RSS

Archivo de la etiqueta: Centro Habana

Universidad Central. Grupo de artillería, 50 años

Vista parcial del polígono del Grupo para, cada día, izar y arriar la bandera

La llamada me llegó el sábado. Tony (Vidal) se disculpó por la inasistencia a la reunión de coordinación sobre el encuentro de los estudiantes participantes en la Campaña de
Alfabetización y en la Limpia del Escambray, y me dijo: “Mañana nos veremos un grupo en la casa de Nikita (Manuel Ruiz) para preparar una garbanzada, estás invitado y si quieres te recojo a las 11 y media”.

Y así fue, precisos como nunca, partimos hacia Centro Habana. Allá nos encontramos a Montiel (Nelson) enfundado en un delantal, terminando unas frituras de maíz, con Niki y Mari de ayudantes. Poco después llegaron los “Guajiros” (Muñiz y Deysi), Broche (Agustín), Abdel (Esquivel), y bien tarde Manolito (Bravo) y Lourdes.

Conversando y conversando terminamos constituyendo un grupo alrededor de la mesa del comedor y apareció el tema del arribo en 2012, del  aniversario 50 de la constitución del Grupo Independiente de Morteros 120 mm del Ejercito Central, integrado en su totalidad por estudiantes de la Universidad Central.

Tras coincidir en la decisión firme de conmemorar la fecha de todas-todas, y no dejarla pasar inadvertida, tal cual sucedió con el aniversario 50 de la fundación de la beca en del alto centro docente de Las Villas, comenzamos a razonar sobre el festejo, a recordar a muchos de nuestros compañeros, en especial los destacados en aquellos difíciles momentos y sobre todo a quienes ya no están entre nosotros.

Llovieron las anécdotas, los recuerdos, y esbozamos los primeros pasos organizativos, decidiendo seguir el ejemplo de la fundación de aquella unidad militar, de la cual tanto nos enorgullecemos. A continuación les cuento sobre su génesis.

La UCLV había reunido en mayo de 1961, en su sistema de becas, tras rigurosos exámenes docentes y morales, unos 300 jóvenes -impedidos de arribar a estudios universitarios por sus pocos recursos económicos-, para capacitarlos de manera tal que en un par de años ingresaran a diferentes carreras y cambiaran la composición de clases del alto centro docente. Muchos de ellos eran ex-dirigentes de sus centros de segunda enseñanza o laborales.

Era la respuesta a la petición que había hecho el Che, el 28 de diciembre de 1958, en inolvidable acto en el teatro universitario: “…que se pinte de negro, que se pinte de mulato, no sólo entre los alumnos, sino también entre los profesores; que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo, …”.

Por supuesto los reaccionarios, docentes y estudiantiles, comenzaron a atacar aquel arribo de comunistas en formación. De inmediato cambió la vida en el plantel. Se fortaleció la Milicia, la Asociación de Jóvenes Rebeldes,  posteriormente la Juventud Comunista y la Federación de Estudiantes. Los revolucionarios que les recibimos nos vimos más apoyados, e incluso, en ocasiones, mejor dirigidos.

Nelson Montiel era entonces uno de aquellos muchachos, y ya en agosto de 1962 se desempeñaba como jefe del batallón universitario de milicias. Se que a él no le gustará esto que voy a escribir a continuación pero es la verdad. Por si solo, ante la denuncia de Fidel sobre el peligro que se cernía sobre la Patria, decidió pedir un despacho al jefe del Ejército Central, comandante Juan Almeida Bosque para brindarle una idea.

El jefe del Tercer Frente durante la guerra revolucionaria escuchó atento al estudiante que le propuso aprovechar aquella fuerza -revolucionaria e instruida, basada en aquellos estudiantes de los niveles – para crear otra potente unidad militar –- capaz de enfrentar al enemigo si osaba invadirnos. El asaltante al cuartel Moncada le contestó que regresara tranquilo a las instalaciones de la beca, que ya tendría respuesta.

Casi fue instantánea la citación a la Jefatura de Artillería del Ejército del Centro. Su jefe, el capitán Barcáz recibió a Nelson y comenzó la organización del Grupo Independiente de Morteros 120 del Ejército Central.

Solo ingresamos los estudiantes revolucionarios, de buena conducta, con resultados docentes, comprometidos a respetar y hacer cumplir la recia disciplina militar. Otros muchos compañeros fueron decisivos en este trabajo y además después en la preparación combativa. Véanse todos reconocidos en el ya mencionado nombre del jefe.

Unos pocos –suficientes- oficiales de la FAR, recién graduados en la especialidad, llegaron para hacerse cargo de la unidad. La disciplina revolucionaria imperó desde el principio. Parte de las instalaciones universitarias se convirtieron en campamento y polígonos de entrenamiento. La disposición combativa avanzó según aumentaba el peligro de ataque. La Crisis de Octubre se agudizaba y los Estados Unidos nos amenazaban con barrernos del mapa.

Se comentó que nuestra misión era ocupar un espacio en la primera línea del contraataque al enemigo desembarcado. No hubo paso atrás, por el contrario, cada día, cada hora, cada minuto, se hizo más firme la decisión de prepararnos mejor, de poner en peligro nuestras vidas para defender la Patria amenazada. Hubo mucho sacrificio, mucho sudor, noches de vigilias, marchas interminables, incontables “preparen para la marcha…” “preparen para el combate…”, cortes militares, sanciones, reconocimientos, ascensos.

El Grupo dejó mucho más que aquella modesta muestra revolucionaria. Pertenecer al Grupo se calificó desde aquel instante como un honor. Se crearon lazos de amistad irrompibles, entre soldados y oficiales, entre los estudiantes de los niveles y los de las carreras universitarias. Los indisciplinados terminaron dando ejemplos de conducta.

Este aniversario 50 de aquel Grupo Independiente de Artillería del Ejército Central merece una buena celebración. Creo que en organizarla nos va también el honor. Me atrevo a adelantar que allí, ese día, de seguro formaremos, con espacios vacíos por los que no están, y de nuevo cantaremos el Himno de la Artillería.

Les informaré.

 
4 comentarios

Publicado por en 05/12/2011 en Cuba, Política, Revolución, Sociedad

 

Etiquetas: , , ,

¡Chupaaa…! ¡Chupando se vive mejor!

Lázaro Armenteros Hernández. Foto por Ernesto Hernández

Los aficionados que han seguido los juegos de béisbol de la Serie Nacional de Desarrollo, brindados por la radio y la televisión cubanas, desde el estadio Changa Mederos, en La Habana, han podido oír, en un segundo plano de narradores y comentaristas, algunos pregones muy simpáticos tales como ¡Chupaaa…!, ¡Chupaaa…! ¡Chupando se vive mejor! ¡Ayúdenme! ¡Compren algo! ¡Coman algo!

Los asistentes a las instalaciones deportivas y algunos residentes de Centro Habana,  sabemos a quien pertenecen. En esos lugares, en cualquier momento, aparece un simpático vendedor, que carga varias jabas contentivas de ricos caramelos (su producto más vendido, cada uno cuesta solo un peso) tal cual bastoncillos con diversos colores trenzados (de acuerdo al sabor); apetitosas rositas de maíz en bolsas pláticas; deliciosas barras de chocolate y otras golosinas, a módicos precios.

Este hombre, simpático, respetuoso y buen conversador, conocedor de los secretos del béisbol, trata de vender sus productos, practicando –como él lo llama “un trabajo de marketing”- al brindar sus ofertas a familias, niños y grupos, con inesperadas y ocurrentes propuestas, que causan la diversión de cuantos le oyen. Conoce por su nombre casi a cada uno de los aficionados, sabe de las actuaciones de los peloteros y equipos de La Habana, tanto Industriales como Metropolitanos y también de categorías inferiores, opina en las discusiones que se entablan en las graderías y forma parte de un clima de diversión y alegría.

Algunos de sus pregones se han extinguido por el tiempo de uso, como aquel que decía: ¡Ayúdenmeee, cómprenmeee… que tengo la niña en la beca! Todo terminó cuando un día le pregunté: Oye Chupa, ¿hasta cuándo tu niña va a estar en la beca? ¿De cuántos años es lo que ella está estudiando? A lo que el interrogado me contestó, exhibiendo una sonrisa de “oreja a oreja”, orgulloso y nada pedante: Bueno, la verdad es que mi niña ya terminó Odontología. Aprecié que, en aquel momento, era uno de los padres más felices del mundo.

Lázaro Armenteros Hernández se llama este cubano, graduado como técnico medio en Organización del trabajo y los salarios, en 1984, especialista en Recursos humanos y casado con una licenciada en Bioquímica. La empresa donde laboró está cerrada hace varios años y él quedó interrupto pero, ni corto ni perezoso, buscó esta forma de ganarse la vida. Cumple con la ley, paga sus impuestos y según cuenta: … me divierto también con esto.

Usted puede verlo por las calles de Centro Habana y en el estadio Latinoamericano. Tal cual son las cosas en Cuba, en contubernio con los círculos de amigos que se arman en esas instalaciones, Chupa se presta para hacer jaranas a los nuevos, así que, si llega usted un día allí, por primera vez, no dude en oír de pronto, una voz grave y fuerte, que inunda toda la gradería, para referirse a usted al decir: ¡Fulano… chupaaa! ¡Fulano… chupaaa! ¡Fulano…, chupando se vive mejor!

 
5 comentarios

Publicado por en 21/09/2011 en Béisbol, Cuba, Familia, Sociedad

 

Etiquetas: , ,

Iglesia Evangélica Pentecostal: comentarios y verdades

Fue un amigo quien llamó para alertarme: Dicen que hay “rollo” en la iglesia de Infanta y Santa Martha, al parecer un loco tiene secuestradas unas personas. No se lo que exige, pero no quiere salir, la policía tiene aquello acordonado y ya estuvieron allí la gente de la SINA y del Consejo de Estado.

Medité por unos segundos y me decidí a llamar por teléfono a unos familiares que viven cercanos a lugar del conflicto. La respuesta que obtuve fue rápida pero imprecisa: Bueno, yo vi algo… venia con el niño de la escuela, el viernes, cuando la policía empezó a cercar todo aquello e impedir el paso; y hay varias versiones sobre la iglesia, la primera es que un loco ha secuestrado a unas personas y piden que lo saquen del país, otra que el pastor lo quieren botar de la casa y no acepta y junto a él hay fieles muy apegados,  y la tercera, que es una manifestación contrarrevolucionaria.

Otro amigo de un edifico cercano, ayer domingo por la mañana, fue mucho más preciso: Hay un retiro espiritual, un poco raro pero dicen que es un retiro. Comentan que para enfrentar “el fin del mundo”. Hay mujeres embarazadas dentro, incluso niños que están faltando a sus clases. Familiares de éstos últimos comenzaron a protestar y antes que se formara algún desorden la policía rodeó la iglesia. Ahora todo está en calma. Yo tengo mi cámara enfocada hacia allá por si acaso.

Claro ya anteayer, los manipuladores de siempre comenzaron a mentir a través de Twitter acerca de lo que ocurría y por supuesto, como era una noticia de Cuba,  lo vistieron todo con ropajes disidentes. Pero fueron tantas las exageraciones de la Yoany Sánchez que por primera vez no fue tomada en cuenta, como fuente, por las agencias y medios extranjeros. Habló de francotiradores, brigadas y carros especiales contra motines y no se cuantos disparates más.

Todo quedó aclarado con la nota oficial que transmitió anoche el Noticiero Nacional de Televisión y que les brindo a continuación:

 NOTA OFICIAL

El templo de la Iglesia Evangélica Pentecostal, ubicado en Infanta y Santa Marta, en Centro Habana, presenta desde hace varios días una situación inusual, al mantenerse de manera prolongada dentro de la iglesia más de 60 personas, entre ellas 19 menores y 4 embarazadas, que se encuentran en un retiro a puertas cerradas.

Estas personas, reunidas por su propia voluntad en el templo desde el pasado 21 de agosto, fueron convocadas por Braulio Herrera Tito, a quien su denominación religiosa lo separó como pastor, por razones de índole interna, desde mayo de 2010.

Ante esta situación, un grupo de familiares acudieron a las autoridades, preocupados particularmente por los niños, que no están asistiendo a la escuela, y por las embarazadas, que no reciben la atención médica prescrita para ellas.

En virtud de estas circunstancias, se han sostenido conversaciones con familiares, líderes religiosos y algunos miembros de la congregación. También, se ha protegido el recinto y ofrecido atención médica.

Después de varios contactos con quienes dirigen el retiro, un equipo médico valoró la salud de las embarazadas, que han decidido permanecer allí. Se les alertó que una estancia prolongada, sin atención especializada, pudiera afectar la salud de las gestantes. Igualmente, fue trasladada la preocupación de que el tiempo transcurre sin que los niños asistan a la escuela.

Las autoridades del orden público mantendrán la protección de la seguridad ciudadana para evitar cualquier incidente y ofrecen disculpas a la población por las molestias ocasionadas.

Se ratifica la disposición de continuar las gestiones necesarias para una solución favorable a este hecho, cuyo origen es ajeno a nuestras autoridades, que reiteran la voluntad de colaborar en ese sentido con los familiares, la comunidad y los representantes de las instituciones religiosas involucradas.

 
6 comentarios

Publicado por en 12/09/2011 en Cuba, Política, Revolución, Sociedad

 

Etiquetas: , , , , , ,

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 97 seguidores