Oeste, aunque se han estancado en la de cocaína.

Un libro reciente sostiene que Robert Calvi, importante ejecutivo del Banco Lambrosiano, del Vaticano, hallado colgado muerto en el Puente Blackfriars  en 1983, en realidad fue asesinado por la Camorra Siciliana, como castigo de Pablo Escobar, por no pagar una deuda de lavado de dinero.

En realidad la mayoría de las naciones latinoamericanas son rehenes de la política de Estados Unidos para la erradicación de la droga. Resulta que el mercado mayor, el consumidor más destacado de los productos alucinógenos, descarga toda la responsabilidad en nosotros, los de abajo.

Mientras no se erradiquen las causas verdaderas de la incorporación al negocio de las drogas heroicas, su producción y comercialización irán in crescendo. Hoy se estima que poco más de un cuarto de millón de campesinos en los Andes sudamericanos son suministradores de hojas de coca y marihuana, y flores de heroína.
Quieren que resolvamos en verdaderas guerras, a tiros, el problema de ellos. Ponen la asesoría, armas y dinero, y nosotros los muertos. Esto no ha dado ni dará resultado. Se imponen estrategias y políticas nacionales, que reduzcan la miseria y  permitan una vida decorosa a nuestros conciudadanos sin recurrir a actividades ilícitas.
Hay que erradicar la propaganda y disponibilidad que propenden al consumo de otras sustancias tales como el tabaco y las bebidas alcohólicas, con capacidades psicoactivas arrumbadoras hacia el uso de otras más fuertes y perjudiciales: las drogas heroicas.

Por último dos preguntas y una especulación: ¿Qué son los paraísos fiscales con sus bnacos, holdings, empresas y compañías, con actividades financieras, comerciales e inversionistas, secretas, sino rampantes paraísos para el lavado de dineros provenientes del narcotráfico?

Quizás la existencia de estos paraísos fiscales fue un sueño que no pudo ver Pablo Escobar Gaviria.

Trabajos relacionados:

La fortuna de Pablo Escobar Gaviria

A un año del asesinato de La Madrina de Pablo Escobar por sicarios
Por Pedro Hernández Soto

Pablo Escobar y su intento de narcotráfico por Cuba  Por Pedro Hernández Soto

Meyer Lansky el Zar de los casinos en Cuba Por Pedro Hernández Soto              

Pablo Escobar quiere drogar a Cuba Por Pedro Hernández Soto

 
2 comentarios

Publicado por en 07/12/2013 en Uncategorized

 

2 Respuestas a “La muerte de Pablo Escobar y el narcotráfico hoy

  1. alarmas para el hogar

    20/12/2013 at 4:21 PM

    Me gusta leer y visitar blogs, aprecio mucho el contenido, el trabajo y el tiempo que ponéis en vuestros post. Buscando en Yahoo he encontrado tu web. Ya he disfrutado de varios post, pero este es muy ameno, es unos de mis temas predilectos, y por su calidad he disfrutado mucho. He puesto tu sitio en mis favoritos pues creo que todos tus posts son interesantes y seguro que voy a pasar muy buenos ratos leyendolos.
    alarmas para el hogar http://www.seguridad100.com/?indx=producto&IDProducto=2146

     
    • hdezsoto

      20/12/2013 at 8:28 PM

      Muchas gracias, eres muy atenta/o. Considero el tema importante pues con la explosión actual del narcotráfico es un peligro para todos los países, especialmente para sus juventudes. Cuba está en ciertas mejores condiciones pues el hecho de no tener fronteras le facilita más el control de lo que entra y sale. Los años de la década del 80, en Colombia, es un magnífico ejemplo, aparte, esa historia es un “triller”.
      Le deseo un feliz año 2014.
      Pedro

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: