RSS

Un pinareño innovador y artesano

13 Feb

Claudio Roba

El viernes me fui a Pinar del Río. Accedí a la petición de Dayan García, reportero, y  Rafael Torres, fotógrafo, para hacer una entrevista a Claudio Roba, fabricante de artículos deportivos y ganador de buena fama, sobre todo, por sus magníficos bates para jugar béisbol. El chofer transportista fue Fortún Pío Báez. El diálogo se incluirá en una edición próxima de Bohemia, en una sección En Cuba que estará dedicada al análisis de la producción de artículos deportivos.

El viaje, en una mañana resplandeciente, fue algo demorado por un desvío involuntario desde la autopista debido a unos ejercicios militares en desarrollo. Cuando llegamos a la modesta casa, en la salida de la capital provincial hacia Luis Lazo, encontramos al hombre con la sonrisa de siempre, sostenido en gran dosis de paciencia.

Conozco a Roba hace ya algunos años. Es de esos cubanos inquietos, luchadores, estudiosos, honestos, defensor de sus criterios. Mucho ha tenido que demostrar esos atributos para que triunfe la razón y llevar adelante sus proyectos. Lo rodea una familia que lo apoya a plenitud.

Algunas cosas no han cambiado: el pequeño y pintoresco barrio levantado por medios propios; la fresca casa en altos, de rojos ladrillos aligerados, sin repellar; el modesto taller a medio construir; y, sobre todo, su afabilidad, esa que se respira allí, la misma que me llega a La Habana en las conversaciones por teléfono, la que espero me visite por primera vez en mi hogar.

Al inicio la conversación transcurrió por cauces para mí conocidos pero después reconocí que los caudales eran otros. Y no por el principio filosófico que un río no es siempre el mismo sino porque ese guajiro aplicado y perseverante, amplió mi instrucción sobre la ciencia, la técnica y el arte de producir buenos implementos deportivos.

Esta vez exhibió nuevos conocimientos sobre largos y complicados procesos de fabricación: desde la selección en el monte del mejor “palo” hasta el lugar apropiado -en el producto final- donde pintar los sellos identificadores de acuerdo con la simetría de las fibras; bueno, toda una serie de principios acumulados y probados en la práctica, a lo largo del tiempo, para que el instrumento sea más ligero, más flexible, resista más impactos.

Por la línea de la madera nos fuimos de los bates de béisbol a los arcos para tiro de flechas, a raquetas para jugar  tenis de mesa y otras para bádminton. Estas últimas nos llevaron al curtido de pieles, por técnicas artesanales, para su uso en las empuñaduras. Y le continuó la muestra de materia prima y su procesamiento, para el material que forra el área de impacto de las raquetas de tenis de mesa.

Fue algo realmente asombroso. ¡Que talento! Estudiante de cuarto año en Licenciatura en Educación Física, en la Universidad del Deporte,  presenta sus inventivas a través del INDER provincial en los Foros de Ciencia y Técnica, y comercializa sus productos por medio de la Empresa de Producciones Varias.

No debo extenderme más, no puedo traspasar los límites que me impone la publicación de la entrevista en Bohemia. Sí debo decirle que ese enjundioso intercambio estuvo arropado en la hospitalidad del anfitrión, recibimiento que además contó hasta con una “merienda fortísima”. Y, si de alimentos se trata, déjenme recomendarle que visite la calle Recreo, en el propio Pinar del Río, allí tomé el guarapo más sabroso de mi vida.

El regreso fue con buen tiempo -suave sol y fresca brisa- pero lento como “entierro de ricos” pues estábamos cortos de gasolina. No obstante fue un magnífico día.

 
 

Etiquetas: , , , ,

3 Respuestas a “Un pinareño innovador y artesano

  1. Rafael Pérez Valdés

    13/02/2012 at 8:32 PM

    Pedro, felicidades por este trabajo. Se nota que se escribió con muchos deseos. Y ello lleva, por supuesto, a que se lea con muchos deseos. Tu blog, Café mezclado, se ha consolidado. Y es regla en sus trabajos esto mismo que ya señalé: el entusiasmo, los deseos…

    Saludos.

    Rafael.

     
    • hdezsoto

      14/02/2012 at 4:07 PM

      Gracias Rafa, me honras…

       
  2. Vlado

    20/02/2012 at 11:16 PM

    Pedro , excelente artículo .Bonita la experiencia y un privilegio tener personas como Roba con tales conocimientos , eso si , seria una lastima que no perduraran en el tiempo y no se transmitan a las nuevas generaciones.Un abrazo

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: