RSS

Las enfermedades infecciosas y los pacientes de cáncer

05 Abr

Por Pedro Hernández Soto

Glóbulo blanco en su función fagocitaria

Glóbulo blanco en su función fagocitaria

El organismo humano tiene una protección contra las infecciones o enfermedades  creadas por los denominados antígenos, que no son más que todo tipo de tóxicos, los virus, bacterias, células cancerígenas, sangre o tejidos implantados desde otras personas o animales, tumores y otros.

Esta defensa natural, identificada como Sistema inmunitario,  radica en determinados órganos, sobre todo en la médula espinal, los ganglios linfáticos, el timo, las amígdalas, el bazo y determinados lugares del aparato digestivo. Estos son los encargados de detectar los agentes extraños presentes y producir los anticuerpos para erradicarlos.

De forma principal, ya a nivel celular, destruyen los intrusos algunas proteínas, células  y  los glóbulos blancos,  presentes en la sangre, llamados Linfocitos (los llamados T son producidos por el timo y los B en el bazo).

Pueden existir deficiencias del sistema inmunitario, cuando no alerta sobre las infecciones o las ataca del modo y manera necesarios, o tampoco las elimina. Esto se denomina Inmunodepresión. Entonces el ser humano se le denomina paciente inmunodeprimido, es decir, padece de Inmunodepresión.

Este trastorno puede producirse por varias causas, a saber por:

–          enfermedad hereditaria (puede ser mortal en el primer año de vida).

–          el envejecimiento de los tejidos lo que provoca que el sistema inmunitario pierda eficiencia

en su actividad,

–          el uso de determinados medicamentos,

–          ciertos cánceres

–          un efecto secundario por la Quimioterapia utilizada en el tratamiento del cáncer,

–          una complicación de enfermedades y descuidos tales como el VIH-Sida y la desnutrición,

–          consumo insuficiente de proteínas,

–          extirpación del bazo,

–          la diabetes y otras varias afecciones o enfermedades pueden provocar inmunodeficiencia

de mayor o menor grado y diferentes tipos.

La aparición de inmunodeficiencia requiere además la atención de las enfermedades e infecciones, tanto en su prevención como su tratamiento en el caso de que éstas se presenten.

En todos los casos los inmunodeprimidos son tratados de modo preventivo con profilácticos  y, en caso de infección, con potentes antibióticos. Siempre los tratamientos son intensivos por la gravedad de la situación.

En Cuba son de amplia utilización dos muy fuertes medicamentos en sus efectos inmunoestimulantes, es decir que aumentan el sistema inmunitario: El interferón, utilizado en algunos tipos de cáncer y en infecciones virales, y la Zidovudina, AZT, utilizada para tratar el SIDA.

Por esto, los pacientes inmunodeprimidos no deben infectarse, evadiendo el estar en las inmediaciones de algún vector contaminante(o impidiéndoles el acceso siempre que sea posible), a enfermos de cualesquiera infección o enfermedad contagiosa, recién vacunados con virus vivos; así como pasar a ambientes contaminados.

Los enfermos bajo tratamientos de quimioterapia o/y radiaciones para tratar el cáncer muy a menudo sufren inmunodepresión, lo que les expone más a contraer enfermedades infecciosas. Cuando esas enfermedades se presentan en las instituciones hospitalarias suelen llamarse Infecciones asociadas con el cuidado de la salud (IACS) y en muchos casos pueden ser mortales porque son causadas por bacterias ya resistentes a los antibióticos.

Tenga usted en cuenta que las infecciones respiratorias crónicas con mayor letalidad en el mundo y llamadas enfermedades oportunistas cuando aparecen en los pacientes de cáncer son:

  • La neumonía, provocada por virus o bacterias, principal fuente de muertes de niños en todo el mundo, con 1 millones 200,000 cada año, más que el sida, malaria y sarampión juntos.
  • El Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), un tipo de neumonía atípica con una tasa de letalidad de 3%, pero con una transmisión mayor al 50%, según la OMS.

La situación se agrava cuando tales pacientes sufren una cirugía y es mayor su riego cuanto más compleja y extensa es la intervención quirúrgica. Las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (claro teniendo en cuanta todos lo países del mundo) muestran que una de cada cuatro intervenidos en los centros hospitalarios sufren infecciones.

Esas, las infecciones asociadas con el cuidado de la salud (IACS) son enfermedades que los pacientes adquieren mientras reciben tratamientos médicos para otras condiciones, y pueden ser mortales. Se titulan además infecciones nosocomiales y pueden deberse también ha estados bacterianos de incubación en el propio intervenido y desarrollados a partir de la inmunodeficiencia.

Los microbios que más causan IACS son las bacterias, y de éstas, las más dañinas son lasstaphylococcus aureus y otros tipos de estafilococos, que atacan varias partes del cuerpo desde el cerebro hasta la piel; las enterococcus species y la escherichia coli, que atacan principalmente al sistema digestivo, y la pseudomonas aeruginosa, que infecta varias partes del cuerpo, entre ellas los pulmones, la sangre y otros órganos, según los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades en los Estados Unidos (CDC). Las cepas de estas bacterias halladas en hospitales pueden ser más agresivas debido a que desarrollan resistencias a los antibióticos, precisan los CDC.

Por si fuese poco con todo lo anterior, ha aparecido un nuevo tipo de virus, que ya ha matado a 11 personas en todo el mundo: Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Jordania y el Reino Unido. Científicos chinos aseguran que es más peligroso que el virus del síndrome respiratorio agudo y grave  (SARS) según científicos chinos.

“El corona virus puede ser más peligroso que el SARS, que afecta solo a algunas líneas celulares”, afirma Yuan Kwok-Ying, el microbiólogo que encabezó el estudio, en conclusiones publicadas en el periódico ‘South China Morning Post’. Según él, el
nuevo virus puede afectar a diferentes tipos de células y destruirlas rápidamente. Las conclusiones de los científicos las confirma la alta tasa de mortalidad por el nuevo virus, que llega al 56% de los contrayentes. En comparación, en el SARS, que durante la primera década del 2000 provocó la muerte de más de 800 personas en 29 países, el porcentaje de muertos fue del 11%.

Trabajos relacionados:

Derechos de Cuba. Mis tres nuevas amigas  

Fe de vida

Derechos  de Cuba. Crónica de un Renacimiento

 
2 comentarios

Publicado por en 05/04/2013 en Ciencias, Cuba, Revolución, Salud, Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , , ,

2 Respuestas a “Las enfermedades infecciosas y los pacientes de cáncer

  1. Eduardo Cruz

    05/04/2013 at 3:14 PM

    Pedro
    Muy interesante y útil este comentario. Te sugiero prepares un trabajo sobre el dañino hábito de fumar. Ahora, que estamos pasando por el terrible proceso del cáncer de páncreas de mi esposa, descubrí que el tabaquismo es el primer factor de riesgo de esa enfermedad, pero cada vez que busco sobre algún cáncer, sale el tabaquismo y cuando revisas los problemas pulmonares, sale el tabaquismo también y sin embargo, a pesar de todo lo que nuestro país ha hecho, millones de cubanos siguen fumando, es común ver jóvenes, casi niños, fumando.
    Estoy seguro de que podrás añadir tu granito de arena en esta batalla.

     
    • hdezsoto

      06/04/2013 at 1:42 PM

      Lo intentaré Eduardito. Magnífica idea. Lo intentaré. Un abrazo y un beso para tu esposa.
      Pedro

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: