RSS

Archivos Mensuales: mayo 2012

Alan Gross pretende igualarse a los Cinco Héroes

En la seudorrepública era criterio popular la picardía de los cubanos sobre la de los extranjeros; siempre los primeros burlaban a los segundos. Esto fue llevado hasta el teatro vernáculo donde el negrito, pillo como regla, engañaba al gallego bodeguero. La dura realidad era totalmente diferente: las empresas foráneas –muchas de ellas levantadas con capitales provenientes de la intervención o la compra a muy bajos precios de los bienes de los arruinados mambises- esquilmaban nuestras riquezas, materiales y humanas.

Me viene a la mente aquella realidad al leer lo que el señor Alan Phillip Gross pretende.  Él no es ningún ingenuo. Nada de buena fe hubo en sus viajes a Cuba cargado de equipos de comunicaciones e instrucciones para potenciar la disidencia contra el proyecto social y económico de nuestro pueblo.

El Tribunal Supremo Popular, en agosto pasado, ratificó la sentencia en su contra  por ser declarado culpable del delito de Actos contrala Independencia ola Integridad del Estado, y sancionado a 15 años de privación de libertad, en juicio oral y público celebrado el 4 de marzo de 2011. Allí se demostró que el acusado transportó a Cuba, en contra de las leyes, equipos de comunicaciones para crear redes internas, como uno de los  proyectos del Gobierno de los Estados Unidos empeñado en suscitar acciones desestabilizadoras en el país y a subvertir nuestro orden interno.

La propia comunidad judía de La Habanadeshizo la versión oficial de Estados Unidos y de la familia de Gross en cuanto a que sus viajes se debían a tratar de facilitar a esa comunidad la comunicación por Internet con los judíos del mundo entero. Adela Dworin, presidenta del Templo Beth Shalom, formuló: “Es lamentable […].Lo más triste es que se haya querido involucrar a la comunidad judía de Cuba, que es totalmente ajena”; Mayra Levy, portavoz del Centro Hebraico Sefardí, dijo no conocerlo y que nunca había visitado su entidad. El reverendo Odén Marichal, secretario del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), en ocasión dela Asamblea General de las Iglesias de Cristo de Estados Unidos, en Washington, expresó: “Nosotros jamás tuvimos relación con ese señor, jamás nos trajo equipo de ninguna clase”.

Wayne S. Smith, ex diplomático y Jefe dela Oficinade Intereses de Estados Unidos en Cuba entre 1979 y 1982 y director del Programa «Cuba» del Centro de Política Internacional de Washington, dijo: “Gross, en otras palabras, estaba implicado en un programa cuyas intenciones son claramente hostiles a Cuba ya que el objetivo es nada menos que el cambio de régimen”. Por su parte Arturo López-Levy, secretario de Bnai Brith enla Comunidad JudíaCubana entre 1999 y 2001, en USA, afirmó: “Gross no fue arrestado porque sea judío ni por sus supuestas actividades de ayuda tecnológica a la comunidad judía cubana (…) Gross viajó a Cuba no para trabajar con alguna organización judía sino parala USAID”.

Entonces queda bien claro a qué venía Gross. A abastecer la subversión contra Cuba, ideada, financiada, organizada y ejecutada por los Estados Unidos. Nada parecido a las misiones de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González, conocidos como los Cinco. Ellos se infiltraron en los grupos terroristas radicados en Miami para buscar información acerca de sus actividades contra Cuba. Alan Phillip Gross no se trasladó a Cuba a chequear grupos terroristas que atentaran contra su país natal ni nada por el estilo.

El empleado dela Development Alternative, Inc (DAI), empresa subcontratista dela Agencia Estadounidensepara el Desarrollo Internacional (USAID), dependencia del Departamento de Estado, en todo momento ha sido respetado, lo que ha reiterado en varias ocasiones a medios de difusión nacionales y extranjeros. En cumplimiento de preceptos revolucionarios y de respeto a los derechos para con los condenados, ha tenido contacto sistemático con familiares, con su abogada, con representantes y senadores de su país, con el ex presidente Jimmy Carter, con dirigentes eclesiásticos y funcionarios dela Oficinade Intereses de los Estados Unidos.

El experto en tecnología de comunicación de larga distancia (creador de sistemas satelitales de comunicación durante las intervenciones militares estadounidenses en Irak y Afganistán para eludir los canales controlados por las autoridades locales), guarda prisión enLa Habana, en el céntrico Hospital Militar Carlos J. Finlay, donde recibe atención médica para sus padecimientos de diabetes e hipertensión, incluida una rigurosa dieta especial, gracias a la cual ha bajado su peso corporal hasta el adecuado.

Él no sabe lo que es una cárcel de máxima seguridad; no conoce el sabor de la ración establecida para un preso común en Estados Unidos. No tiene idea de lo que es el hueco, donde encerraron a los Cinco 17 meses cuando los apresaron y en otras ocasiones durante los casi 14 años que llevan injustamente presos.

El pasado viernes 4 de mayo Gross habló por teléfono con Wolf Blitzer, conductor del programa The Room Situation, de CNN. En ocasión anterior lo hizo con Andrea Mitchel, de MSNBC. En ambas entrevistas trató lo mismo. Reiteró su pérdida de peso aunque no explicó las causas verdaderas: los cuidados por sus enfermedades crónicas. En contraposición manifestó “haber subido algunas libras pues había recibido un paquete de su casa”. Ni descubierto y condenado Alan Phillip Gross dice la verdad.

También, por supuesto, se refirió a su petición de traslado a Texas para ver a su madre aquejada de cáncer. Y se deshizo en promesas de regresar si fuese autorizado. Al parecer pretende hace ver que su caso es como el de nuestro compatriota René González, quien luego de cumplir su injusta sanción de quince años de cárcel, fue autorizado a visitar a su hermano, gravemente enfermo enLa Habana. René, preso del absurdo y de las intenciones de venganza contra Cuba, sufre una sanción adicional de tres años de libertad supervisada.

En virtud de las leyes de los Estados Unidos -y no de gesto alguno humanitario o de buena voluntad como divulgan algunos-, René pudo venir y ver a su hermano Roberto, aquejado de un cáncer. Resulta que el tal Gross hasta pretende igualarse con René y exige autorización para viajar a su país. Su soberbia y desatino lo llevan a decir que  es un  “disparate” la oferta de Cuba para que su madre lo visite. Nada, que según él los “indios” deben rendirse ante “los superiores”.

Su comportamiento no me asombra. Es clásico de personajes de su ralea, Mercenarios convencidos de su superioridad en todos los sentidos: de la raza de los  inteligentes, cultos, educados, por ser ciudadanos de una gran potencia. Nuestras cárceles pudieran estar llenas de tales individuos. La historia recoge decenas de casos de agentes de la CIA (o sus filiales o empresas fantasmas) sorprendidos in fraganti  o “con las manos en la masa” para decirlo en buen cubano.

Más de tres mil compatriotas han sido víctimas de montones de operaciones de inteligencia (encubiertas o no) desestabilizadoras, de actos terroristas, de guerra militar o bacteriológica…, que todavía esperan por justicia. Los Cinco, tras casi 14 años de confinamiento, aguardan el cese de sus prolongadas condenas, mientras Alan Gross apenas ha comenzado a cumplir la suya.

En fin, ¿qué se cree Alan Gross?

Anuncios
 
6 comentarios

Publicado por en 07/05/2012 en Cuba, Familia, Política, Revolución, Salud, USA

 

Etiquetas: , ,

Creer en la Revolución no duele

Café Mezclado cumple un año de vida en unos pocos días. Ha alcanzado más de 12 mil hits. Inaugurado por el interés de dar a conocer pensamientos y sentimientos personales he podido expresar mi punto de vista sobre diferentes temas, desde políticos hasta costumbristas. Le “he tirado” a todo lo que me ha pasado por delante.

Tras un abril de dos nuevos posts cada semana, he tomado unos “diítas” de receso. Tal espacio lo he aprovechado en obtener y estudiar los documentos del Primer Encuentro de Blogueros Cubanos por la Revolución y las opiniones que ha generado. Los consideré (y considero) muy interesantes, buena herramienta para recrearme con más y mejor utilidad.

Y digo recrearme pues escribir en mi blog no es un trabajo, lo hago en horario libre y una conexión a Internet de lágrimas. De esto último doy fe pues me ha costado tremendo trabajo abrir de modo directo el espacio abierto a propósito BlogazoxCuba así como me es muy difícil acceder a la plataforma wordpress.com, que por cierto es también la de mi Café…

Por supuesto, en la medida que avanzaba en el estudio de los documentos empezaron a aparecer posts a favor y en contra del evento. Imposible comentarlos todos aquí. Solo quiero dejar sentada mi modesta opinión: Pienso que ha sido un paso muy valiente de Joven Cuba el convocar tal evento.

El ser humano y sus conglomerados tienen preferencias, coincidencias, diferencias de criterios, y hasta por qué no, gustos. Temas y composición polémicos no podrían arrojar resultados que no merecieran también el mismo calificativo pero la discusión honesta, respetuosa, seria, limpia, es y será siempre bienvenida.  Esto unido a las limitaciones en recursos materiales hizo del cónclave un hecho complicado y es lo que ahora podemos apreciar en la blogosfera.

He leído una Declaración final en la que aprecio muchísimas más luces que sombras y también me enteré de opiniones que van hasta titularla como “cobarde”.  En total son más de 20 posts los que he conocido sobre los resultados del acontecimiento.

Ni por nada demeritaría el encuentro por no haber sido invitado. Ni tampoco porque tuviese la ayuda de la Universidad de Matanzas y la UJC.

¿Cuántos y cuáles blogueros debían participar para considerarlo válido según las “ingenuidades” de algunos? ¿Qué temas debían discutirse? ¿De dónde debían venir los recursos materiales para desarrollarlo? ¿Hubiese sido mejor efectuarlo en la Oficinade Intereses en el Malecón habanero? ¿Quiénes serían los blogueros “no oficialistas” participantes? ¿Hemos dejado de ser una plaza sitiada? ¿Ya USA quitó el bloqueo? ¿Tenemos fácil acceso a las conexiones de Internet que pasan cerca de Cuba?

Hay muchas contradicciones y en ocasiones malas intenciones en los ataques al suceso generado, organizado y “sudado” por Joven Cuba. Ante todo, no necesito conocerles personalmente para saber que han ganado en buena ley –en base a trabajo mucho, leal y transparente- la capacidad de convocatoria demostrada.

Tampoco me asombra que discutieran –sin escandalizar- por la falta de información sobre el funcionamiento del necesario cable Cuba – Venezuela. Estoy casi seguro que asumen sonará en su momento. Debe ser un asunto demasiado serio para estar achacándoselo a una burocracia, que si bien existe y duele, no es la que gobierna en Cuba.

Y a propósito acabo de leer una Carta desde Cuba de Fernando Ravsberg, quien al parecer no se atreve a mencionar por su nombre a los organizadores del Encuentro porque en un momento lo entrevistaron y brindaron sus páginas para que vertiera todas sus ideas.

El ex-corresponsal acreditado y hoy jefe de corresponsalía de BBC Mundo, vuelca todas sus reservas contra un movimiento tan libérrimo y espontáneo como el de los blogeros cubanos, y vuelve de nuevo a apodar como “oficialista” a todo aquel que defienda un proceso de ejercicio de soberanía y de lucha por la justicia social -con aciertos y desaciertos (muchísimos más los primeros que los segundos)- como el nuestro.

Usa, sin que sea pobreza de lenguaje, sino intención manifiesta, los términos oficialista, oficial, orgullo oficialista y medios oficialistas. Pone en su comentario -a mi entender- los más desacertados apuntes de ciertas críticas y trata de desmovilizar inteligentes llamados a la unidad y frente común contra el enemigo que bien sabe Ravsberg quién es y dónde está. Después pude acceder a otra respuesta, con más argumentos, en el post de Joven Cuba Ladran, Blogueros, señal de que cabalgamos .

La reunión de Matanzas, es eso, bastante y no más, una tertulia calificada de un grupo que decidió discutir, concertar. No creo que sea un intento manipulador del mal intencionadamente llamado “oficialismo” ni mucho menos. Esos jóvenes cubanos –a quienes se sumaron valiosos intelectuales- decidieron unirse, agruparse, identificarse más y plasmar sus preocupaciones y conclusiones en varios documentos. Están en todo su derecho a mejorar su trinchera, y las reacciones de algunos les dan la razón sobre la necesidad de actuar así, en el complicado y actual momento, contra los desmovilizadores consejos “amistosos” de algunos.

Café Mezclado saluda el Primer Encuentro de Blogueros Cubanos por la Revolución porque sentó bases importantes para defenderla más y mejor, porque además ha propiciado una fuerte polémica donde algunos se han descubierto, segundos han rasgado vestiduras y terceros hemos fortalecido nuestra decisión común, aunque no nos conozcamos personalmente ni compartiéramos asientos en la Universidadde Matanzas durante los días 27 y 28 de abril.

¡Ah, y de seguro para Ravsberg, Café Mezclado, que desde hace un año habla de la cotidianidad de los cubanos y sus agresores, de las vidas, los hombres y mujeres, de las cosas… es “oficialista”!

¡Ditú… (y no es de pollo)!

 
7 comentarios

Publicado por en 04/05/2012 en Amistad, Cuba, cultura, Política, Revolución, Sociedad, USA

 

Etiquetas: , , ,