RSS

El béisbol en Cuba: ¿también está cambiando?

26 Jun

En reciente reunión del presidente de la Federación Cubana de Béisbol con la prensa  acreditada se hicieron varios anuncios  relacionados con los equipos que nos representarán en inminentes compromisos internacionales así como fijó el tercer domingo de cada noviembre como fecha de comienzo de nuestras venideras series nacionales.

El hecho no pasó inadvertido aunque hoy los cubanos están ocupados en los resultados de nuestro equipo en la fuerte Liga Mundial de Voleibol y la composición de los conjuntos que citábamos con anterioridad.

No pocos periodistas llamaron la atención en sus reportes sobre el desacostumbrado adelanto en informar acerca de las composiciones de los conjuntos así como de la designación de los directores y sus cuerpos técnicos. Estos fueron puntos muy criticados, durante los últimos años, en nuestros medios de prensa, por el “secretismo” que rodeaba a cada evento en el exterior, y, aún en nuestro patio.

En cuanto a las fechas de comienzo de la Serie Nacional de Béisbol cada año anterior, supimos con mucha antelación cuando eran los eventos más importantes para los cubanos: días de las madres y los padres, fiestas y duelos nacionales, congresos y otros eventos decisivos,  pero, el anuncio del inicio de nuestro más masivo espectáculo deportivo se guardaba casi para “el día antes del comienzo”.  Entonces, por su importancia, quiero llamar la atención acerca de la última decisión la Federación, es decir, el determinar el día exacto, cada año, de la voz de ¡Play ball!, en nuestros clásicos beisboleros.

Era algo imprescindible que se estableciera un punto de partida para un cronograma de trabajo que se repite de forma cíclica (y cuasi religiosa, dirían algunos) desde 1961, cuando erradicamos la pelota profesional en Cuba, hasta la fecha. Lo inconcebible es que no se hubiera hecho hasta ahora.

Este acuerdo es muy importante pues permitirá el planeamiento oportuno en todo el sistema del béisbol en Cuba, teniendo en cuenta la selección de directores, entrenadores, preparación de atletas, compra de materias primas de insumos, elaboración de uniformes, medios y útiles, preparación de los terrenos de juegos, planes de transportación, etc.

Tengamos en cuenta que a partir de este momento deben beneficiarse la sistematización anual del resto de las actividades de la especialidad: el comienzo de los torneos nacionales, provinciales y municipales de las diferentes categorías, con un programa balanceado y orgánico,  para el mejor aprovechamiento de los recursos y el disfrute del espectáculo.

Los seguidores del béisbol, directivos, entrenadores, funcionarios, atletas y aficionados, hemos asistido a variaciones, sustituciones y carencias de implementos deportivos, en muchas ocasiones por falta de previsión. Incluso, el país ha importado bates o madera para su fabricación, cuando tenemos bosques con magníficas y económicas especies maderables, y carpinteros que los confeccionan de excelencia.

En ese “cachumbambé” igual podemos decir de los frecuentes cambios de las marcas y características de las pelotas, adquisición de materias primas sin la calidad necesaria, todo lo cual ahora debe quedar atrás.

Las ventajas de esta disposición son claras. Los hechos parecen indicar, que en este momento tan importante para la Patria, el béisbol también está cambiando.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 26/06/2011 en Béisbol, Cuba, Deporte, Sociedad

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: