RSS

Cachita recorrió la Timba

03 Dic

Imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, en Panorama y Lombillo, llegando al centro escolar José Luis Arruñada

Por poco se estropea la peregrinación. Se cumplieron los pronósticos dados por el doctor Rubiera en el noticiero nocturno del jueves. En la madrugada del viernes 2 de diciembre apareció el frente frío anunciado, con algunos fuertes aguaceros y ráfagas de viento. El cielo amaneció nublado y por ratos una fina llovizna preocupaba a quienes queríamos ver a la Virgen de la Caridad del Cobre pues, aunque no soy creyente, me atrae la secular liturgia católica y los espectáculos culturales que le acompañan.

Después de media tarde levantó un poco el tiempo aunque se mantenía la amenaza de lluvia. Algunos minutos pasadas la seis, la algarabía de los vecinos y la locución por altoparlantes me alertó que la imagen pasaba por frente a mi edificio. En esos precisos instantes terminaba de prepararme para ir hasta el lugar donde se efectuaría a ceremonia más importante.

Cuando bajé desde mi apartamento ya se la llevaban. Mi señora y yo nos encaminamos, en la penumbra de la fresca noche hacia el lugar del rito. De pronto avanzó, pedaleando con furor sobre las bielas de una vieja bicicleta –casi un objeto museable-, zigzagueando sin cuidado entre los ciudadanos que caminaban presurosos por plena calle, un mulato alto y delgado, mientras gritaba: “Cachita en Arruñada… Cachita en La Timba”.  ¡Imagínense ustedes las palabrotas que le acribillaron!

En Fiesta de religiones les había anunciado el evento, parte de la peregrinación de la efigie de la Virgen de la Caridad del Cobre por toda Cuba, como antecedente de la celebración del aniversario 400 de su aparición en la bahía de Nipe, según cuenta la leyenda.

En días anteriores había visitado la Universidad de la Habana y el Ballet Nacional de Cuba, donde estuvieron presentes el propio Rector de la bicentenaria casa de estudios y la mismísima Alicia Alonso, directora de la compañía danzaria, indistintamente.

Vista de la camioneta transportadora, acercándose a la tribuna entre la multitud

Ayer el lugar escogido en Nuevo Vedado era el terreno para la práctica de deportes de un majestuoso plantel ubicado, con exactitud, en la manzana circundada por las calles Panorama, Lombillo, Bellavista y Tulipán, donde radicó antes del triunfo de la revolución la exclusivísima escuela La Salle de El Vedado. Tras la nacionalización de la enseñanza aquí radica un complejo educacional que brinda enseñanza desde el grado  preescolar hasta el decimosegundo. Es uno de los colegios de mejores resultados docentes en La Habana.

Lleva el nombre de José Luis Arruñada, joven estudiante de Ciencias Comerciales, trabajador de la Compañía de Teléfonos que con 19 años de edad, fue detenido la noche del 26 de noviembre de 1958 por policías de la tiranía del general Fulgencio Batista y Zaldívar.  El 14 de diciembre, 18 días más tarde, aparecía su cadáver ametrallado, torturado y quemado, junto a los de otros dos jóvenes revolucionarios, William Darías y de un desconocido, abandonados los tres en las cercanías de la playa de Jibacoa, al oeste de esta ciudad.

La Virgen llegó precedida por cinco números de la Policía Nacional Revolucionaria (motorizada), rodeada por cadenas de fieles caminantes tomados de las manos y seguida por considerable cantidad de personas. Le esperaba una alta y alumbrada tarima. Desde allí, un locutor, asistido por un potente audio, llamaba a los asistentes a reflexionar en el amor, la paz y dar vivas a la Virgen, al Cardenal, al Papa y a Cristo.  La camioneta que la trasladaba se pegó en marcha atrás a la tribuna y la imagen, prolijamente iluminada, ocupó el más sobresaliente sitio para a continuación ser rotada y quedar frente al auditorio.

Entonces un sacerdote tomó la palabra y pronunció el sermón de recibimiento. Allí resumió la historia de la autóctona virgen, la devoción de los soldados del Ejército Libertador –combatientes de las guerras contra España-; habló de la celebración el próximo año del aniversario 400 de la aparición de la Virgen, de la posible visita del Papa a Cuba y proclamó la necesidad de más amor y paz para Cuba y el mundo.

A continuación se desarrolló el acto cultual donde brillaron cantantes solistas,  dúos, orquestas acompañantes, grupos de bailes y otras manifestaciones artísticas.

Al final la imagen fue retirada en dirección a una iglesia cercana, para pernoctar allí y continuar al siguiente día su peregrinación.

 
2 comentarios

Publicado por en 03/12/2011 en Cuba, cultura, Revolución, Sociedad

 

Etiquetas: , ,

2 Respuestas a “Cachita recorrió la Timba

  1. Mario

    04/12/2011 at 12:10 PM

    Pedro me perdí un acontecimiento hístórico en el barrio, pues difícil que se repita la visita.El balcón de casa de Pedri tenía posición privilegiada para verlo, ahi hubiera estado yo de no andar por estas tierras.
    un abrazo
    Mayitin

     
    • hdezsoto

      04/12/2011 at 1:31 PM

      Sí medicazo. La segunda foto, la de la caminoneta entre la gente fue tomada desde ese balcón. Allí estuvimos Carlos Armando y su pareja, el niño, mi mujer y yo. Nos acompañó un “Santero”. Las copas de los árboles no permitieron una buena visibilidad. Fue una ceremonia bonita y un acto cultural muy bueno. En algo te lo hice llegar. Un abrazo y otra felicitación por el Día de la Medicina Latnopamericana.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: