RSS

Nativos e Inmigrantes en las NTI (+ Video)

23 Jul

Por Arturo Chang

Nativo e Inmigrante digitales operan  dispositivos

Nativo e Inmigrante digitales. Ilustración cortesía de Roberto Figueredo

No sé definir si esto es un comentario, un artículo, un reportaje o un comentartículo, un artireportaje o un comenartireportaje, pero de lo que sí estoy seguro es que no lo hubiera podido escribir así como cumplo este encargo editorial, ni con las máquinas de escribir eléctricas, ni tampoco con las mecánicas  Underwood  o Robotron y mucho menos con la querida Remington de la década del 40.

El amigo ex jefe me pidió colaborar en su Café Mezclado, y como estoy corto de tiempo, sería un brebaje amargo si ando con exquisiteces de cumplir las estructuras de un género u otro, por lo que aprovecho que las generaciones actuales disfrutan del marcar/copiar/pegar, también usaré esa maravillas de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones para hurgar en mis documentos de Word que están dentro de las carpetas en la torre D, de donde marcaré, copiaré y pegaré esas notas con las cuales pretendo abordar el tema en varias partes.

Abro paréntesis para recordar al desaparecido Otto Palmero, un periodista que no apuraba el paso ni aunque la lluvia lo sorprendiera en un trayecto por la santaclareña calle bautizada con el apellido del patriota Céspedes, carente de portales donde guarecerse. Muy bien redactaba, y profundos eran sus reportajes casi siempre a página completa, que mecanografiaba en una añeja máquina de escribir. Me atrevo a reconocer que fue el precursor del actual cortar y pegar de las computadoras, solo que él lo hacía analógicamente escribiendo sobre una parte de la cuartilla que cortaba y pegaba sobre el párrafo que quería sustituir, de modo que así no necesitaba reescribirlo todo.

Confieso que siempre me gustó el método, pero en aquellos años (y en estos también) era difícil conseguir la goma de pegar, y aunque hubiera sido fácil, yo nunca hubiera tenido el cuidado de tenerlo a mano cuando hiciera falta, por lo que aún sin preferirlo, tenía que tachar con el riesgo de que con tantas enmiendas tuviera que rehacer la cuartilla porque el jefe de redacción, Roberto González Quesada, no admitía excesos de rayas, garabatos y letras ilegibles en una hoja de papel.

Volviendo al tema: La segunda porción de estos apuntes se titulará “¿Nativos informándose por inmigrantes?” porque los inmigrantes digitales podemos creer que estamos  informando a los nativos digitales, pero lo que estaría por ver es si ellos se están informando por inmigrantes sexagenarios como yo.

Coexistimos una generación de jóvenes y niños y otra de adultos  que aunque compartimos una misma tecnología informática, móvil y multimodal, cada uno la usamos de manera distinta y peculiar.

Los nativos utilizan esos dispositivos con destreza y sin esfuerzo, chatean, actualizan su blog, hacen amistades por medio de las redes sociales, juegan con sus consolas, tienen su avatar, descargan canciones y películas, intercambian SMS, escuchan música y ven películas con reproductoras portátiles, consultan sus dudas en Google, Yahoo, Ecured o Wikipedia; y usan sus dispositivos table, laptop, USB, el CD, el DVD, el HDD player, como si fueran lápices y cuadernos.

La aproximación de los inmigrantes al mundo digital es parecida a la del emigrante cuando llega a un territorio nuevo del cual desconoce cultura, lengua y formas de vida, y empieza a hablar con mucho acento e interferencias lingüísticas.

Esa vida de tal emigrado la sufrí a mediados de la década de los años 90 del siglo pasado, cuando ante la rotura de los equipos de imprimir el periódico Vanguardia tuve que despedirme definitivamente de las máquinas de escribir y emigrar hacia el Joven Club de Computación y Electrónica #1 de Santa Clara para usar sus modernas computadoras.

¿Quiere teclear aquí?, me preguntó allí amablemente un nativo digital que sacrificaba su momento de juego alternado con algo que copiaba, para que este periodista pudiera escribir con aquel silencioso aparato lo que antes había creado en la siempre amada maquinita Robotron.

Teclear no, yo voy a mecanografiar, teclear es pulsar teclas, y yo escribo a máquina, le dije mostrándole un montón de cuartillas, y preguntándole si sabía algo de esto o de aquello que estaba plasmado en un reportaje para publicar en la próxima edición.

No, yo no sé nada de eso, pero mire –ripostó- yo sé encender la computadora y enseñarle para que no vuelvan a perder las cosas como dicen que les pasó ayer: tiene que dar Control KS. Acto seguido, recogió sus pertenencias y se fue.

Cuando concluí, allí estaba el nativo queriendo ocupar mi asiento para copiar con no más de tres dedos un documento que a la mañana siguiente debía entregar su hermana, casi desecha en llantos y quejándose de que no le daría tiempo porque también había que encuadernarlo.

“A ver, chico, díctame ahí”, le dije haciendo gala de las lecciones de mecanografía al tacto que aprendí en 1963 y que me permitía en la redacción de Vanguardia, en medio de un apagón nocturno, encender con 8 baterías una enorme y pesada computadora Sony de cinta, y en medio de la oscuridad, sin mirar el teclado, transcribir textualmente -con sus correspondientes signos de puntuación- un discurso de dos horas en apenas tres o cuatro.

“Mira, ya te adelanté bastante, me tengo que ir”, y vengativamente le solté a boca de jarro: “Además, tu tecleas, sabes encender la computadora y enseñar a salvar textos”.

¡Mierda! ¡Pero ya nadie meca…! Bueno, eso mismo… ya nadie lo hace así y tú me puedes dar un salve en media hora… y yo sí que no acabo ni mañana.

Video:

Nativos vs Inmigrantes digitales by Joan Fernando Chipia Lobo

 
 

Etiquetas: ,

4 Respuestas a “Nativos e Inmigrantes en las NTI (+ Video)

  1. Pedro González Munné

    23/07/2013 at 12:01 PM

    Muy interesante Chino -como todo lo que haces. Pero creo que ya hace tiempo que no somos nativos, aunque si emigrados.
    Lo importante en este oficio de picar Piedra no es el equipo, sino el talento. Quienes se deslumbran con la técnica no se dan cuenta de que a ti te sobra lo que a ellos le falta y nunca tendran.
    Saludos

     
  2. Alfredo Wong

    25/07/2013 at 3:35 AM

    Estimado Pedro tengo la esperanza de que me recuerdes, nos presentó hace unos años Pedro Felix Gutierrez en la Ciudad de México. Hoy le llamé ante la posibilidad de un viaje a tu tierra, de concretarse me daría mucho gusto saludarte.
    Quedo Pedro de enviarte un correo para comentarte sobre mi posible visita y de ser posible solicitarte la forma de comunicarme contigo.
    Recibe un saludo desde México de Alfredo Wong

     
    • hdezsoto

      25/07/2013 at 10:57 AM

      Si Alfredo, claro que te recuerdo. Tendría mucho gusto de verte por acá, saludarnos después de tanto tiempo sin comunicarnos y mucho menos vernos. Puedes contactarme por hdezsoto@enet.cu.
      Un abrazo,
      Pedro

       
  3. Gold Price

    09/08/2013 at 8:22 PM

    ación una ventaja: en el momento que el inmigrante decida aprender de una nueva forma como hace referencia Lorenzo Vilches en su publicación La migración digital (2001) cuando afirma: “… la disyunción es clara: o los inmigrantes digitales aprender a enseñar distino, o los nativos digitales deberán retrotraer sus capacidades cognitivas e intelectuales a la que predominaba dos décadas o más atrás.” Podrá hacerlo sin mayor dificultad, ya que el maneja proceso cognitivos de aprendizaje mas variados, como la lectura, síntesis, análisis, reflexión, que son procesos que ayudan a que el aprendizaje se logre en mayor medida con mas eficiencia.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: