RSS

Memorias de la Universidad

13 Abr
Vista parcial del edificio del Rectorado de la Universidad Central Martha Abreu de Las Villas

Vista parcial del edificio del Rectorado de la Universidad Central Martha Abreu de Las Villas

Ayer terminé de releer el manuscrito Memorias de la Universidad, escrito por Nelson Montiel Benítez.

He quedado asombrado. Nunca pensé que la obra anunciada desde Brasil, cuando aún prestaba allá servicios diplomáticos, fuera tan exhaustiva y precisa sobre los principales acontecimientos ocurridos hace cerca de 50 años, entre 1961 y 1967, en la Universidad Central Martha Abreu de Las Villas (UCLV).

No le reconocía tan espléndida memoria, por eso quizá fue mayor mi sorpresa. Si mostró siempre posturas muy revolucionarias, dones de mando y otras cualidades que le permitieron ser uno de los más activos protagonista de aquellos hechos.

Como en un kinescopio, durante 103 cuartillas largas, se sucede parte importante del complejo proceso de respuesta al discurso del comandante Ernesto Che Guevara, en diciembre de 1959, en ocasión de ser investido como Doctor Honoris Causa del alto centro docente: “… ¿qué tengo que decirle a la Universidad como artículo primero, como función esencial de su vida en esta Cuba nueva? Le tengo que decir que se pinte de negro, que se pinte de mulato, no sólo entre los alumnos, sino también entre los profesores; que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo, porquela Universidad no es el patrimonio de nadie y pertenece al pueblo de Cuba…”.

Fueron los momentos de incorporación plena de los primeros becarios de la UCLV, jóvenes de procedencia humilde –acción que inclinó de modo favorable ala Revoluciónla balanza de la composición de clases-, en su mayoría sin hábitos de disciplina para convivir en grandes conjuntos, llamados a superar con urgencia sus insuficiencias docentes para poder ingresar en las ingenierías que necesitaba el desarrollo económico de la Patria; de fuerte lucha política-ideológica y de crecimientos en toda la vida universitaria en lo económico, social, cultural y deportivo.

Esto está plasmado en el documento, con riqueza de recuerdos, anécdotas y nombres de participantes. El relato nos lleva de la mano por las madrugadas de estudios y repasos, asambleas y discusiones, los tensos y duros días de la Crisis de Octubre y otras movilizaciones militares, los trabajos voluntarios en la agricultura, las largas caminatas entre la Tecnológica (nuestro albergue) y la Universidad por roturas de los viejos y desvencijados transportes, las bromas estudiantiles con el inolvidable Javier Peña a la cabeza.

Como evento histórico tiene puntos polémicos. No todos los participantes coincidirán en algunos de los relatos o análisis, o partes. Debemos reconocer que estamos ante un admirable resultado fruto de un tremendo esfuerzo de El Loco.

Mañana se reúne la Comisión de Historia de Santa Clara que preside el General de Brigada Armando Choy, al abrigo de la Asociación de Combatientes de la RevoluciónCubana, para hacer un balance sobre el trabajo realizado durante 2011 y hacer importantes planteamientos sobre conmemoraciones universitarias.

También he conocido que estudiantes de periodismo de la UCLV  preparan un documental por los 60 años de existencia de la institución, creada por el Punto IV del Departamento de Estado, de los Estados Unidos de Norteamérica.

Además el Grupo Independiente de Morteros120 mm. del Ejército Central, fundado y activado durante la Crisis de Octubre de 1962, e integrado en su mayoría por aquellos muchachos becarios, cumplirá también un aniversario cerrado.

Trataré de informarle, en nuevos posts, sobre aquellos hechos y sus evocaciones.

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

3 Respuestas a “Memorias de la Universidad

  1. Segundo grupo de Becadas, 1962

    02/12/2012 at 11:24 PM

    Muy sentido el homenaje a nuestros queridos artilleros, pero falta recordar algo muy importante. La parte de esa historia que nos pertenece a nosotras “las becadas” alojadas en la anexa. Lavabamos las ropas de los artilleros, les cediamos nuestra comida, los atendiamos si se enfermaban. Tambien nosotras dimos un paso al frente y formamos nuestra Unidad de Milicias con Alina Esposito y Maria “Montiel” como jefas, Migdalia Rodriguez, Mary Prado, Luz Celeste (Lucy)Sardinas, Margarita Calderon, Leonor Arestuche, Marta Ruiz, Zoe Fabregat, Goya, Puruchi, Marta Mora, la otra Zoe, Perla Peralta, Elisa Bujans, Juanita Fabelo, Arelys, Candidin, Noemi, Campillo, Iris Pacheco, Hilda Hidalgo-Gato, Zenaida Prado, Vicky Rojo, Nidia Sori…todo el piso alto de la anexa, seis pabellones. Tambien jugamos un papel importante. Perdon si Nelson nos recordo en su discurso porque no he podido encontrarlo para leerlo completo. Pero creo que tambien merecemos que se nos recuerde. Gracias por tan lindo reportaje sobre una etapa de nuestras vidas que jamas olvidaremos.

     
    • hdezsoto

      03/12/2012 at 7:31 PM

      ¿Cómo no acordarse de ustedes? Forman parte de la historia. Pienso que por ser la celebración del aniversario 50 del Grupo de Artillería no aparece este importante apéndice. Muchas otras cosas quedaron fuera en el discurso. Tan solo esto puede justificar también la ausencia en el testimonio de la hombrada (y mujerada<, sic.) de nuestras alfabetizadoras y alfabetizadores, metidos en el Escambray ¡infestado de asesinos! Así quedaron fuera más ejemplos dignos de contar, realizadas con modestia y desinterés. Todos estan en el riquísimo expediente del recurdo de la beca, emjundioso fabulario que más temprano que tarde saldrá a la luz y pondremos a disposición de nuestros lectores. ¿Te atreves a escribir más sobre eso? Comienza, después prodremos añadir otros testimosnios. ¡Ves, ya ahora, solo con enviar este recordatorio, has comenzado algo importante y digno! ¡Adelante! Gracias por tu participación desconocida que aspiro a que pronto será conocida y entonces pondré tu pie de firma en este comentario. De nuevo gracias.

       
    • hdezsoto

      03/12/2012 at 9:55 PM

      ¿Cómo no acordarse de ustedes? Forman parte de la historia. Pienso que por ser la celebración del aniversario 50 del Grupo de Artillería no aparece este importante apéndice. Muchas otras cosas quedaron fuera en el discurso. Tan solo esto puede justificar también la ausencia en el testimonio de la hombrada (y mujerada<, sic.) de nuestras alfabetizadoras y alfabetizadores, metidos en el Escambray ¡infestado de asesinos! Así quedaron fuera más ejemplos dignos de contar, realizadas con modestia y desinterés. Todos estan en el riquísimo expediente del recurdo de la beca, emjundioso fabulario que más temprano que tarde saldrá a la luz y pondremos a disposición de nuestros lectores. ¿Te atreves a escribir más sobre eso? Comienza, después prodremos añadir otros testimosnios. ¡Ves, ya ahora, solo con enviar este recordatorio, has comenzado algo importante y digno! ¡Adelante! Gracias por tu participación desconocida que aspiro a que pronto será conocida y entonces pondré tu pie de firma en este comentario. De nuevo gracias

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: