RSS

Entre amigos y fantasmas

10 ago

El viaje fue tan rápido como en realidad quería. El eficiente Ernesto nos condujo seguros y expeditos, el miércoles 8, desde La Habana hasta Santa Clara. Los pasajeros éramos Tubal Páez, presidente de los periodistas cubanos,  y el escribiente, para participar en la actividad central por el aniversario 50 de la aparición del periódico Vanguardia.

Mi objetivo era llegar pronto para saludar a quienes en un momento crucial me ayudaron a llevar adelante la dirección del diario; a los amigos, unos retirados y otros en activo,  que pusieron o ponen en algún momento el hombro en el progreso de la publicación y fortalecer el prestigio que exhibe en el país y sobre todo en la región central.

También pretendía rememorar, cerca de los lugares de los acontecimientos, a aquellos que ya no están entre nosotros, fantasmas buenos que seguro reirían a mandíbula batiente si pudieran leer el calificativo que hoy les doy.

Ellos me acompañaron todo el tiempo de viaje, sin arrastrar cadenas, ni tirar puertas ni dar lúgubres gritos, sino divirtiéndose y divirtiéndome, recordándome anécdotas, dándome cuero y hasta cantándome al oído cuartetas y rancheras, en una tarde serena, resplandeciente y calurosa, por un inmenso túnel verdeazul de campiña y cielo, a lo largo de 266 kilómetros de la Autopista Nacional, mientras el Peugeot de la presidencia nacional de la UPEC rodaba, repito, raudo y sin peligros.

Allá los cicerones fueron Félix Arturo (El Chino) Chang, director del rotativo, y José Antonio Fulgueiras, presidente de los periodistas villareños. Del  lugar del recibimiento –La Casa de la Prensa- nos llevaron al Hotelito de la CTC para alojarnos. Tras bañarnos y comer nos fuimos al Teatro La Caridad. Allí nos recibió un aluvión de saludos, abrazos, besos, de los convocados y las convocadas al acto.

Ya cómodamente sentados disfrutamos de un espectáculo muy bien concebido y realizado. En inteligente y sentida muestra sobre la creación del rotativo, se entremezclaron una brillante crónica, fotos de fundadores y otros trabajadores, y espléndidas ofertas musicales.

Entonces casi completé las imágenes de mis fantasmas buenos: allí estaban Roberto González Quesada; Raúl Castillo Rolo; René (el mecánico de linotipos); Pepe, el fotógrafo; Barreras (el de la estereotipia); Pérez Cuellar; el negro Andrés de Jesús, y otros. Claro, me faltaron: Sacerio; Ruano; Máximo; Sergio Machado; Roberto el chofer; Rafael, el jefe de piquera…

Me resta darle una calificación de la parte artística, bien compuesta y organizada: magnífica. Buenas voces, con colores propios, afinadas, acompañadas o no con instrumentos, animaron una noche donde brillaron un dúo y un quinteto (vocales) y un conjunto sonero, todos femeninos, y una solista.

Vino el discurso del Chino, contundente y corto, asentado en una selección de principios del periodismo, extraído de un editorial del entonces diario durante sus ediciones primigenias, a partir de una conferencia brindada a sus trabajadores por Blas Roca Calderío, director entonces del periódico Hoy.

Los organismos y organizaciones de la provincia reconocieron el quehacer de los realizadores del rotativo.  Sendos diplomas acreditaron las declaraciones. Por último, Julio Lima Corzo, primer secretario del Partido en la provincia, hizo entrega del enviado por el miembro del Buró Político Esteban Lazo Hernández.

Después un rápido ágape en la esplendorosa y bien cuidada mansión que alberga al Museo de Artes Decorativas. Y como colofón, una interesante plática en la Casa de la UPEC, donde participamos Lima, Tubal, Chang, Ángel Álvarez (exdirector de Vanguardia) y su familia, y un servidor, donde se habló durante un par de horas de múltiples temas: familias, trabajo político, periodismo, Revolución.

Por cierto, el joven primer secretario es una personalidad bien interesante: sencillo, inteligente, buen comunicador y con tremendo espíritu de superación: ¡ingresó al Partido como chofer!

Al otro día, bien temprano en la mañana, nos fuimos, junto a un nutrido grupo de agasajados, al imponente y querido Complejo Monumentario Ernesto Che Guevara. Realizamos allí, en un emotivo homenaje, el cambio de ofrenda floral al Guerrillero Heroico y su destacamento de refuerzo. Es un reconocimiento reservado solo a los colectivos que cumplen para con sus deberes con la Patria.  Pero ese momento es tan conmovedor que su descripción merece un trabajo especial. Se lo prometo.

El regreso fue igual que la ida pero demasiado pronto, me impidió disfrutar un poco más de la calidez de los villaclareños. Eso si, regresaron conmigo los fantasmas buenos que hicieron el periódico y los recuerdos de los amigos viejos y nuevos.

About these ads
 
 

Etiquetas: , , ,

8 Respuestas a “Entre amigos y fantasmas

  1. juan

    12/08/2012 at 11:13 PM

    Pedro…. considero que fue útil, de pan solo no vive el hombre, modestia parte

     
  2. Rocio Hernandez

    13/08/2012 at 12:32 PM

    ¡Excelente! Dicen que recordar es volver a vivir.

     
  3. arturo chang

    13/08/2012 at 5:00 PM

    !

     
  4. Sarabanda Pérez

    13/08/2012 at 5:20 PM

    Felicitaciones a los villaclareños. Allí hice prácticas preprofesionales cuando estaba en segundo año de Periodismo, tuve a Pedro de la Hoz como tutor. La pasé tan bien que decidí, siendo habanera, volver en cuarto año, esa vez a las prácticas de televisión en TeleCubanacán. Conocí de la mano de Rafael Daniel y su camarógrafo Pepín, que entonces tenían que viajar de Sancti Spíritus a Santa Clara porque no tenían telecentro, los Lagos de Mayajigua y Topes de Collantes. Realizaban un documental para ver las bondades de aquellos escenarios y convertirlos al turismo de salud, como después fue. Tengo los mejores recuerdos del Vanguardia, por eso twitteo a tiempos con el Chino Chang, un genio para mí y me precio de tener excelentes amigos en la emisora CMHW. Felicitaciones nuevamente Pedro, comparto algunos de tus fantasmas buenos que conocí en los años 87 y 89 de mi vida universitaria. Gracias por tu crónica!!!.

     
  5. Irma Caceres

    21/08/2012 at 3:46 PM

    Pedro, que bueno…asi se escribe tambien la historia…ojalà que todos lo hicieramos y podriamos compartir y dejar testimonio de nuestra inmensa historia cubana, que muchos quieren ensombrecer y ver oscuridad donde solo ha habido y hay luz.. felicitaciones.

     
    • hdezsoto

      23/08/2012 at 3:42 PM

      ¡Ahhh, Irma, amiga, profesora…! Gracias.

       
  6. Dailyn

    07/09/2012 at 5:38 PM

    Gracias Pedro por esos recuerdos, seguro el “fantasma” de mi padre también estuvo allí. Siempre que mencionen Vanguardia el estará presente…

     
    • hdezsoto

      11/09/2012 at 11:25 AM

      Dailyn:
      NO merece gracias, es un deber. René Rodrigo Ruano Arencibia fue de los que puso fuerte su hombro al lado mío para empujar hacia adelante el periódico Vanguardia . Fue mi fiel amigo, mi compañero, en ocasiones consejero, como los buenos. De él aprendí mucho. Honor a su memoria y a la de muchos otros. Olvidarlo sería inmoral, imperdonable.

       

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 86 seguidores

%d personas les gusta esto: