RSS

Vladia Rubio. Respuestas de domingo

02 Sep

Por Pedro Hernández Soto

Vladia Rubio sobre un mulo en plena Sierra Maestra

En funciones reporteriles en la Sierra Maestra. Me confesó que era “…el lugar donde me he sentido más feliz”

El viernes por la tarde nos encontramos en el camino a Bohemia. Venía radiante como siempre que está acompañada por su hijo. Le espeté que en cuanto llegara a mi casa, le enviaría las preguntas de la entrevista convenida en la propia revista, por la mañana. Fue fiel a su contestación. El domingo, poco después de las 6:00 a.m. me llegó un correo con el anuncio de que “estaba rompiéndose el coco contestando tus  preguntitas”. A las 7:16 a.m., por teléfono, me confirmó el envío de las repuestas pero los calificativos que me dio sobre mi persona debo reservármelos.

Hay años, cuando leía en Granma la firma de Vladia Rubio, la imaginaba una señora mayor, obesa, con gafas de gruesos cristales, lenta al caminar, de poco hablar, ensimismada en sus profundos conocimientos.

Nada de eso encontré en Bohemia hace 13 años. Una medio tiempo interesante, activa, animosa, buena conversadora, muy servicial y eso sí, gran profesional, amante y aún más, apasionada devota de su profesión. Por si fuera poco, laboriosa hormiguita. No poco tiene que agradecerle Café Mezclado en su desarrollo.

Es una de las multipremiadas en el periodismo cubano, año por año logra laureles en los más prestigiosos concursos. Destacada integrante del colectivo que genera en cada edición la sección En Cuba, además aporta a la publicación contenidos en otros géneros. Es capaz de abordar con singular profundidad cualquier tema de la sociedad cubana. Su prestigio es nacional.

Sus colegas de la base la reconocen al elegirla en cada ocasión como la presidenta de la delegación gremial. Formó parte de la comisión nacional que revisó el Código de Ética y los Estatutos para el 9no. Congreso de la UPEC recién efectuado, e integra la dirección provincial ramal de la prensa escrita de la organización.

Hasta aquí de modo sucinto el por qué le hago esta entrevista con siete interrogantes y exponerle a usted, amigo lector sus puntos de vista. Aquí las tiene, respondidas muy “periodísticamente”:

1-¿Por qué te decidiste a estudiar y practicar el periodismo?

La vida me decidió. Estudié primero Arquitectura, pero no me iba bien con la visión en el espacio, con eso de llevar lo tridimensional a bidimensional; y decidí entonces llevarlo a las palabras. Toda mi familia era de periodistas, de comunicadores; y yo había escogido Arquitectura, justamente para romper la tradición familiar, porque era buena en el dibujo y en los cálculos. Pero al entrar a esa carrera, nadie me hizo una prueba de aptitud, me preguntaron mucho sobre la actualidad nacional e internacional, pero no me pidieron hacer un planito de mi casa o del aula donde se hacía la entrevista, de haber sido así, nunca hubiera sido matrícula de la Cujae, a pesar de mis buenas notas. Nada, que no se puede torcer el destino, y el mío de comunicadora venía en los genes.

2- Exhibes una fructífera carrera tanto en el diarismo como en el periodismo investigativo ¿Has materializado tus propósitos iniciales? ¿A qué aspiras aún?

Mis propósitos iniciales sí los concreté: dedicarme a la prensa escrita, y, en la medida de lo posible, darle un poco de espacio dentro del periodismo a esa vocación literaria que una buena parte de los profesionales de la letra impresa llevamos con nosotros. Pero las metas van cambiando, como la vida misma. Las mías no son ambiciosas, para nada me interesa trascender, “sonar”, mas sí seguir descubriendo a los seres humanos, dándoles voz a sus felicidades, angustias. A la vez, no me rindo en tratar de que el periodismo que hago se ajuste a las expectativas de los destinatarios, usualmente vinculadas a una vida mejor en todos los sentidos.

3-¿En que momento ves al periodismo cubano? ¿A tu entender cuáles son las carencias más urgentes a resolver? ¿Quiénes deben ser los principales partícipes en las soluciones?

La actual es una coyuntura decisiva para el periodismo cubano. Es ahora, o no será. A pesar de los tantos tropezones, creo que en una buena parte del sector se mantiene viva la voluntad de cambio, de hacer las cosas en correspondencia con lo que la población espera de nosotros, porque a ella nos debemos. Sin embargo, no basta con la buena voluntad. Decirte que la solución está en manos de todos los que de una u otra forma intervenimos en el asunto, sería una salida fácil. Pero me aventuro a asegurar que en la medida en que nuestra profesión sea respetada como merece, estaremos ganando. No somos meros “lleva y trae”, fichas que pueden ponerse en uno u otro escaque del tablero sin demasiadas explicaciones. Lograrlo, depende en primera instancia del lugar que nos demos nosotros mismos, aun siendo obreros asalariados; de la calidad de nuestros productos comunicativos, de la  ética que nos acompañe en el actuar. También, del convencimiento y la capacitación de quienes  nos dirigen desde los diferentes estamentos. El imprescindible libro de Julito García ya circula, y continuará haciéndolo –doloroso que no haya podido verlo-; ahora, sería interesante saber cuántos lo han leído o lo harán; y, sobre todo, cuántos se proponen volver práctica sus enunciados además de aplaudirlos.

4-¿Cómo ves el aporte de la academia al mejoramiento de la profesión?

 Claro que debe ser decisivo. Pero el asunto resulta delicado porque pudiera ser injusta al “tirar piedras de este lado de la cerca”, sin conocer a fondo los obstáculos con que allí tropiezan. Sin embargo, por mi relación con los muchachos durante sus prácticas preprofesionales, me parece que hay una distancia significativa entre sus conocimientos teóricos y prácticos; entre sus expectativas y la realidad de las redacciones. Es verdad, que solo el día a día laboral les aportará las herramientas necesarias, pero quizás habría que replantearse, como parte de estos intentos de renovación, las formas de acceder a la carrera –sé que han ido variando-, y, sobre todo, sus planes y programas de estudio. Media jornada en la facultad y media en un órgano de prensa podría ser buena alternativa, para ellos y para el gremio. ¿Es tan difícil lograrlo?

5-Has participado en los últimos eventos importantes de los periodistas nacionales. ¿Qué opinión te merece el 9no. Congreso de la UPEC?

La necesidad, urgencia, de cambios en el periodismo cubano me lo he tomado casi como un problema personal, porque mi personita y su destino van inexorablemente ligados a los avatares profesionales. Por eso, me sentí feliz al concluir la última jornada del Congreso de la Upec. “Ahora sí”, decíamos, pensábamos muchos. Pero desde entonces, oigo hablar de comisiones, subcomisiones, grupos de trabajo, talleres, reuniones y más reuniones… y todavía no se hacen sentir las novedades. Pregunto si es tan complicado, si podemos darnos el lujo de la demora. Los periodistas estamos entrenados en la inmediatez, de la mano de la responsabilidad, nuestro ejercicio es prueba de ello y de lealtad, disciplina –quizás demasiada-; pero en contraste con esas fortalezas, pareciera que hay resquemores en decidirse a pisar el acelerador. Lo evidencian importantes vacíos informativos sucedidos del congreso a la fecha -¿hará falta mencionarlos?-. La prisa excesiva puede ser un riesgo, pero los acontecimientos no se guían por los relojes de comisiones, grupos de trabajo, reuniones, acuerdos, chequeos de acuerdos…y la población sigue esperando. Cuba sigue esperando por ese periodismo, que no puede ser visto como asunto molesto o de segundo orden y sí como decisivo motor de las transformaciones.

Del Editor:

Este trabajo no pudo ser “subido” el domingo por problemas con la conexión.

 Trabajos relacionados:

El Congreso de los periodistas, lo que nos toca (+ videos) Por Pedro Hernández Soto

Nuestro periodismo en la Cuba de hoy Por Pedro Hernández Soto

Cayó otro grande sin explicación de causas Por Pedro Hernández Soto

Congreso de la UPEC: El orgullo de trabajar en Trabajadores Por Magali García Moré

Anuncios
 
 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: