RSS

Cuba y el Cuarto Clásico Mundial de Beisbol

28 Mar
La preparación  fue mejor que nunca

Algunos afirman que la preparación del equipo Cuba al reciente Clásico Mundial de Béisbol fue la mejor de todos los tiempos

No amigo, amiga. El título superior está correcto, no hay ningún error en él. Quiero reflexionar sobre la próxima edición del gran evento que hace casi un mes y durante 18 días desbordó estadios en continentes e islas.

El mismo que durante dos semanas desveló a los cubanos y las cubanas frente a sus televisores o al lado de sus radios en el hogar o el centro laboral, los ómnibus, las calles. El que nos amargó la vida, nos hizo gruñir, y maldecir a Víctor Mesa, la dirección del equipo nacional, al después lamentablemente desaparecido Yadier Pedroso y también Yulieski Gourriel.

El colmo del fanatismo llevó a la irracionalidad: a nivel de conversaciones entre aficionados, hubo hasta quienes culparon a este último, hijo del muy oportuno ex bateador Lourdes, de esa muerte, pues a causa de su error en el último juego Cuba perdió el derecho de pasar a las semifinales en San Francisco, razón por la cual el estelar lanzador de Artemisa al momento del accidente estaba manejando por las carreteras cubanas y no en los Estados Unidos. ¡Habrá visto usted cosa igual!

Creo que siempre hemos valorado en su justa medida la calidad de los Clásicos Mundiales de Beisbol (CMB), eventos donde ha brillado parte de la nata de los directores y atletas que juegan el mejor beisbol del mundo. Lo hemos justipreciado bien. Ahora, lo que no hemos hecho con exactitud, es valorar la diferencia que existe entre la calidad de nuestro deporte nacional y estos torneos.

En estos queremos lucirnos, demostrar que nos mantenemos en la élite mundial, hacer saber nuestra inteligencia, sapiencia y también valentía pues no pocos estiman, de modo erróneo, que también es vitrina donde exhibir machismo y pendencia. Por eso le dedicamos al recién terminado interés, esfuerzos y dineros.

Siempre he pensado que  volveremos a alcanzar un lugar muy destacado cuando nuestra Serie Nacional de Beisbol (SNB) tenga un buen nivel. Nunca será como repetir nuestros triunfos absolutos de hace más de un decenio, cuando nos enfrentábamos a conjuntos de amateurs, diezmados de figuras por el profesionalismo. No, ahora no es así, es contra profesionales del más alto nivel, y  nuestra competencia nacional –que a mi entender debe ser el más importante evento para toda Cuba- a lo largo de demasiados años, ha estado plagada de deficiencias, conservadurismos, atrasos, falta de técnica, secretismos, indisciplinas, caprichos, apropiación por unos pocos y creencias de que es un deporte más que un espectáculo.

Es necesario ahora remontar un camino que debe conducirnos, con esfuerzos e inversiones, a una posición más elevada. Llevará tiempo, trabajo y recursos, pero para el IV Clásico Mundial de Béisbol tendremos que enseñar a jugar un beisbol moderno a nuestros atletas, entrenadores, comentaristas, aficionados, a todos. No apareceremos allí con lanzadores que solo tiran tres o cuatro lanzamientos y que no dan strikes todos los días, con todos ellos. No llevaremos tiradores sin el pensamiento táctico necesario  para sorprender a los bateadores.

Tampoco nuestros bateadores verán por vez primera variedad de cinco o más pitcheos, bien mezclados, que caen en la zona pedida por el receptor: irán acostumbrados a batear las bolas bajas y por las esquinas. Ninguno de estos actuales faltantes tendremos que intentarlos resolver en seis meses: a  tocar la bola; a seleccionar bien los lanzamientos a conectar; a batear con dos strikes o contra envíos super rápidos.

Con una buena SNB cada día se pondrá en práctica, en cada juego,  un adecuado pensamiento táctico a lanzadores, defensores y bateadores. No irán entonces a competencia alguna a sufrir tensiones desacostumbradas al enfrentarse a estrellas y constelaciones de ellas.

Así podremos lograr un estilo de juego propio, nuestro, criollo, cubano; no tendremos que tratar de asimilar el asiático, consecuencia de filosofías y costumbres que no son las nuestras. ¿O es que ahora tendremos que imitar el juego de República Dominicana porque hizo lo que nadie en la corta vida de los Clásicos, ganó el primer lugar de forma inobjetable, invicta?

Con seis o siete meses de buen entrenamiento –muchos aseguran que el reciente es el mejor realizado en toda la historia de beisbol cubano, creámosle- no basta para hacer de este deporte de calidad mundial pues ese es solo un escalón, el superior.

Si pretendemos no regresar a esta situación actual, elevarnos al otro estado -el que quiere y merece nuestro pueblo- es necesario que la pelota tenga lo que lleva. Entonces debemos solventar las insuficiencias que todos nos hacemos:

– Los terrenos municipales –no me refiero a las graderías- están en estado tan deplorable como el que muestran, en un país donde hay sol todo el año y tenemos miles y miles de ingenieros y técnicos agrónomos. No tienen una jaula de bateo y a veces ni parabanes para hacer boleo.

– Cuba, con amplios planes de reforestación desde hace más de 50 años y experimentados artesanos fabricantes de bates en cada provincia, tengamos que importar tales artículos para practicar de forma masiva este deporte. Hemos perdido las fábricas de guantes y pelotas tan anunciadas por nuestra prensa en su momento.

– Nuestros lanzadores dan bolas cuando deben tirar strikes; no dominan a los contrarios en el momento preciso; no aumentan su repertorio de lanzamientos de año en año; se lesionan de modo frecuente.

– Según los directores y entrenadores de los equipos de la SNB nuestros bateadores muestran muchas deficiencias al pasar a la primera categoría; los prospectos demoran años en desarrollarse; no corren siempre fuerte.

– No se juegan ligas de desarrollo ni segunda categoría. No hay máquinas de bateo, ingenios fáciles de construir en nuestro país.

Hagamos los cambios que debamos hacer. Si el INDER no tiene el poder o la capacidad suficientes para acometer esta tarea permitamos que otros también participemos en las soluciones.

Sabemos que no es la única solución, pero vale la pena también ver los resultados de las ligas sociales de beisbol y softbol que proliferan acá en La Habana. Organizadas, disciplinadas, sin discusiones estériles, con pago adecuado a árbitros y anotadores, verdaderos eventos propios que no requieren recursos del Estado, sufragadas por sus participantes o por empresas y particulares.

Y seamos más diáfanos, más comunicativos, hagamos el beisbol a puertas abiertas para sus seguidores con la permisión del acceso de la prensa, con sus grandes posibilidades, a todos los momentos importantes para el desarrollo en Cuba del espectáculo que es el beisbol, en todassus instancias,

 
9 comentarios

Publicado por en 28/03/2013 en Béisbol, Cuba, Deporte, Revolución, Salud, Sociedad, USA

 

Etiquetas: ,

9 Respuestas a “Cuba y el Cuarto Clásico Mundial de Beisbol

  1. Rafael Pérez Valdés

    28/03/2013 at 4:53 PM

    Buen comentario, Pedro. Felicidades. Estamos de acuerdo en que para mejorar nuestro beisbol hay que hacerlo con la manga al codo.

     
  2. ariano trece

    28/03/2013 at 7:58 PM

    ME GUSTA TU ENFOQUE. LO PRIMERO, A MI JUICIO, ES RECONOCER QUE NOS HEMOS REZAGADO, DESPUÉS, HACER ALGO QUE NO ACOSTUMBRAMOS : IR A LAS CAUSAS, DESPUÉS, TO SERÁ POSIBLE.

     
    • hdezsoto

      01/04/2013 at 11:13 AM

      Gracias Ariano Trece, pienso que es un tema amplio, muy amplio, al cual al que meterle con la manga al codo y aprender, aprender de todos de los más avanzados. Sin miedos ni temores. ¿Que se nos van jóvenes peloteros? Estimulémoslos más y mejoremos su atención personal. ¿Que estamos detrás en técnicas de preparación? Hagamos de cada terreno una academia sobre la base de los más conocedores, desrrollemos de verdad una Comisión Naioncal de Beisbol. Invirtamos en fábricas de bates, pelotas, guantes y spikes. Pidamos lo que se necesita, sin desvíos ni bandolerismo, con austeridad. Estudiemos los ejemplos de Aday Abreu conformando por años un equipo de beisbol, o Ciego de ávila o resurgente Sancti Spíritus. No vayamos a un evento élite mundial a inventar nuevas posiciones para atletas. Hay que respetar la profesión, a mi entender se notaron las faltas de Michel y Pestano, además de otros errores. Nuestros bateadores no estaban bien preparados, ¿si no por qué tan mala seleccón de lanzamientos para batear? Y así muchas insuficiencias más ¿para qué hablar del pitcheo?. No puede ser que cada vez que conformemos un equipo Cuba renoeos su dirección completa: creo que hay que pensar también en esto. Ya vez, esto es solo la puntas del iceberg. Gracias por tu participación.
      Pedro
      Pedro

       
  3. Eduardo Cruz

    28/03/2013 at 10:28 PM

    Pedro
    Ojalá tu llamado encuentre oidos receptivos, porque de lo contrario en el IV Clásico no pasamos de la primera ronda.
    No se nada de base ball, siempre fuí malo jugando, pero como buen cubano, me corre por las venas y la pelota es parte de nuestra cubanía, de nuestra cultura y de nuestro orgullo. La pelota es para los cubanos mucho más que un deporte, es pasión nacional.
    Llevo años leyendo y oyendo las promesas de nuestra inamovible Comisión Nacional de Base Ball de que “ahora sí”, creo desde el 2000 que el equipo americano dirigido por Tom Lasorda nos ganó en Sidney. Todas esas promesas, tácticas y estrategias han fracasado pero…los dirigentes del base ball siguen ahí y lo peor es que seguimos pensando, diciendo y actuando como si el base ball nuestro fuera el mejor del mundo.
    No pude ver la Mesa Redonda, pero un compañero me escribió para decirme que un dirigente del base ball cubano dijo en la MR que nuestro equipo tuvo las mejores estadísticas del torneo hasta ese momento!!! Confío en que no haya sido así.
    Si una actividad económica fracasara continuamente, todos sus directivos resultarían demovidos, ¿por qué en el base ball no es así? Víctor Mesa dijo que lo dejaran hacer lo que él quisiera y que si fracasaba lo quitaran ¿y? Hoy he leído en el órgano de nuestro Partido una crítica a Víctor por tirar tan a relajo un juego con Industriales que llegó al extremo de poner un infielder a pitchear!!!
    En segundo lugar los peloteros nuestros no están puestos para el juego, están en otra cosa, no estudian fundamentos del base ball, no estudian a los bateadores, conozco algunos que dicen que eso le toca al pitcher, y muchos de ellos, salvo honrosas excepciones, creen que el juego de pelota es más un espectáculo para mostrar sus figuras, usar cuanta gangarria hay en el mercado y ver qué pasa. Un buen amigo villareño que jugó con los Azucareros de Montejo, Lázaro Pérez etc me decía que cuando ellos perdían un juego ni salían de los albergues, no aceptaban invitaciones etc,y que hoy eso no es así, que los equipos pierden y se van de fiesta (no generalizo, pero sí es mayoría)
    Hay un sin fin de temas pero no quiero dejar de mencionar uno que me parece importante: la prensa deportiva. Fíjate que los periodistas que trabajan la cultura se denominan “críticos de arte” pero los que trabajan el deporte se llaman “comentaristas”!!! Porque son sinflictivos, no ayudan , no critican, cada vez que se hace un equipo Cuba ellos dicen que es el mejor que han visto, cada vez que un umpire se equivoca dicen que la jugada fué “apretada” sin atreverse a decir que el umpire se equivocó, cuando los atletas se equivocan ellos no analizan esa equivocación y si necesitamos una prensa como pidió Raúl, en el base ball la necesitamos tanto o más.
    Realmente no creo que nada de esto vaya a cambiar, lo que he leído en Cubadebate es candela y “la vida sigue igual”, pero me siento más tranquilo si escribo esto en un blog que quiero y respeto.
    Eduardo

     
    • hdezsoto

      01/04/2013 at 11:00 AM

      Coincido contigo pero estimo que los comentaristas existen solo en las transmisiones de la TV, acción divulgativa de mayor espacio y niveles de seguimiento. Los foros de Cubadebate y Radio Rebelde dicen muchas cosas pero por desgracia son limitados en sus accesos. Dale un beso grande a tu señora. Muchas gracias por tu participación. Recibe un fuerte abrazo de tu amigo.
      Pedro

       
  4. Pedro Orellana

    01/04/2013 at 3:26 PM

    Gracias Pedro, excelente reflexión, creo que hay que decir las cosas con valentía a ver si los que tienen que decidir se ponen alguna vez la gorra de la inteligencia y del saber hacer lo que sean necesario en cada momento.

     
  5. Dalia gonzalez

    05/04/2013 at 6:49 PM

    PRIMERO: ES CUESTION DEL TRIUNFALISMO QUE HA INCULCADO EL GOBIERNO Y QUE EL DEPORTE NO HA ESCAPADO A EL.SEGUNDO: LOS DIRIGENTES DEL DEPORTE QUE EN SU MAYORIA NO CONOCEN NADA DE EL Y SOLAMENTE PIENSAN EN SALIR PARA VENIR CON LAS MALETAS LLENAS.

     
    • hdezsoto

      06/04/2013 at 2:06 PM

      No estoy de acuerdo con usted Dalia. Es demasiado sencillo y perdóme usted, no se ofenda, echar la culpa a un grupo de dirigentes supuestamente corruptos y acomodados. Errores son errores y escaseces económicas son escaseces económicas. Usted achaca el problema al sistema; ese discurso ya lo he oído repetidas veces pero en boca de nuestros enemigos. NO se puede olvidar que los Estados Unidos es el país más rico, poderoso del mundo, también el más desarrollado en genral en los deportes y por supuesto el beisbol: lo inventaron , y por si fuera poco domina, es el dueño, de toda la estructura del beisbol en América sobre la base del irrefrenable profesionalismo que utilizan, miles de millones de pesos en salarios, estadios y otros gastos. Es cierto que nos hemos quedado atrás en pensamiento y técnica en el beisbol, debemos sobrepornernos y hacer los cambios necesarios, como también tienen que hacerlo EEUU en muchas otras cosas más graes, como por ejemplo en las equivocadas políticas contra Cuba y el resto de los paises que trabajan por su verdadera independencia política y económica. ¿Hasta cuando el bloqueo contra Cuba? ¿Hasta cuando las guerras de diferente tipo contra Venezuela, Argentina, Ecuador, Bolivia, Corea del Norte, Irán, Siria y demás? ¿Hasta cuando los drones en Afganistán? ¿Hasta cuando las guerras de dominación como en Libia e Irak? ¿Hasta cuándo los asesinatos dirigidos a dirigentes y activistas soiciales? ¿Hasta cuando la protección al gran capital y el hambre para los desposeídos? ¿Qué cree usted de eso?
      con todo mi respeto,
      Pedro

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: