RSS

¿Ya llegó EL QUÍMICO?

17 Jul

Por Arturo Chang

Arturo Chang, El Chino, director del periódico Vanguardia por 16 años

El chino Chang redactando este post. La tecnología usada es para evitar espionaje electrónico y el corte del cabello muestra sus estrecheces de recursos

Esta es la primera vez que uno de los tantos ex jefes que he tenido desde mi llegada al sector periodístico en los primeros días de 1968 me ordena escribir, nada más y nada menos que en su blog Café Mezclado , sustancia que cuando tomo -pura o no- es para no hacer un desaire porque prefiero té.

Y si no quiso que fuera una orden, por tantos mensajes que me hizo llegar por todas las vías de comunicación disponibles para un infeliz mortal que ejerce la profesión en medio de estrecheces cubanas y muy a lo cubano, ya era tanta la insistencia que me he decidido comenzar a colaborar con su bitácora (¿aquí pagarán? ¿darán algo?), contando lo que pensé de él cuando ocupó el cargo de mi director en el periódico Vanguardia, en la antigua provincia de Las Villas, poco después de 1972.

Nota del editor: No deje de ver nuestra aclaración al final del trabajo.

Ya eran tantos los directores desde la fundación de ese diario el 9 de agosto de 1962 que para mis colegas venía otro más, pero para mí era una experiencia relativamente nueva, por lo que hice lo que ya otros habían hecho con jefes anteriores y que ahora no les interesaba tanto: averiguar de dónde había salido y quién lo había traído.

Con esos conocimientos, fue que un buen día pregunté en la recepción de Vanguardia: ¿Ya vino El Químico?, a lo cual, en voz baja y llevándome hacia su oficina, me respondió Telma, la económica, que lo primero que había hecho era preguntar cuántos trabajadores había, los gastos, los costos, cuántos éramos periodistas y, ¡el sueldo!

Aquel día creí que el ingeniero químico Pedro Hernández Soto, profesor titular de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, por aquel entonces en pleno proceso de conquistar una categoría académica superior en Polonia y secretario de la Comisión de Orientación Revolucionaria en ese centro de altos estudios, iba a darle cientificidad a una práctica de un amigo (y digo amigo de verdad: Bule) jefe de información de Vanguardia, que llegó a implantar la norma de que debíamos elaborar 1,7 materiales periodísticos como promedio por día de trabajo.

“Si hasta aquí tuve que picar reportajes para que me diera 1,7, ahora este va a querer que le hagamos un análisis químico”, comenté entre mis colegas y con toda mi mala intención, en la primera oportunidad que tuve, le solté al flamante (para mí: flameante) director: ¿Qué es una mezcla y qué es una sustancia?

Y me causó gracia ver sus gestos de profesor al dar con entusiasmo una explicación que no me interesaba más allá de mortificarlo con un tema muy ajeno al periodismo y pensando que en la primera oportunidad pondría pie en polvorosa para tenerlo lo más lejos posible. Por eso, acepté irme como corresponsal de Vanguardia a la entonces todavía región de Sancti Spíritus, casi igual hoy a la provincia de igual nombre.

Ahora que su blog incluye la palabra café, y además con mezcla, sin mencionar la sustancia, me he visto obligado a buscarla yo mismo para conocer el perfil de su publicación antes de redactar una colaboración y “mezclarla” entre otras muy sustanciosas que he leído en este prestigioso blog.

Hoy que lo he “analizado” un poco más, me atrevo a decir que El Químico estaba indagando por plantillas, costos y gastos para enmascarar el interés por su propio salario, pues pronto debió de haberse dado cuenta de que en eso había cambiado la vaca por la chiva además de tronchar sus aspiraciones de ascensos en nivel académico por “cumplir la tarea asignada” como solía decirse en aquellos años románticos de la Revolución.

Lo cierto es que la química que se produjo entre el profesor titular y el Periodismo lo ha enraizado en la familia de los medios de difusión a tal punto que para romperle el récord de permanencia en el cargo de director de Vanguardia tuve que estar yo 16 años que concluyeron el Primero de Mayo de 2013, cuando pude volver a desfilar como trabajador, es decir, como reportero raso.

De Pedro, aprendí que quienes salen de nuestras filas en busca de mayores salarios o mejores condiciones materiales, así como una vida fácil, sin contratiempos, sin luchar por la prensa, nunca tuvieron esa química con el Periodismo.

Aclaración del Editor: No me siento arrepentido en lo más mínimo por pedirle una colaboración para Café Mezclado a mi buen amigo Chang, todo un “gurú” en materia de los sitios web y las redes sociales. Aunque fijamos ese tema de actualidad, en el que ha mostrado tanta sapiencia, me jugó esta simpática broma y envió este trabajo. Gracias “narra”, por el reconocimiento, hacerme recordar tantos buenos amigos y momentos, y obligarme a reír; desde aquel entonces hasta hoy eres un “diablito chino”.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 17/07/2013 en Amistad, Cuba, cultura, Política, Revolución, Sociedad

 

Etiquetas: , , , ,

2 Respuestas a “¿Ya llegó EL QUÍMICO?

  1. Alexis Mario Cánovas Fabelo

    18/07/2013 at 12:19 AM

    ¡Jaaajaaaaajaaaaaaaajaaaaaaaaaajaaaaaaaaaaa!
    ¡MUUUYYYYY BUUUEEEENNOOOOOOO!
    Chang, esto sí que es hacerle honor a un hermano de trincheras de ideas y de piedras.
    Trabajos así son necesarísimos para demostrar que se puede hacer un buen andamio alrededor de la obra, para perfilarla con la nitidez que impida desvíos y deformaciones.
    Destaca que el verdadero revolucionario está donde se es más útil.
    ¡TENEMOS GARANTIZADA LA VICTORIA TOTAL CON ESTA VANGUARDIA!

     
  2. Liset García

    18/07/2013 at 1:54 PM

    Excelente. Siempre se aprende de la sencilla grandeza de Chang. Gracias a los chinos y a estos dos.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: