RSS

Derechos de Cuba. Mi segundo suero en el Oncológico

10 Dic
La Sala de Quimioterapia del Oncológico, totalmente climatizada, cuenta con cuarenta y tres puestos para pacientes, distribuidos en cuatro cubículos. La atiende un personal con muy alta calificación

La Sala de Quimioterapia del Oncológico, totalmente climatizada, cuenta con cuarenta y tres puestos para pacientes, distribuidos en cuatro cubículos. La atiende un personal con muy alta calificación

Hace casi un mes, puse en este blog el trabajo Mi despedida de la dirección de la UPEC en Bohemia. Relataba allí la asamblea de balance de la delegación de base de la UPEC en mi centro laboral, donde por petición propia como respuesta a una solicitud general de renovación hecha por la presidencia nacional de la organización de los periodistas cubanos, se me liberaba de un cargo de dirección desempeñado durante ocho años.

Si bien no pude estar presente, supe que aquello casi se convirtió en un acto de homenaje de los compañeros hacia mí. En aquella publicación prometí explicar después la causa de mi ausencia. Hoy viene a más, es el Día Mundial de los Derechos Humanos y aquí lo tiene usted.

Coincidió en que recibía yo, en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR), conocido por el pueblo como Oncológico, el primero de diez sueros recetados de Mitroxantone (un antineoplásico antibiótico antitumoral), espaciados cada veintiún días, contra el cáncer de próstata que me acompaña hace ya al parecer, casi 12 años. Pero, como dicen por ahí, “ese cuento es más largo” y añado yo: para mi bastante largo. Puede leerlo a continuación:

Allá por el año 2000, molestias al orinar me llevaron a recorrer el camino asistencial cubano que me correspondía.

Casi terminando el 2003 sentí aumentar mis molestias y decidí buscar un lugar especializado. Accedí en el Instituto de Nefrología, al doctor Octavio de la Concepción, hijo del doctor Octavio de Concepción de la Pedraja,  caído con el Comandante Ernesto Guevara en la epopeya de Bolivia. (Puede ver aquí relación de integrantes de la guerrilla).

Allí el galeno siguió conmigo un nuevo protocolo. Por primera vez me hicieron un PSA, análisis clínico que determina la presencia del antígeno prostático específico en sangre, valor que excede a 4.0 cuando hay alteraciones en la próstata. El resultado fue alarmante, 132.0. El doctor dispuso una biopsia y me tomó dos muestras de líquido prostático para determinar presencia de cáncer. No le describo la extracción por fuerte, solo puedo decirle que, como se dice vulgarmente, Vi a Dios por la boca de un güiro

El miércoles 4 de febrero de 2004 me informó la respuesta positiva y puso el consiguiente tratamiento. Decidí pasarme al Instituto de Oncología, meca de la especialidad en La Habana desde su creación en 1966. Era mi derecho de cubano.

En el resto de esa semana hice contacto con el doctor Jesús Blanco, a la sazón subdirector primero de la institución; él me citó para el lunes siguiente, a las 8:00 de la mañana, en el INOR. Me esperaba ese día, puntual: ¡Que relaciones tan fuertes se establecen en la gradería de un estadio de beisbol, cuando coinciden los respectivos herederos sobre el terreno, sean o no del mismo equipo! ¡Que procupación por prestar asistencia médica a un enfermo!

El oncólogo me llevó al Servicio de Urología, me presentó al doctor Antonio Bouzó, quien me abrió una historia clínica, ordenó hacer de nuevo las pruebas y análisis que yo conocía, incorporó una gammagrafía ósea; después me mandó a los Servicios de Vías digestivas por la sospecha de una hepatitis viral que resultó positiva.

Me enviaron para la casa, en reposo, por un mes; en total fueron cuarenta y cinco días leyendo, mirando televisión, y más que todo, pensando que tenía cáncer, que iba a morir de aquello, a pesar de las observaciones de cuanto médico me había visto acerca de que había tiempo para el tratamiento, y de que no me preocupara pues tenía fuerte aspecto de hombre sano.

Una acotación necesaria. Aquí entró en mi vida una persona muy importante: Sus enfermos le llaman doctor Antonio o doctor Bouzó. Allá en Guanabacoa, Reparto Chibás, barrio donde se crió, solo le dicen Tony.

Al principio las relaciones fueron médico paciente. Después se han transformado en afectuosa amistad. Por mi parte lo titulo Médico, así sencillamente, pues entiendo lo es a carta cabal. Es mi amigo por humano, por profesional comprometido, por estudioso, por servicial. Él merece un capítulo aparte; algún día lo escribiré, claro, cuando tenga su autorización.

Ahí empezó una atención que llega al presente. Desde entonces, principios de 2004, cada trimestre, consulta que incluye análisis de PSA y retomar o variar el tratamiento, con breves descansos cada vez que el “bicho” retrocedía un poquito. Esas “vacaciones de medicamentos” se fueron volviendo cada vez más esporádicas y cortas. Una vez al año, estudio de próstata y de los sistemas sanguíneo, respiratorio, digestivo, urinario y óseo.

Cuando toma vacaciones o, como sucede a menudo, sale al exterior (con mayor frecuencia de la que yo, honestamente, desearía, a conferencias, cursos, talleres u otros eventos de la especialidad), lo deja todo bien previsto, en unión del doctor Jorge González, director del Servicio; sus pacientes nunca quedan desatendidos. Bueno, en realidad, es más que un sistema de trabajo, es una forma de vivir de los integrantes del departamento: los doctores y el personal técnico, Roly, Barbarito, Miriam.

Mi proceso se vio alterado ligeramente en 2005 cuando un quiste obligó a una nefrectomía del riñón izquierdo. Ese día se alteró mi médico, a la entrada de un salón de operaciones de su hospital -donde ya me preparaban para entrar-, cuando supo que había peligro de infección. En pocas palabras: Impidió mi intervención quirúrgica. En definitiva, con su mortificación y cooperación más que anuencia, tuve que operarme en otro centro médico de la Capital.

Lo he visto disgustado en otros momentos, por causas diversas: falta de medicamentos, pues aquí también está presente el bloqueo de los EE.UU. contra Cuba, y mis drogas tienen que venir de muy lejos porque no podemos contar con las del Norte, muy avanzadas y más baratas; dislates burocráticos, desatención a tratamientos por pacientes, malos diagnósticos anteriores;  pero nunca como en el caso que inicia el párrafo anterior.

Bien, continuamos. Tras parte del 2011 y también del 2012, con otro tratamiento que rápidamente se agotó, decidió, en consulta trimestral efectuada el 3 de octubre pasado, comenzar el tratamiento con sueros, y me remitió a la doctora Yoanna Flores Vega, especialista en Quimioterapia.

Cuando me lo comunicó, lo noté  afectado, tras decírmelo se puso de pie, le dio la vuelta al buró, pasó por mí lado, me colocó la mano en el hombro, y despidiéndose me dijo: Te recomendé uno suave. Y se fue a otro local.

Conocí a la doctora Yoanna en su consulta del día 15 siguiente. Atenta, comunicativa, parece muy capacitada. Hemos tenido tres encuentros, todos de muy buen tono.

Cuando me tocó la segunda aplicación, el pasado 5 de diciembre, la carga asistencial la obligó a diferir algunos de sus convocados al doctor Luis Enrique Alsina Tul, quien también me causó muy buena impresión.

Pedí que de nuevo me atendiera la joven enferma Dayamí, una mulatita bonita, delicada, muy profesional, que domina ella sola, a la vez, los tratamientos de diez pacientes, tantos cuantos sillones se ubican en el cubículo cuatro. Lo había hecho en la primera ocasión y me impresionaron su destreza y trato.

Hasta ahora, en lo fundamental, todo va bien para mí. No tengo reacciones adversas, aunque por supuesto tomo precauciones. He recuperado el apetito, fuerza y resistencia al ejercicio; desaparecieron dolores musculares y óseos.

Mortificaciones he tenido. Esta vez, la llegada de los sueros de varios pacientes, incluido el mío, demoró mas de lo acostumbrado. A veces en los pasillos hay gritos, del público, y también de trabajadores del Instituto. En el cubículo, los pacientes, cada uno al parecer traumatizado por su enfermedad, hablan muy alto y en la práctica no dejan oír la programación televisiva. Esta vez llevé un libro y no pude concentrarme para poder leer más de tres páginas. Son aspectos que hay que resolver.

El miércoles 6 vi en la prensa una información dada por el doctor Agustín Lage, director del Centro de Inmunología Molecular (CIM), en la Convención Internacional Cuba-Salud 2012, acerca de que ensayos clínicos de productos de la biotecnología cubana para tratamiento de cáncer, están presentes hoy en 12 países. Indicó que en el caso del cáncer de próstata, se ensayan dos vacunas para etapas diferentes del tumor, una en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) , y otra en el CIM, y todavía no están registradas.

El cielo se va despejando, gracias a quienes convierten su consagración a la Ciencia en resultados para mejorar la salud y la existencia a la humanidad. Es Derecho de Cuba.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

23 Respuestas a “Derechos de Cuba. Mi segundo suero en el Oncológico

  1. Dainerys

    11/12/2012 at 1:48 PM

    Mira Pedro, todos sabemos que en realidad llevaste el libro para hacerte el culto, por eso no pudiste concentrarte… Ahora en serio mi amigo: cada día me sorprende más tu valor, y si fuera posible que te admirara más, pues es este el minuto en que lo hago. No dejes que nada borre tu sonrisa ni tus ganas de vivir, como has hecho hasta ahora. !Gracias por seguir siendo ejemplo!

     
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 8:03 PM

      Gracias “El Encanto”, cuando me iba reparé que el libro lo sostenía al revés…

       
    • Jorge

      15/12/2012 at 5:35 PM

      Dainerys, eso de que Pedro cuidaba la imagen haciéndose el culto es lo que de inicio pensaría uno, pero mis fuentes me han dado información importante de última hora: Pedro tenía escondidas dentro del libro fotos de mulatazas disfrutando del sol en Varadero, y otras de las morenazas del equipo nacional de volibol!! Pedro, de corazón que estés bien, hermano, te escribo luego por el correo. Abrazos fraternos grandotes, compañeros.

       
  2. Irma Caceres Perez

    11/12/2012 at 2:14 PM

    Hola Don Pedro, sabes que en Asia, y en particular en China, los años constituyen un gran merito, expresado en respeto y profundas reverencias, de gran simbolismo y belleza…Desde ahora paso a decirte asi, Don Pedro, ya que no puedo expresarte por ahora mi respeto y saludo, pero ya tendremos oportunidad de hacerlo…Muy oportuna es tu cronica en la fecha y en momentos como estos y se que muchos agradeceran agraderan tu gesto…Hasta pronto y sigue pichando en nuestro gran partido del periodismo comprometido…Un abrazo, Irma

     
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 8:01 PM

      Oh, periodista estrella. Honras la profesión cada vez que sales en pantalla y cuando lo hacen algunos de los jóvenes colegas que te acompañan adivino tu mano protectora, tu magisterio. Un beso grande desde Cuba… aunque “el hombre con nombre” se ponga celoso.
      Pedro

       
  3. gilberto rabassa vazquez

    11/12/2012 at 3:23 PM

    Usted se merece todos los derechos del mundo, porque es un verdadero hombre cubano, espero como todos tu recuperación, tu amigo Rabassa.

     
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 7:57 PM

      Ese derecho es válido para todos los cubanos. He vvisto en esas consultas acientos. La Sala de Quimioterapia trabaja cada día por la mañana y por la tarde. Todo gratis, para todos. Creo que he preocupado mucho a los amigos con este trabajo pero es una verdad más grande que un templo. Un abrazo,

       
  4. Xiomara Betancourt Morillo

    11/12/2012 at 4:03 PM

    Pedro mucha paciencia para que te pongas bien de nuevo, te deseo todo lo mejor.
    Te envío un chiste: estaba un hombre muy codo(agarrao) en un urinario, cundo empieza a orinar ve una moneda de diez pesos en el fondo y dice “diez pesos, pero está muy sucio y apestoso para agarrarla”, lo piensa un poco y seguidamente echa otra moneda de diez pesos, entonces dice “por veinte pesos si vale la pena” y la recoge.
    Saludos y mucha salud para tí, estás en el mejor lugar del mundo para enfermarse.
    Xiomara

     
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 7:54 PM

      Gracias Xiomara por tu preocupación y deseos. Muy bueno tu chiste, que lo disfrutemos todos.
      Pedro

       
  5. Jesús R. Fonseca

    11/12/2012 at 5:25 PM

    lo único que puedo decirte es que mis mayores deseos son que mejores y que confies en la medicina cubana que ha demostrado ser buena
    .

     
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 7:48 PM

      Gracias Chucho, se que lo dices de corazón. Tenemos aún tareas pendientes. Un abrazo,

       
  6. pero felix

    11/12/2012 at 11:44 PM

    Hola mi querido y resperado hermano mayor recibe un cordial saludo y mi beneplacito por tu mejoria y pronta recuperacion. un abrazo grande enorme como tu amistad y la mia.
    mexico, d. f. ciudad que rrecorrimos juntos en dias criticos., hahahaaaa, pedro felix

     
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 7:46 PM

      Ja, Ja, Ja, hermano menor. Sabía que responderías. Cuento con tus buenos augurios.
      Pedro Hernández, desde La Habana, ciudad que recorrimos en divertidos días ¿Recuerdas? Un abrazo,

       
  7. Alexis Mario Cánovas Fabelo.

    11/12/2012 at 11:48 PM

    Mi hermano:
    Siento mucho lo que pasas, Dios quiera que te recuperes con el tratamiento de los medicamentos y las personas que te atienden… Me encuentro por Chile, por problemas familiares graves, y he podido ver las actitudes contrarias a lo que narras, porque el mercantilismo ha hecho que los médicos demuestren que en vez de haber hecho el Juramento de Hipócrates, lo hicieron de hipócritas.
    Te reitero mi deseo de que Dios te proteja y ampare.
    Un abrazo de hermano.

     
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 7:44 PM

      Oportuno testimonio de las verdades de este mundo, Mario Alexis. Te agradezco tu preocupación. Que tus problemas familiares graves se resuelvan satisfactoriamente.
      Un abrazo,
      Pedro

       
  8. Maga

    12/12/2012 at 2:16 PM

    Creo que por ser un hecho cotidiano muchos no quieren valorarlo como lo que es, una expresión de nuestra sociedad, a pesar de problemas y dificultades. Buen ejemplo para muchos. Y por favor, cuídate.
    Maga

     
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 7:35 PM

      Coincido con tu apreciación mi querida amiga. Hay que segfuir la batalal de hace casi 12 años. Tengo confianza. Gracias or tu apoyo. Un beso, Pedro

       
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 7:38 PM

      Coincido contigo mi buena amiga. La realidad es que no me ha faltado nada a pesar del bloqueo, la crisis económica mundial y la situación interna. Tengo confianza en el porvenir. Un beso grande para ti.
      Pedro

       
  9. Perla Peralta

    12/12/2012 at 7:23 PM

    Pedrito yo no imaginaba que estuvieras pasando por ese proceso. Te deseo una pronta recuperacion amigo. Escribeme cuando puedas. Un fuerte abrazo.

     
    • hdezsoto

      12/12/2012 at 7:34 PM

      Bueno Perlita, no te preocupes. Estoy en muy buenas manos. Gracias por tu interés.

       
  10. Leidy

    13/12/2012 at 1:19 AM

    Hola pedro deseo estés mejor, recibe un gran abrazo desde Mexicali de Leonelito y Leidy, besos y abrazos para tu familia

     
    • hdezsoto

      14/12/2012 at 6:25 PM

      Gracias Leidy, les deseo lo mismo a ustedes. Cuidénse mucho. Besos para la hembras y aberazos par alos vrones.
      Pedro

       
  11. baby

    17/12/2012 at 3:07 PM

    Pedro, como siempre, haces gala de un inevitable magisterio, esta nueva lección por la vida, también te ayudará a seguir adelante. Un abrazo, bd.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: