RSS

Universidad Central. Grupo de artillería, 50 años

05 Dic

Vista parcial del polígono del Grupo para, cada día, izar y arriar la bandera

La llamada me llegó el sábado. Tony (Vidal) se disculpó por la inasistencia a la reunión de coordinación sobre el encuentro de los estudiantes participantes en la Campaña de
Alfabetización y en la Limpia del Escambray, y me dijo: “Mañana nos veremos un grupo en la casa de Nikita (Manuel Ruiz) para preparar una garbanzada, estás invitado y si quieres te recojo a las 11 y media”.

Y así fue, precisos como nunca, partimos hacia Centro Habana. Allá nos encontramos a Montiel (Nelson) enfundado en un delantal, terminando unas frituras de maíz, con Niki y Mari de ayudantes. Poco después llegaron los “Guajiros” (Muñiz y Deysi), Broche (Agustín), Abdel (Esquivel), y bien tarde Manolito (Bravo) y Lourdes.

Conversando y conversando terminamos constituyendo un grupo alrededor de la mesa del comedor y apareció el tema del arribo en 2012, del  aniversario 50 de la constitución del Grupo Independiente de Morteros 120 mm del Ejercito Central, integrado en su totalidad por estudiantes de la Universidad Central.

Tras coincidir en la decisión firme de conmemorar la fecha de todas-todas, y no dejarla pasar inadvertida, tal cual sucedió con el aniversario 50 de la fundación de la beca en del alto centro docente de Las Villas, comenzamos a razonar sobre el festejo, a recordar a muchos de nuestros compañeros, en especial los destacados en aquellos difíciles momentos y sobre todo a quienes ya no están entre nosotros.

Llovieron las anécdotas, los recuerdos, y esbozamos los primeros pasos organizativos, decidiendo seguir el ejemplo de la fundación de aquella unidad militar, de la cual tanto nos enorgullecemos. A continuación les cuento sobre su génesis.

La UCLV había reunido en mayo de 1961, en su sistema de becas, tras rigurosos exámenes docentes y morales, unos 300 jóvenes -impedidos de arribar a estudios universitarios por sus pocos recursos económicos-, para capacitarlos de manera tal que en un par de años ingresaran a diferentes carreras y cambiaran la composición de clases del alto centro docente. Muchos de ellos eran ex-dirigentes de sus centros de segunda enseñanza o laborales.

Era la respuesta a la petición que había hecho el Che, el 28 de diciembre de 1958, en inolvidable acto en el teatro universitario: “…que se pinte de negro, que se pinte de mulato, no sólo entre los alumnos, sino también entre los profesores; que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo, …”.

Por supuesto los reaccionarios, docentes y estudiantiles, comenzaron a atacar aquel arribo de comunistas en formación. De inmediato cambió la vida en el plantel. Se fortaleció la Milicia, la Asociación de Jóvenes Rebeldes,  posteriormente la Juventud Comunista y la Federación de Estudiantes. Los revolucionarios que les recibimos nos vimos más apoyados, e incluso, en ocasiones, mejor dirigidos.

Nelson Montiel era entonces uno de aquellos muchachos, y ya en agosto de 1962 se desempeñaba como jefe del batallón universitario de milicias. Se que a él no le gustará esto que voy a escribir a continuación pero es la verdad. Por si solo, ante la denuncia de Fidel sobre el peligro que se cernía sobre la Patria, decidió pedir un despacho al jefe del Ejército Central, comandante Juan Almeida Bosque para brindarle una idea.

El jefe del Tercer Frente durante la guerra revolucionaria escuchó atento al estudiante que le propuso aprovechar aquella fuerza -revolucionaria e instruida, basada en aquellos estudiantes de los niveles – para crear otra potente unidad militar –- capaz de enfrentar al enemigo si osaba invadirnos. El asaltante al cuartel Moncada le contestó que regresara tranquilo a las instalaciones de la beca, que ya tendría respuesta.

Casi fue instantánea la citación a la Jefatura de Artillería del Ejército del Centro. Su jefe, el capitán Barcáz recibió a Nelson y comenzó la organización del Grupo Independiente de Morteros 120 del Ejército Central.

Solo ingresamos los estudiantes revolucionarios, de buena conducta, con resultados docentes, comprometidos a respetar y hacer cumplir la recia disciplina militar. Otros muchos compañeros fueron decisivos en este trabajo y además después en la preparación combativa. Véanse todos reconocidos en el ya mencionado nombre del jefe.

Unos pocos –suficientes- oficiales de la FAR, recién graduados en la especialidad, llegaron para hacerse cargo de la unidad. La disciplina revolucionaria imperó desde el principio. Parte de las instalaciones universitarias se convirtieron en campamento y polígonos de entrenamiento. La disposición combativa avanzó según aumentaba el peligro de ataque. La Crisis de Octubre se agudizaba y los Estados Unidos nos amenazaban con barrernos del mapa.

Se comentó que nuestra misión era ocupar un espacio en la primera línea del contraataque al enemigo desembarcado. No hubo paso atrás, por el contrario, cada día, cada hora, cada minuto, se hizo más firme la decisión de prepararnos mejor, de poner en peligro nuestras vidas para defender la Patria amenazada. Hubo mucho sacrificio, mucho sudor, noches de vigilias, marchas interminables, incontables “preparen para la marcha…” “preparen para el combate…”, cortes militares, sanciones, reconocimientos, ascensos.

El Grupo dejó mucho más que aquella modesta muestra revolucionaria. Pertenecer al Grupo se calificó desde aquel instante como un honor. Se crearon lazos de amistad irrompibles, entre soldados y oficiales, entre los estudiantes de los niveles y los de las carreras universitarias. Los indisciplinados terminaron dando ejemplos de conducta.

Este aniversario 50 de aquel Grupo Independiente de Artillería del Ejército Central merece una buena celebración. Creo que en organizarla nos va también el honor. Me atrevo a adelantar que allí, ese día, de seguro formaremos, con espacios vacíos por los que no están, y de nuevo cantaremos el Himno de la Artillería.

Les informaré.

Anuncios
 
5 comentarios

Publicado por en 05/12/2011 en Cuba, Política, Revolución, Sociedad

 

Etiquetas: , , ,

5 Respuestas a “Universidad Central. Grupo de artillería, 50 años

  1. Marcos Jesus Concepcion Albala

    05/12/2011 at 8:04 PM

    Hola… si ese Grupo de Artilleria estaba en la 4ta. Division, entonces yo tambien estaba… Mi memoria no da para tanto, pero esta dentro de las posibilidades… Gracias…

     
    • hdezsoto

      06/12/2011 at 12:54 PM

      Saludos Albala, este grupo radicó todo el tiempo en la Universidad Central. Allí inauguramos los albergues que les llamabamos “de las muchachitas”, los más cercanos a la carretera, frente al teatro universitario. Los morteros, proyectiles y transporte estaban distribuidos por la finca universitaria. Cada mañana y tarde, subíamos o arríabamos la bandera frente al parqueo del Rectorado.
      Un abrazo,

       
  2. carlos gutierrez

    06/12/2011 at 1:11 AM

    pedro, como cada dia leo tus palabras, siento mucho no poder estar con ustedes, tengo aqui mi medalla de alfabetizador y un diploma firmado por Fidel. 50 annos ya? me parece que fue ayer, gracias por la descripcion que haces de cachita, un abrazo fuerte desde francia, carlis gutierrez

     
    • hdezsoto

      06/12/2011 at 12:55 PM

      Hola Carlos, bueno, acá los recordaremos a todos. un abrazo,

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: